Mundo > IGLESIA CATÓLICA

La cadena de abusos sexuales que no para de crecer: 3.600 niños y 1.670 sacerdotes

Según un nuevo informe sobre los casos en Alemania, durante décadas la Iglesia ha "destruido o manipulado" numerosos documentos y, ha "minimizado" la gravedad de los hechos

Tiempo de lectura: -'

13 de septiembre de 2018 a las 05:04

Un nuevo escándalo de abusos sexuales a niños descubierto en las últimas horas dejó expuesta a la Iglesia católica, que busca la forma de enfrentar el grave problema que atraviesa. El último caso refiere a los abusos que miles de niños sufrieron por parte de sacerdotes entre 1946 y 2014 en Alemania, según un estudio sobre la Iglesia católica alemana que está acusada de ocultar los hechos, revelaron este miércoles varios medios.

El estudio completo será presentado el 25 de septiembre en Fulda (estado de Hesse) durante la Conferencia episcopal alemana por su presidente, el cardenal Reinhard Marx. 

Al menos 3.677 niños, en su mayoría varones menores de 13 años, fueron víctimas de abusos sexuales por parte de 1.670 clérigos, según este informe, que fue dado a conocer por los semanarios Spiegel y Die Zeit. 

Durante tres años y medio, un grupo de investigadores de las universidades de Mannheim, Heidelberg y Giessen examinó 38.000 "dossiers" y manuscritos provenientes de 27 diócesis alemanas y transmitidos por la Iglesia. No obstante no tuvieron acceso directo a los archivos. 

Lea también: "Estamos obligados a condenar con fuerza estas atrocidades" dijo el papa sobre los casos de pedofilia en la Iglesia

Según el informe, durante décadas la Iglesia ha "destruido o manipulado" numerosos documentos vinculados a los sospechosos y, ha "minimizado" la gravedad y la amplitud de los hechos. 

Sanciones mínimas

Según el informe, los sacerdotes acusados con frecuencia eran trasladados sin advertir a los fieles sobre el posible peligro de éstos para los niños en sus nuevas diócesis. En total, solamente un tercio de los sospechosos han enfrentado juicios de acuerdo a la ley canónica, pero las sanciones han sido mínimas, incluso inexistentes, señalan los autores del informe.

Desde hace varios años, la Iglesia católica de Alemania, como en todas partes del mundo, se ve sacudida por las revelaciones de abusos sexuales.

En 2017, un informe reveló que al menos 547 niños del coro católico de Ratisbona (en el Alto Palatinado, Baviera) fueron víctimas de sevicias entre 1945 y 1992.

Este caso se suma al informado un mes atrás por la Corte Suprema de Pensilvania (Estados Unidos), quien publicó un informe de más de 1.300 páginas en el que se señala que unos 300 sacerdotes católicos son responsables del abuso sexual de más de 1.000 menores en seis diócesis de ese estado.

De acuerdo con el texto, las víctimas fueron mayormente varones, aunque también hubo menores de sexo femenino, adolescentes y preadolescentes.

Papa convoca a conferencias

En medio del escándalo, el papa Francisco convocó para febrero de 2019 a una reunión en el Vaticano con todos los presidentes de Conferencias episcopales para tratar el tema de "la protección de los menores", anunció este miércoles la Santa Sede. Desde hace meses, el papa Francisco se enfrenta a una crisis sin precedentes por las continuas revelaciones de escándalos de abusos sexuales, en varios países, en particular Australia, Chile y Estados Unidos.

La reunión tendrá lugar entre el 21 y 24 de febrero de 2019, según un comunicado del "C9", el Consejo de cardenales que ayuda al Papa Francisco en la reforma del Vaticano.

Un exembajador de la Santa Sede, monseñor Carlo María Vigano, llegó a pedir la dimisión del papa en agosto, tras acusar a Francisco de haber protegido durante cinco años al cardenal estadounidense Theodore McCarrick, sospechoso de agresiones sexuales a seminaristas y clérigos.

Lea también: Francisco entre las intrigas, el complot y los odios de la curia

El papa tiene previsto recibir el jueves a los principales miembros de la Conferencia episcopal estadounidense: su presidente, el cardenal Daniel DiNardo, su vicepresidente, monseñor José Horacio Gómez y su secretario general, monseñor Brian Bransfield.

Estará presente igualmente el arzobispo de Boston, Sean O'Malley, presidente de la Comisión pontifical para la protección de menores.

La comisión de O'Malley ya había advertido el domingo que la lucha contra los abusos a menores debía ser la "prioridad" de la Iglesia católica.

Consternados y avergonzados

La Iglesia católica alemana se declaró el miércoles "consternada y avergonzada" tras la filtración del estudio que revela el abuso de miles de niños por parte de sacerdotes.

"Somos conscientes de la amplitud de los abusos sexuales que demuestra el estudio. Nos sentimos consternados y avergonzados por ello" declaró el obispo Stephan Ackermann en nombre de la Conferencia episcopal.

El 11 de setiembre de la Iglesia

Los abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra menores durante años son "el 11 de septiembre" de la Iglesia católica, aseguró el arzobispo Georg Gaenswein, secretario del papa emérito Benedicto XVI.

"Hoy es el 11 de septiembre, fecha de un desastre apocalíptico, y también la Iglesia, en el torbellino de las noticias las últimas semanas (...) observa llena de desconcierto su propio 11 septiembre, nuestra catástrofe", afirmó el arzobispo, en referencia a los abusos sexuales.

"Sin embargo (nuestra catástrofe) no está asociada a una sola fecha, sino a muchos días y muchos años e innumerables víctimas", añadió el que fuera "hombre fuerte" del Vaticano durante el pontificado del papa Ratzinger.



Gaenswein utilizó el símil entre los atentados del 11S en Estados Unidos y el terremoto creado en la Iglesia católica por las revelaciones sobre décadas de abusos sexuales al presentar el libro "The Benedict option" del periodista estadounidense Rod Dreher, en el Parlamento italiano.

"Nadie ha atacado a la Iglesia de Cristo con aviones de línea llenos de pasajeros. La Basílica de San Pedro sigue en pie", señaló, pero -continuó con el paralelismo- "las noticias provenientes de EEUU últimamente nos han informado de cuántas personas han quedado heridas irremediable y mortalmente por sacerdotes de la Iglesia católica".

 

Con AFP y EFE

 

Comentarios