Economía y Empresas > Consejos de Salarios

Por la inflación, pocos sectores tendrán un aumento real de salarios

Si la inflación mantiene comportamiento solo trabajadores de pocos sectores de actividad tendrán ajuste por encima del IPC en los próximos dos años

Tiempo de lectura: -'

27 de diciembre de 2018 a las 05:04

En los últimos meses se aceleró la séptima ronda de Consejos de Salarios y 161 grupos cerraron convenios colectivos. El Poder Ejecutivo había establecido tres sectores de negociación: dinámico, medio y en problemas.  La mayoría optó por el camino intermedio y   hubo 29 que quedaron clasificados como en problemas. Es posible que los trabajadores de esos sectores de actividad no reciban aumento de salario real en los próximos dos años.

La Universidad Católica, dentro de su informe anual de conflictividad laboral, hizo un resumen de la ronda salarial. Allí informó que de los 161 convenios firmados, hubo 109 con vigencia de dos años, 29 a 30 meses y 16 a tres años. A su vez, 122 grupos se ubicaron como medios y nueve como dinámicos (además de los 29 en problemas).

El documento indicó que en los sectores con desempeño intermedio tendrán un ajuste de salario nominal de 15,5% para los convenios con vigencia de dos años, 18,5% en 30 meses y 22% en tres años. En el caso de los grupos en problemas se acordaron ajustes que acumulan entre 13% y 18,5% según sean de dos o tres años.

La Universidad Católica explicó que si la inflación se comportara en el futuro igual que en los dos años anteriores y de acuerdo al monto del ajuste nominal, solo los sectores dinámicos tendrían un aumento de salario real. Esa posibilidad surge  del comportamiento del índice de Precios al Consumo (IPC) que acumuló 16,6% en los dos últimos años y 24,7% en los tres.

Más allá de no recibir aumento salarial, el informe recordó que todos los acuerdos incluyeron correctivos justamente para evitar la pérdida de salario real. Las pautas establecieron que a los 18 meses se deberá comparar los ajustes otorgados con la inflación acumulada en ese período y si el IPC fuera mayor se abonará la diferencia como ajuste salarial. Lo mismo está previsto para la finalización del convenio, es decir que se asegura que el aumento nunca quede por debajo de la inflación. Sin embargo, 55 subgrupos establecieron correctivos antes, como ocurrió con subgrupos de la construcción que lo fijaron a los 11 meses o en algunos casos al año recuperando el salario real antes si correspondiera.

A su vez, el 72% de los convenios incluyeron una cláusula de salvaguarda que adelantaría el correctivo luego de acordarlo en el Consejo de Salario correspondiente, si la inflación fuera mayor a 8,5% en el primer año.

Además, el 92% suscribió una cláusula gatillo por si el IPC aumenta fuera de lo previsto. En este caso, se estableció que si supera el 12% en el año móvil anterior, al mes siguiente se aplicará un ajuste salarial por la diferencia entre los aumentos nominales y la inflación.

Perspectivas

La Universidad Católica sostuvo que la mayor dificultad para 2019 será resolver los problemas del mercado de trabajo, situación que genera preocupación en los últimos tiempos en el gobierno, los empleadores y los sindicatos. En ese sentido, recordó que los empresarios habían  demandado mayor cautela al momento de definir las pautas para la negociación salarial. Mencionó que si bien el empleo también es prioridad para los trabajadores, el PIT-CNT creció los lineamientos para los Consejos de Salarios considerándolos insuficientes. Sin embargo, dijo el documento, al momento de negociar los acuerdos se cerraron, con un 86% de convenios tripartitos o votados por empresarios y trabajadores.

“Con la mayor parte de los trabajadores amparados en los convenios y siendo 2019 un año electoral que además de desviar energías en las diferentes campañas deja poco margen para modificar el presupuesto, se estima que la conflictividad laboral se reduzca siguiendo el mismo comportamiento que en los últimos años de cada gobierno”, concluyó el documento.

El último grupo grande

Luego de meses de negociación llegó diciembre y en los supermercados no se había alcanzado un acuerdo. Con la proximidad de fin de año la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicio (Fuecys) anunció que realizaría ocupaciones en las cadenas de venta durante Navidad y fin de año. En caso de seguir sin acuerdo las medidas continuarían durante la temporada.

El miércoles 19 de este mes, luego de varias reuniones, la Cámara de Comercio —en representación de la Asociación de Supermercados— y la federación de trabajadores lograron firmar el convenio colectivo. Una de las principales trabas era la fijación del monto de una partida por antigüedad que perciben los empleados de los supermercados.

Luego de una propuesta del Ministerio de Trabajo, las partes cerraron un acuerdo de 24 meses de duración. Se fijaron dos franjas para salariales para otorgar los aumentos. La primera incluyó a los salarios mínimos de las categorías y hasta un 20% por encima de ese valor. La segunda para las remuneraciones que superaran en más de 20% los mínimos de las categorías. Se acordó que la primera franja recibiera un incremento nominal de 3,75% retroactivo a julio y 3,5% para la segunda.  

Sobre la prima por antigüedad se estableció que a partir del 1° de enero de 2019 y hasta junio fuera de $ 285 nominales. A partir de julio el valor quedó en $ 305.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...