Fútbol > TORNEO CLAUSURA

¿Cómo recupera Nacional el efecto sorpresa?

En las tablas, Nacional sigue primero en la Anual aunque en el Clausura no depende de sí; en lo deportivo, la propuesta ya no sorprende pero recupera a Viña para las próximas fechas

Tiempo de lectura: -'

19 de noviembre de 2019 a las 05:01

El clásico ya es historia para Nacional que, en el tramo final del Clausura, debe enfocarse en tratar de no perder puntos en los tres partidos que quedan para asegurarse la Tabla Anual, meterse en las finales, y también ver qué pasa en la definición del segundo torneo del año, en la que Progreso quiere quedarse con el título.

En la Anual los albos tienen 69 puntos, dos más que los 67 de Peñarol. Y en el Clausura tienen 28 unidades, una más que los carboneros y los del Pantanoso, quienes esperan un fallo que puede darles dos puntos más de los que tienen.

Este miércoles, a la hora 18, la Cámara de Resolución de Disputas de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) emitirá dicho fallo, correspondiente al partido entre Progreso y Cerro de la novena fecha que terminó 1-1 pero en el que los gauchos pidieron los puntos reclamando que Martín González, de Cerro, jugó estando suspendido. El lunes recibieron los alegatos y el tribunal emitirá su veredicto en un fallo que es susceptible de ser apelado. 

Con ese escenario se encararán las últimas tres fechas. Nacional deberá jugar ante Defensor Sporting en la próxima, en el Franzini y luego frente a los ya descendidos Rampla Juniors, de local, y Juventud, de visita, en la última.

A Peñarol, por su parte, le quedan Fénix, de local, Progreso, de visitante, y Cerro Largo, en el Campeón del Siglo; mientras que a Progreso le resta jugar frente a Cerro Largo, en el Paladino, también ante los aurinegros en La Teja, y cierra de visita ante Defensor.

Los albos saben que dependen de sí mismos para asegurarse la Anual, mientras que en el Clausura deberán esperar que los gauchos pierdan alguna unidad.

¿Se agotó la idea?

La imagen de Nacional en el clásico dejó la duda de si el sistema y la propuesta que lleva adelante Álvaro Gutiérrez sigue siendo efectivo.

Es cierto que los enfrentamientos ante el tradicional rival tienen un contexto muy diferente a los partidos frente a otro equipo del medio y este domingo el planteo estuvo más marcado por cuidar el arco que por arriesgar en ataque.

El 4-1-4-1 de Gutiérrez no tuvo el mismo efecto sorpresa que en el anterior clásico y Peñarol lo controló sin problemas, con el dominio de la pelota en el primer tiempo.

El juego de Nacional consistió en pases largos para los delanteros, sin que le diera resultados. Muestra de ello fue que el primer tiempo se cerró sin ninguna situación de peligro para el arco de Kevin Dawson.

Nacional no tuvo conexiones a la hora de pasar al ataque y careció de circuitos de juego por las bandas. La ausencia de Matías Viña se sintió y Gonzalo Castro no tuvo socios por la izquierda, ya que a Armando Méndez le costó subir y solo en el segundo tiempo, cuando los albos tomaron la iniciativa, tuvo un par de proyecciones.

Al repasar las líneas del equipo; Mejía estuvo en un nivel aceptable como es habitual.

Luego, la defensa no estuvo tan segura como en otros partidos. Los laterales fueron desbordados en algunas situaciones y también cayeron pelotas al área que costaron rechazar más de lo habitual.

En el medio, Felipe Carballo quedó como el único generador de juego, algo que compartía con Gabriel Neves cuando estaba en el equipo, algo que no ocurrió en el clásico, cuando el volante fernandino no fue tenido en cuenta por el DT.

La apuesta de colocar a Brian Ocampo por Neves y pasar a Matías Zunino a la línea media no dio resultado. Ambos no estuvieron claros y, con la idea de mandar pases largos desde el fondo, tuvieron que luchar en vez de tener la pelota.

Y arriba, Gonzalo Bergessio, el goleador tricolor, no fue asistido como en otras ocasiones y no pudo demostrar su capacidad ofensiva.

El regreso de Viña

Para los últimos tres partidos del Clausura y una eventual definición, Nacional tendrá a Viña, el lateral citado a la selección que se perdió el clásico. Si bien en los últimos partidos con los albos no se destacó, el futbolista es una pieza ofensiva tanto en defensa como en ataque, con llegadas y goles, por lo que será una buena presencia en el equipo de Gutiérrez.

En el mediocampo es inminente el retorno de Gabriel Neves para mejorar la gestión de la pelota. Además, Pablo García volvió a demostrar que está para titular.

Otro de los que se quedó sin clásico fue Santiago Rodríguez, quien venía alternando en el equipo, con algunos partidos de titular, pero tuvo que volver a ver el partido desde afuera.

Y en ataque hay una carta de cambio que difícilmente juegue Gutiérrez, por su estilo conservador: Bergessio y Thiago Vecino juntos.  .

Libertadores 2020. Nacional logró su clasificación para la Copa Libertadores 2020 tras el empate clásico de este fin de semana, por lo que el club recibió la felicitación de la Conmebol.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...