Nacional > Contienda electoral

Margen de error, cobertura y caudillos: desafíos de las encuestas municipales

Para las departamentales, las empresas de opinión pública realizan sondeos por teléfono; trabajan con muestras más pequeñas, lo que las expone a más inexactitudes

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2020 a las 05:00

Juan Ignacio Berro, especial para El Observador

Las elecciones departamentales del 27 de setiembre suponen varios desafíos para las empresas consultoras de opinión pública. A la dificultad de conseguir receptividad en la población para responder (y los desequilibrios en la proporción de personas que contestan según el rango etario), un problema que se arrastra desde hace varios años, se le suman los elevados márgenes de error que significa trabajar con muestras más pequeñas, junto al tradicional concepto de que la encuesta solo es “la foto de un momento determinado”.

Las cinco encuestadoras más importantes (Cifra, Equipos Consultores, Factum, Opción y Radar) vienen haciendo públicas sus mediciones de opinión pública. Han sido varios los sondeos publicados hasta la fecha, la mayoría de ellos realizados vía telefónica, ya que prácticamente no hay más encuestas realizadas cara a cara. 

En el caso de Cifra, la metodología utilizada ha sido, últimamente, la de “encuestas telefónicas a teléfono fijo y celular”, según declaró a El Observador su directora ejecutiva, Mariana Pomiés. En algunos casos han hecho también algunas mediciones vía internet en el interior, aunque no constituyen la mayoría.

Factum es otra de las encuestadoras que “ya desde la elección pasada” utiliza la telefonía fija y celular para elaborar los sondeos. Uno de los motivos es que a través de esta metodología existe mayor “facilidad en el acceso a las encuestas en relación a las cara a cara”, afirmó Eduardo Bottinelli, director de esa empresa. También se puede llegar a todo el territorio de manera más sencilla “y no implican un costo tan elevado de organización y de implementación como las cara a cara”.

Pese a la metodología utilizada, la predisposición de los ciudadanos para responder las encuestas es cada vez menor. “Es un fenómeno que estamos teniendo en general, una mayor dificultad de que las personas contesten el teléfono, de que respondan las encuestas por internet”, advirtió Pomiés.

La directora ejecutiva de Cifra señaló que existe “una tendencia natural de no contestar por ejemplo a números que no se conocen, sobre todo en determinados segmentos con gente de menos recursos e ingresos”. Las personas mayores son las que más contestan el teléfono fijo, y en los hogares en los que no viven adultos mayores se responde menos el teléfono de línea.

Eso conlleva cierto sesgo en la muestra, algo que debe ser corregido a través de, por ejemplo, la insistencia a personas jóvenes que son un poco más reacias a responder llamados. Según dijo la especialista en opinión pública, la clave está en “llamar e insistir muchas veces”. “Conseguir que un joven responda cuesta mucho más tiempo y recursos que conseguir a un adulto. Pero hay que buscarlos”, afirmó Pomiés.

Esta empresa tiene pensado hacer una o dos mediciones más en Montevideo hasta el 27 de setiembre, aunque depende de la demanda que haya. En el interior han hecho encuestas para clientes particulares (por lo general partidos políticos), aunque han sido reservadas. 

Las dificultades de trabajar con muestras pequeñas

Si hay algo recurrente en las elecciones departamentales es que, por lo general, las muestras que se diseñan para realizar encuestas en cada departamento suelen ser más pequeñas que en la elección nacional. Eso necesariamente deriva en que haya márgenes de error más grandes.

Otro factor que suele complicar a las encuestadoras es la competencia pareja entre los partidos, explicó el director de Factum. “La volatilidad que puede haber adentro de un partido es mayor que la que puede haber entre partidos. La gente tiene más posibilidades de mover su voto sin la necesidad de cambiar de partidos. Eso presenta dificultades a la hora de estimar el comportamiento”, dijo Bottinelli.

Una de las formas de evitar esa situación es trabajar con muestras más grandes, algo que por lo general significa mayores costos para las encuestadoras, que a veces no cuentan con los recursos suficientes y no existe demasiada demanda. “Si se hacen encuestas grandes en un departamento pueden tenerse márgenes de error razonables”, resumió Pomiés. Según Bottinelli, para que los márgenes de error no sean tan amplios deberían hacerse muestras de 1.000 casos en cada departamento”, algo que conlleva “costos muy importantes”.

La única empresa de opinión pública que divulgó los resultados de un sondeo a nivel de cada departamento fue Opción Consultores, a raíz de un objetivo que se propuso para “llevar un paneo genérico de todo el país”, señaló Rafael Porzecanski, su director. Ese paneo fue realizado “sin pretender una precisión quirúrgica, con una muestra de casos parecida a lo que sería una interna frentista o blanca”.

“Cuantos más casos, más se achica el margen de error y sería lo deseable”, sostiene Porzecanski. “Como hemos dicho siempre: hay que tomar con el recaudo que corresponde una encuesta que tenga mayor margen de error que las encuestas tradicionales”, advirtió. 

De todos modos, afirmó que en Opción están “convencidos de que es mejor una muestra de 200 casos relativamente bien construida que una muestra de 800 mal construida”.

Los márgenes de error para las 18 encuestas divulgadas por Opción a comienzos de agosto oscilan entre +/- 6,9% para las que contienen muestras de 200 casos y entre +/- 8,0% y +/- 9,4% para las que las muestras son de 100 a 150 casos. Opción también va a presentar una segunda encuesta de intención de voto en el interior, que en ese caso estará conformada por muestras de un “mínimo de 200 casos”.

Otros desafíos que implican las encuestas telefónicas

Si hay algo en lo que existe unanimidad entre las consultoras y los partidos que las contratan es que no todo es tan sencillo en la realización de encuestas telefónicas. Y es que “todas las metodologías tienen algún problema”, según Botinelli. Uno de los inconvenientes es que los cuestionarios deben ser más cortos que en las encuestas cara a cara. El otro es, por ejemplo, que la “penetración” de la telefonía fija en el territorio nacional es bastante desigual: “Hay un 70% más o menos de penetración telefónica en todo el país, pero hay departamentos que tienen menos de 50%”. 

Para evitar esos problemas, Factum eligió hacer “un mix” entre sondeos de telefonía fija y celular que permita, entre otras cosas, compensar el hecho de que sean las personas mayores de edad las que contestan más los teléfonos fijos y los más jóvenes quienes contestan los celulares.

En el caso de Opción Consultores, se trabaja con “telefonía celular, predominantemente” (en Montevideo y Canelones es exclusiva) y en el interior se lo complementa con telefonía fija “para tener una mayor cobertura de localidades puntuales”.

El peso de los caudillos

Una particularidad de las elecciones departamentales es el peso de los llamados caudillos, predominantemente en el interior. Ese peso del caudillismo hace que, según se desprende de la medición de intención de voto que hizo Opción, en 11 departamentos existan candidatos a la reelección. Así lo explicó Pomiés: “Las autoridades locales en el interior son autoridades mucho más cercanas. En las elecciones departamentales del interior la gente se involucra mucho más, por los tamaños, porque se trata de gente conocida o en donde se conoce a alguna persona que trabaja en la campaña”

En Montevideo es distinto, en parte por la lógica de candidaturas rotativas que impulsó el Frente Amplio o por las aspiraciones nacionales de los electos intendentes capitalinos. “El Frente ha tenido, predominantemente, una política de rotación de sus intendentes, entonces no se ha generado un liderazgo local montevideano específicamente para la intendencia”, argumentó Porzecanski. “Ni siquiera sucedió eso con Tabaré Vázquez, quien rápidamente enfiló sus objetivos hacia la carrera nacional”, remató.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...