Cargando...

Economía y Empresas > Europa

Merkel se comprometió a acelerar el TLC entre Europa y Mercosur

La canciller alemana está de visita en Brasil en busca de nuevos negocios

Tiempo de lectura: -'

21 de agosto de 2015 a las 05:00

La canciller alemana, Angela Merkel, presionó ayer al gobierno de Brasil para que abra más sus mercados a compañías extranjeras, y se comprometió a hacer gestiones para acelerar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur.

Merkel se encuentra en Brasil para una visita de dos días con una importante delegación de funcionarios de gobierno y representantes de compañías alemanas, que han invertido más de € 19.000 millones –unos US$ 21.220 millones– en la estancada economía latinoamericana.

Merkel dijo que "el Mercosur es un grupo bastante heterogéneo, pero Brasil es el líder. Vamos a trabajar con la Comisión Europea para acelerar las negociaciones para el acuerdo entre Unión Europea y Mercosur". Las negociaciones entre ambos bloques sobre un acuerdo de libre comercio comenzaron en 1999 y en el pasado tambalearon debido a los subsidios agrícolas de la Unión Europea y la apertura de industrias del Mercosur a la competencia desde Europa.

"Me dio la impresión de que la presidenta está muy interesada", dijo Merkel sobre la negociación del acuerdo de libre comercio tras reunirse con Rousseff.

Uruguay sigue de cerca las negociaciones y el TLC con Europa ocupa un lugar estratégico en la agenda de inserción externa del gobierno de Tabaré Vázquez.

En junio, se reunieron mandatarios y cancilleres del Mercosur con representantes de la Unión Europea en Bruselas y acordaron intercambiar en el último trimestre de año una lista de bienes que entrarían en un eventual acuerdo y el proceso de desgravación arancelaria.

En esa instancia se descartó además la idea manejada previamente de negociar un acuerdo a dos velocidades, con una avanzada por parte de Brasil, Uruguay y Paraguay, y un mayor rezago por parte de Argentina en la negociación. Venezuela, en tanto, no forma parte de las negociaciones.

Nuevos negocios

En su primer contacto con la prensa, Merkel apuntó que si mejoran las condiciones de inversión en Brasil podría incrementarse el comercio bilateral, que en 2014 alcanzó los US$ 20.400 millones.
"Podríamos ampliar nuestro comercio. Necesitamos una condición de inversión confiable", dijo Merkel en Brasilia, al presionar por un mejor acceso al mercado local para los productos alemanes como por ejemplo farmacéuticos y tecnología médica.

Merkel enfatizó la "relación muy especial" de Alemania con Brasil, donde operan más de 1.300 compañías germanas. "Las empresas alemanas quieren y están dispuestas a invertir aún más en Brasil", añadió. En su territorio operan unas 1.300 empresas alemanas, como la automotriz Volkswagen, la química BASF, la farmacéutica Bayer y la siderúrgica Thyssen-Krupp, entre otras, que emplean a unas 250 mil personas.

Según la cancillería brasileña, uno de los objetivos de Rousseff para esta visita es invitar a los capitales alemanes a sumarse al programa de concesiones para obras de infraestructura que lanzó este año su gobierno por unos US$ 64.000 millones. Entre las compañías interesadas en el programa figuran Siemens, Fraport y Deutsche Bahn, que enfrentan la competencia de empresas chinas.

La visita de Merkel es considerada un gesto político significativo porque se da en momentos difíciles para Rousseff. Con su partido golpeado por un escándalo de corrupción en la estatal Petrobras y con la economía en su quinto año de baja actividad, la popularidad de la mandataria se derrumbó a niveles de un dígito.

El domingo pasado Brasil fue escenario de masivas protestas callejeras en más de 200 ciudades para pedir la salida de la debilitada mandataria mediante un juicio político. Durante el breve paso de la delegación alemana por la capital brasileña, los siete ministros y cinco viceministros que acompañaron a Merkel se reunieron con sus pares locales como parte del diálogo intergubernamental entre ambas naciones. El gigante latinoamericano vive un período de estancamiento económico y legislativo, falta de alternativas viables a los partidos políticos establecidos y un revés económico que llevó a su moneda, el real, a mínimos de 12 años. Un extenso escándalo de corrupción ha involucrado a líderes políticos y empresariales del país, y un organismo federal está considerando rechazar el resultado oficial de las cuentas fiscales del 2014.l

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...