Economía y Empresas > Respuesta

MontevideoGas salió al cruce del sindicato y refutó cifras sobre el negocio

La empresa también recordó que las medidas sindicales de los últimos tiempos inciden “negativamente” en la percepción y expectativas de clientes, y potenciales clientes

Tiempo de lectura: -'

28 de septiembre de 2020 a las 15:22

Los trabajadores de MontevideoGas presentaron días atrás a autoridades del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) una nota en la que expusieron su visión sobre la situación del negocio de distribución de gas por cañería, dieron cifras y apuntaron contra la gestión privada, primero de la firma Gaz France y luego de Petrobras. En un extenso informe al que accedió El Observador, la empresa –hoy en manos del gobierno– salió al cruce y marcó varios puntos con los que tiene discrepancias.

Gestión privada

Según el sindicato, “la por dos veces fracasada gestión privada del servicio público de gas natural ha arrojado un deterioro cada vez mayor”.

Para la empresa, el aporte de operadoras de primera línea en la distribución de gas por redes ha permitido que MontevideoGas –así como Conecta– adquiera el know-how para acreditar como operador técnico de la concesión, a través de su propio personal.

“En esa línea debe reconocerse además que MontevideoGas no sólo ha realizado la renovación de la totalidad de la cañería de hierro fundido, por una moderna red de polietileno, sino que ha extendido a prácticamente el doble la extensión de la red de distribución de gas en Montevideo (de los 414 km iniciales de la concesión a los 783 km actuales), para incrementar las ventas en todos los mercados y para aumentar el número de clientes y sus consumos unitarios”, dice el texto.

Y agregan que la empresa ha incorporado a lo largo del tiempo “las mejores prácticas de la industria en cuanto a estándares de seguridad y calidad de servicio (según encuesta de satisfacción de clientes el 90% se encuentran satisfechos con el servicio), y ha desarrollado una cadena de proveedores de gasodomésticos, instaladores matriculados, empresas constructoras de redes e instalaciones de gas”.

Pérdida de usuarios

Para la Unión autónoma de obreros y empleados del gas (Uaoegas), el “mayor ejemplo” de la mala gestión es la pérdida de usuarios. MontevideoGas respondió que las bajas se vienen dando esencialmente por la falta de competitividad y principalmente en los clientes de un solo uso (cocina), donde el gas natural compite directamente con la garrafa de GLP.

Explicaron que desde el 2015 al 2019, en el segmento residencial de un solo uso, hubo una disminución de clientes de 3.224 y en contrapartida, en el mismo período, hubo un aumento de 702 clientes de 2 y 3 usos (cocina, calentamiento de agua y calefacción).

“Frente a un escenario de dificultades en la competitividad del gas, con valores que llegaron a los US$ 24 MMBTU en el 2013, para aumentar el número de clientes residenciales, la empresa adoptó estrategias que compensaron la baja estructural de clientes de 1 uso (cocina) por otros de 2 y 3 usos sumado a la incorporación de importantes clientes en el mercado comercial, y coyunturalmente, cuando los precios fueron competitivos, en el mercado industrial de gran consumo”, dice el texto.

Además, resaltaron que la competitividad y la confiabilidad del servicio son factores determinantes para la captación y para la conservación de los clientes. “En ese sentido el haber puesto en cuestionamiento en la opinión pública en los últimos años, por parte del sindicato, la continuación de la empresa, no ha colaborado con crear la imagen y la seguridad necesaria para aumentar y conservar clientes de calderas de edificios”, dice el reporte.

Pérdida de facturación

La nota del sindicato dice que “en facturación los 7.612 usuarios perdidos representan anualmente U$S 1.104.967 de cargo fijo y U$S 1.562.950 de consumo de gas”.

MontevideoGas discrepa y explica que a diciembre de 2005 había 44.277 medidores instalados y al cierre de julio 2020 había 37.800 medidores por lo que la variación neta da 6.477 medidores.

Y explicaron que, según registros de la empresa, los motivos de las bajas de medidores son por fallecimiento del cliente, deuda y mudanza. Se trata de clientes de bajo consumo, mayoritariamente de un uso (cocina), segmento en el cual el gas natural tiene dificultades de competitividad y las readecuaciones normativas de la instalación para la reconexión (por ejemplo la colocación de rejillas de ventilación) hacen que el cliente opte por otros energéticos como el supergás, según la empresa.

Por otro lado, destacaron que según datos correspondientes al último quinquenio, el consumo unitario de las bajas residenciales arroja 47 m3/año. Asimismo las tarifas contienen 2 componentes: el cargo fijo y el cargo variable (que se compone por el costo del gas, que se abona al proveedor, más el margen regulado).

“Por tanto, la pérdida de ingresos, con valores tarifarios actuales, sería el monto de cargo fijo de los 6.477 clientes, que representa US$ 569.846, más el margen regulado aportado por esos clientes, que sería US$ 102.537 es decir, un total de US$ 672.383”, dice el informe.

Pérdida de puestos de trabajo

El sindicato sostiene que la gestión privada “también ha resultado un fracaso” en términos de puestos de trabajo. Y explica que se pasó de tener 476 trabajadores al momento de la privatización en 1995 a 148 en la actualidad.

MontevideoGas afirma que son 153 las personas integrantes de la plantilla de la empresa y que esa cantidad de empleados “muestran un compromiso” de la dirección con “una gestión eficiente en beneficio de clientes y demás stake holders (partes interesadas)”.

“Bocas ociosas”

Los trabajadores expresaron ante el MIEM que las “bocas ociosas”, es decir domicilios de clientes que en algún momento tuvieron gas, representan entre 30 mil y 35 mil cañerías que pueden ser potenciales usuarios.

La empresa argumenta que este punto se debe analizar desde el año 2004 en adelante (conversión de gas manufacturado a gas natural), dado que las instalaciones anteriores “tendrían mínimas posibilidades” de tener las condiciones de normativas para retomar el servicio por tratarse de cañerías de hierro galvanizado mayoritariamente de más de 20 años. La reinversión para reconectarlas sería equivalente a una instalación nueva (este concepto también es extrapolable a muchas bajas de clientes más recientes).

“Considerando esa fecha, el número estimado sería 18 mil instalaciones, de las cuales algunas no estarían actualmente sobre red de gas luego de la renovación de la antigua red de hierro fundido. Además los registros históricos muestran que solamente entre 60% y 64% de los que solicitan el servicio, y alguna vez tuvieron gas, cumplen las condiciones reglamentarias actuales o están dispuestos a realizar las adaptaciones necesarias para hacerlo”, dice otra parte del informe.

“Lo más importante a señalar es que a pesar de las condiciones adversas del mercado, el gas natural para el mercado regulado en Montevideo, ha conseguido expandirse desde un volumen de venta de 14,95 millones de m3/año en el 2002 a 42,24 millones de m3/año en el 2019”, añade MontevideoGas.

Trabajo y más fuentes laborales

La nota entregada al MIEM dice que los trabajadores “impulsan” que la empresa sea “sustentable”, “se expanda” para asegurar los actuales puestos de trabajo y propender a generar más fuentes laborales en un futuro”.

La empresa tiene una visión opuesta. “La historia nos ha mostrado que la voluntad de trabajo y colaboración enunciada por el sindicato no se traduce en hechos concretos, más bien lo contrario, las medidas de fuerza inciden negativamente en la percepción y expectativas de los clientes y potenciales clientes al momento de evaluar la conveniencia y perdurabilidad del servicio del gas por cañería, lo cual tiene su efecto en las altas y bajas de clientes”.

También destacaron que aún siguen sin respuesta las propuestas formuladas por la empresa al sindicato en estos años. Por ejemplo, una planteada al Centro de Contacto para colaborar con la difusión y promoción de los beneficios comerciales ofrecidos por la empresa para la captación de nuevos clientes y aumento de usos.

Además, apuntaron a otras medidas sindicales que se consideran fueron “perjudiciales”, como “reiteradas denuncias públicas que ponían en duda la continuidad del servicio, o la afectación de la seguridad por decisiones empresariales, las que fueron totalmente infundadas”.

También recordaron que en los últimos años se concretaron tres huelgas de hambre, una huelga general prolongada e innumerables ocupaciones, siendo la de más repercusión en la opinión pública, la ocupación con “control obrero” ocurrida en abril de 2019.

Por otro lado, MontevideoGas destacó que la “meta fundamental” es ser rentable, para lo cual, en primera instancia, debe ser autosustentable, preservando y desarrollando la seguridad y la calidad de excelencia del servicio. La empresa cerró 2019 con resultado neto positivo y se proyecta lo mismo para 2020.

Lea aquí el informe completo

Informe MONTEVIDEOGAS Sobre Nota Sindical (1) by El Observador on Scribd

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...