Nacional > Intervención

Megaoperativo en Cruz de Carrasco: 19 allanamientos para desarticular banda narco

El objetivo principal fue terminar con las presiones, extorsiones y desalojo que llevaba adelante un clan familiar en ese barrio 

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2018 a las 08:46

El Ministerio del Interior desplegó un nuevo megaoperativo en Montevideo con el objetivo de desarticular bandas de criminales que toman el control de los barrios. Esta vez, la intervención fue en la Cruz de Carrasco, en donde operaba un clan familiar dedicado al narcotráfico que ejercía “una fuerte influencia y presión sobre los vecinos a través de extorsiones y desalojos forzosos de viviendas con el propósito de alquilarlas”, según informó la cartera de seguridad en un comunicado. 

Esta mañana se realizan allí un total de 19 allanamientos, ordenados por los fiscales Mónica Ferrero, de Estupefacientes, y Juan Gómez, de Homicidios. Los fiscales lideran una investigación sobre el tema desde hace dos meses, y descubrieron que la banda de narcos que hasta el momento operaba en este lugar aplicaba una "inusitada violencia hacia las personas del lugar".

Entre otros objetivos las autoridades desarrollan tres censos barriales, ya que allí hay dos complejos habitacionales construidos entre 1975 y 1978 que con los años han crecido de manera irregular mediante la construcción o ampliación de viviendas no autorizadas que bloqueaban las vías de ingreso, pasajes internos y espacios públicos.

En ese predio, delimitado por Camino Carrasco, Camino Oncativo, Agazzi y Monzoni viven 1950 vecinos. De acuerdo a las primeas investigaciones, ya se sabe que esas viviendas "nunca fueron escrituradas en forma definitiva".

Fue esa "irregularidad de la propiedad", explicó el comunicado de Interior, lo que propició que se generara "un escenario favorable para la instalación de una cultura de la ilegalidad absoluta en relación al uso de los servicios públicos de luz y agua, al pago de impuestos y a la legalización de los procesos de compra y venta de viviendas".

En ese sentido, fueron enviados al operativo técnicos de UTE y OSE para que inspeccionen las casas que sean allanadas y puedan constatar que no haya suministro ilegal de los servicios de agua y luz.

Por su parte, la Intendencia de Montevideo -otro de los organismos que participaron de la investigación- solicitó a la cartera de seguridad que uno de los tres censos encomendados "permita identificar a las personas que se encuentran usurpando el área a los efectos de accionar los mecanismos de desalojo y demolición correspondientes", tal como ocurrió meses atrás con varias construcciones del complejo de Los Palomares, en el barrio de Casavalle.

Antecedentes 

En la intervención policial de este miércoles participaron 250 efectivos, y es el quinto operativo de este tipo que se despliega en Montevideo. El primero fue el que ocurrió en Casavalle y se trató del más extenso: con varios capítulos, se extendió durante cuatro meses. Comenzó en marzo y en julio -la última etapa- comenzaron las demoliciones de las construcciones irregulares y con peligro de derrumbe. Ese operativo tuvo como resultado la condena de todos los integrantes de la banda de los Chingas que operaban en ese barrio y la de de vecinos que usurparon las viviendas que quedaron vacías por los desalojos: durante 2017 habían sido expulsados de sus casas por los narcos al menos 110 personas. 

Las otras tres intervenciones sucedieron en octubre. El 4 de ese mes entraron efectivos al complejo Quevedo ubicado en Jardines del Hipódromo, en donde actuaba el clan Figueroa, otro grupo familiar dedicado al narcotráfico. Esa familia también desalojó a vecinos de sus casas para extender su poder en la zona, e instalaron un alambre perimetral y 36 cámaras de seguridad. Cuatro delincuentes fueron condenados y enviados a prisión.

El plan, definido por el presidente Tabaré Vázquez meses atrás -con el objetivo "de garantizar la convivencia en diversos enclaves territoriales del país", según consigna el Ministerio del Interior-, siguió 12 días después en Villa Española: ingresaron 350 efectivos, se hicieron 54 allanamientos y se detuvieron 15 adultos, aunque fueron condenado solo dos con prisión.

Por último, poco más de 15 días atrás, la policía irrumpió en tres casas ubicadas entre el Cordón y Parque Batlle. El 21 de octubre, luego de semanas de tareas de inteligencia, se detuvo a 11 sospechosos y se encontraron varias armas y objetos robados en las calles Palmar,  Acevedo Díaz y 20 de Setiembre. Fueron condenadas cuatro personas, entre ellas el Macumba, que fue enviado cuatro años a prisión y otro año de libertad vigilada por los delitos de comercialización de drogas y tráfico interno de armas.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...