Cargando...
El hecho ocurrió en una policlínica de la Sociedad Médica Universal.

Nacional > COVID-19

Niños con Sinovac: la "inseguridad" de los padres y la "confusión" que llevó al error de los vacunadores

Unos 158 niños recibieron por error la vacuna de Sinovac este martes, en vez de la dosis pediátrica de Pfizer

Tiempo de lectura: -'

03 de febrero de 2022 a las 05:01

Cuando la funcionaria del vacunatorio ubicado en la Sociedad Médica Universal de avenida Millán se acercó a inocular a su hija este miércoles, Lorena Piñón preguntó: “¿Es Pfizer, no?”. Su nerviosa interrogante vino a colación de que unas 24 horas antes, en ese mismo lugar, se había vacunado por error a 158 niños con Sinovac.

El problema lo advirtió una vacunadora sobre la hora 14 del martes, cuando asumió su turno de trabajo y se dio cuenta de que las dosis administradas no eran las del laboratorio estadounidense, pero la noticia se conoció sobre la noche con un comunicado difundido por el Ministerio de Salud Pública (MSP). Según la cartera, los afectados recibieron la quinta parte de una dosis adulta de Coronavac en vez de la inoculación pediátrica de Pfizer.

Pese a la información, Piñón y su esposo Nicolás Martínez no dudaron, y su hija se vacunó de todos modos. Sin embargo, la madre reconoció que en la fila de unos diez o 15 metros que se observaba al mediodía del miércoles en la policlínica, el diálogo estuvo. “¿Viste la noticia?” o “¿cómo pudo pasar algo así?” fueron algunos de los disparadores de los intercambios que Piñón tuvo con otros padres en el lugar, según contó a El Observador.

A instancias de esta situación, el MSP formó un equipo técnico que se está contactando con los familiares de los niños afectados para comunicarles la situación y transmitirles una buena y una mala noticia: la primera es que “no se esperan consecuencias” ni “efectos secundarios” en términos de salud, y la segunda es que “la vacuna no sirve ni va a generar ningún tipo de defensas”, según explicó este miércoles el pediatra integrante de la Unidad de Inmunizaciones del MSP, Gabriel Peluffo.

La razón de la inutilidad de la inyección tiene que ver con la pequeña dosis administrada en los menores. Los niños reciben una tercera parte de una dosis adulta de Pfizer, y según explicaron desde el MSP, de un único frasco de la vacuna se extrae el líquido para diez inyecciones. En el vial de Sinovac, mientras tanto, se sacan dosis para dos pacientes.

En este sentido, como los vacunadores utilizaron la décima parte de la vacuna china pensando que estaban inyectando la del laboratorio estadounidense, lo que en realidad inocularon fue un volumen cinco veces menor de una típica Coronavac.

Las causas del error todavía no están claras y vienen siendo investigadas por las autoridades, que ordenaron a la división Jurídica del MSP un análisis de la situación en conjunto con la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes (Chlaep), encargada de la gestión de los centros de vacunación.

Sin embargo, según se supo, en el lugar había un remanente de vacunas de Sinovac para población adulta que fueron aplicadas a los niños producto de una “confusión”.

Peluffo explicó a la prensa que hay pacientes que se siguen inoculando con el laboratorio chino “sobre todo por indicación médica” porque “requieren” esta vacuna, pero aclaró que debido al error cometido se dispuso un “reordenamiento del proceso” por el que se resolvió retirar todas las dosis sobrantes de Sinovac de ese y el resto de los vacunatorios del país. Ese proceso comenzó este miércoles y, si es necesario, más adelante se asignará un lugar especial para administrar las dosis de Sinovac, aseguró Peluffo.

Como consecuencia del error, además, el propio ministro de Salud, Daniel Salinas, decidió que los tres funcionarios involucrados en el caso fueran separados del cargo. Según supo El Observador, los vacunadores habían sido contratados por el MSP y no tenían vinculación alguna con Sociedad Médica Universal, que este miércoles emitió un comunicado desligándose de responsabilidades en el hecho y expresó que la mutualista solo había facilitado el local para las inoculaciones. También se resolvió la renovación de integrantes en la Chlaep. 

La jornada de vacunación en la policlínica fue “absolutamente normal” este miércoles. Un funcionario de la mutualista explicó a El Observador que el ritmo de inoculaciones no varió respecto a otras jornadas en ese local, aunque sí reconoció algo de “resquemor” e “inseguridad” en algunas familias. “La gente pregunta y hay que evacuar las dudas”, contó. Piñón agregó que en el lugar le dijeron que "tenía derecho a preguntar" y dijo que uno de los funcionarios que estaban atendiendo le contó que trabajaba, en realidad, en el Antel Arena, pero que producto de la situación se le pidió que fuera a ese vacunatorio.

La expectativa en el MSP, sin embargo, es que este caso no impacte en la adhesión a la vacunación de menores. Peluffo señaló que si bien “podría tener una influencia”, es necesario “reafirmar” la necesidad de que los menores se inoculen contra el coronavirus. “Los niños están considerados por su seguridad individual como pasibles de ser vacunados y es lo que vamos a seguir promoviendo”, señaló el pediatra.

Además, informó que según los datos que se manejan en el MSP, entre la cantidad de menores agendados y niños efectivamente inoculados ya se superó un 50% de la población objetivo. El experto recalcó que “hay una buena respuesta” de la población y también de la vacuna, de la que “no hay efectos adversos para comunicar”.

“Ningún efecto”

Algunos técnicos consultados por El Observador coincidieron con la postura oficial del MSP de que en términos sanitarios no habrá consecuencias para los niños que recibieron la dosis de Sinovac por error.

El infectólogo y pediatra Álvaro Galiana dejó en claro que si bien se trata de “una situación que no corresponde”, no hay “ninguna razón” en principio para esperar eventos adversos en los menores afectados. “No tiene ningún efecto ni les va a generar algo dañino”, consideró Galiana, que subrayó que Coronavac “es una buena vacuna”.

Sin embargo, tampoco se espera que la inmunización recibida signifique algo en términos de protección contra el virus del covid-19: “Recibieron un pinchazo que no les va a servir para nada”, dijo el pediatra en diálogo con El Observador.

Además, el inmunólogo Álvaro Díaz explicó que la vacuna de Sinovac está basada “en una tecnología tradicional que tiene décadas de uso”, que consiste en la introducción del virus inactivado, y que por las características de su formulación es esperable que no haya “ninguna sorpresa”. “La posibilidad de efectos adversos es remota”, consideró el experto.

El caso chileno

Varios países han dispuesto la vacunación a menores de edad con dosis del laboratorio Sinovac y uno de los casos es Chile, que comenzó la inoculación a niños de entre seis y once años en setiembre del año pasado y fue pionero en la inyección contra el covid-19 en esta franja etaria. En noviembre las autoridades sanitarias ampliaron la población objetivo e incluyeron también a los chicos de tres años en adelante como plausibles de recibir las dosis del laboratorio chino.

El caso chileno fue elogiado por Galiana como “una muy buena experiencia” y dijo que en general, en una dosis completa aplicada en menores no se reportaron problemas ni eventos adversos de gran relevancia en el país trasandino. “No hay mucho misterio”, consideró el pediatra.

En la conferencia de prensa encabezada por Peluffo a la tarde, el ejemplo de Chile también fue mencionado para transmitir tranquilidad sobre posibles efectos negativos en los 158 niños vacunados por error. El pediatra dijo a los medios que la dosis del laboratorio chino “tiene un buen perfil de seguridad”, algo que también había sido esbozado por el MSP en el comunicado del martes.

“Cabe destacar que esta plataforma vacunal, aunque no es administrada en nuestro país a la población menos de 15 años, sí está siendo implementada en varios otros países de la región y el mundo, en su dosis original desde hace varios meses, sin que se hayan reportado efectos secundarios graves”, explicó la cartera en su comunicación.

En la región también Ecuador ha utilizado Sinovac para vacunar a menores. Argentina optó por Sinopharm, que según Galiana es “muy parecida” a la del laboratorio chino por su composición. En ninguno de estos casos hubo efectos secundarios graves.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...