Nacional > CRIMEN ORGANIZADO

Murro pidió a Inefop que prestara dinero a Envidrio cuando el Fondes le negó financiamiento

El director del organismo dijo que el ministro lo llamo para que "encontrara una solución" para la cooperativa

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2018 a las 05:03

El ministro de Trabajo Ernesto Murro intercedió para que el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) le otorgara un crédito de US$ 1,6 millones a Envidrio, luego de que en 2017 el Fondes rechazara prestarle más dinero a la empresa autogestionada por sus trabajadores que ya le debía US$ 11,5 millones por falta de garantías suficientes. Así lo señaló el director del organismo, Eduardo Pereyra, quien este  jueves declaró como indagado en el juzgado de Crimen Organizado por la causa que investiga irregularidades en torno a esta compañía.

Pereyra fue interrogado sobre los motivos por los cuales el instituto que dirige le prestó dinero a Envidrio. Consultado sobre si él o algún otro integrante del Inefop recibió alguna presión o sugerencia para otorgar el préstamo Pereyra contestó: “No, me llamó el ministro (Ernesto Murro) para que encontráramos una solución al tema”. 

Según habían explicado los directivos de la cooperativa, cuando declararon este miércoles como indagados, la necesidad de pedir un nuevo préstamo surgió cuando en octubre de 2016 el horno de la planta dejó de funcionar, lo que llevó a que los 120 trabajadores de la firma quedaran en seguro de paro. Para aquel entonces, la cooperativa ya había recibo préstamos por un total de US$ 11,5 millones de parte del FONDES, una financiación que le había permitido iniciar la construcción de una segunda planta en el Parque Tecnológico del Cerro.

Sin embargo, aquella obra aún estaba incompleta, por lo que consideraron que la solución sería obtener US$ 1,2 millones para terminarla. Como el Fondes había aumentado las exigencias para otorgar financiación, les negaron el dinero, lo que los obligó a salir a buscar financiación. 

“Por ese motivo golpeamos varias puertas: Ministerio de Trabajo, de Industria, ANDE, PIT-CNT, el Parlamento y también en el Inefop donde se hace una solicitud de un préstamo para terminar el montaje que nos faltaba”, contó un directivo que declaró este miércoles como indagado en el juzgado de Crimen Organizado. 

Los trabajadores pidieron US$ 1,2 millones, pero el organismo decidió dar US$ 1,64 millones, en función de un informe elaborado por técnicos del Latu, quienes consideraron que solo con ese monto lograrían poner en marcha la planta. 

Pereyra dijo en el juzgado que tras el planteo de los trabajadores se visitó la planta y se vio que si bien estaba sin finalizar “había una gran inversión”.  “Nos dieron información respecto a lo viable de esta actividad y nos informaron del proceso y eso nos llevó a considerar, junto a nuestros equipos técnicos, la posibilidad de esta herramienta (fondos rotativos)”. 

Los llamados fondos rotativos, como el que recibió Envidrio, implica un apoyo económico que se aplica a la compra de herramientas insumos, y luego se va pagando en un plazo estipulado con cuotas que Pereyra definió como “accesibles y flexibles”.  El director del Inefop explicó que se llegó a esta solución "en consideración de las cuestiones políticas” y en conocimiento de que la empresa pretendía regularizar sus deudas con el Fondes, las cuales fueron reperfiladas en noviembre de 2018. 

¿Había garantías?

Consultado sobre si se había hecho algún estudio de viabilidad para otorgar el préstamo Pereyra contestó afirmativamente y agregó: "El ministro de Trabajo encomendó al LATU la realización de un estudio, llevó un proceso largo de consideración, de setiembre a diciembre aproximadamente”. Sin embargo, los trabajadores habían asegurado que ya en la visita que los representantes de Inefop hicieron a la planta ya les habían adelantado que le darían el dinero, pero que los técnicos del LATU igualmente irían para ver exactamente qué le faltaba a la planta para funcionar. 

“Inefop luego de recorrer la planta nos comunica que accede a darnos el dinero pero que previamente iban a citar al Latu para hacer un estudio técnico sobre lo que nosotros estábamos necesitando. Esa comisión trabajó durante un mes directamente en la planta con nosotros”, dijo uno de los directivos de la empresa ante el juez y el fiscal.

El juez Benitez le preguntó a Pereyra si el estudio del LATU refería a la viabilidad de la empresa, pero Pereyra contestó que no. “(El informe) hace una especie de inventario que nos da un monto aproximado de US$ 22 millones. Esto nos da un valor que nos indica que tenemos margen para recurrir en caso de que la empresa incurra en impagos”. 

El juez preguntó entonces si habían tenido algún contacto con el Fondes, con quien la cooperativa tenía una deuda de US$ 11,5 millones. “Esa información es pública, sabíamos de eso, pero no tuvimos contacto. Usamos la información que nos brindó el Latu y pedimos informes jurídicos respecto a la pertenencia de este instituto, de acuerdo a lo que marca la ley”.

Asimismo, consultado sobre por qué no se tuvo en cuenta un informe  de viabilidad  y de capacidad de pago, Pereyra dijo que "no es de estilo" pedir esa información, ya que cuando se hacen este tipo de aportes a empresas es porque "tienen una carencia importante": 

El magistrado además se interesó por el papel que tuvo en el otorgamiento del préstamo una minuta (pedido) de la Comisión de Cooperativismo de la Cámara de Diputados del 5 de noviembre, en la que se solicitaba al Poder Ejecutivo “realizar los máximos esfuerzos para lograr la finalización de Envidrio”.  Pereyra dijo que fue “una consideración más entre otras”, pero aclaró que aunque no hubiera existido, igualmente se hubiera otorgado la financiación. 
Asimismo aclaró que actualmente la empresa viene cumpliendo con las clausulas del  contrato. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...