Opinión > EDITORIAL

No era tuya

Tiempo de lectura: -'

12 de septiembre de 2019 a las 05:04

El gobierno debe declarar la emergencia nacional ante el constante asesinato de mujeres y la medida debería contar con el apoyo de todos los partidos políticos.

Un nuevo y brutal asesinato perpetrado el martes por un hombre contra su esposa con alevosía y premeditación en La Macana, departamento de Florida, conmociona una vez más al país y revela el absoluto fracaso de las políticas públicas para combatir el horror. 

Es evidente que no alcanza con alzar la voz de indignación y salir a la calle con carteles que claman para que no haya ni una menos. Tampoco parece tener efecto ir al juzgado a querer linchar a los miserables asesinos. 

Uruguay se encuentra enfrentado a un monstruo criminal invisible que anida en los laberintos mentales de personas con evidentes déficits psicológicos, sociales, afectivos, de autoestima y de todo tipo.

La narración de lo ocurrido en La Macana no es menos dantesca que otros relatos que terminan con mujeres asesinadas por sus parejas. El relato de la emboscada que le realizó pone los pelos de punta. La esperó debajo de una cama y cuando estaba de espaldas la agredió con una maceta y la apuñaló hasta matarla. Luego quiso –en vano– suicidarse, pero “no le dio tiempo”. No mostró arrepentimiento alguno, según consignan varias crónicas el criminal señaló que “ella era mía o de nadie”.

Solo entrecomillar la razón que esgrime el hombre ante el juez tras matar a su esposa pone los pelos de punta. Lo peor del asunto es que una vez que pase el estupor que genera el nuevo asesinato y la cuestión se calme en los medios, es posible que ocurra otro similar y tal vez más escabroso. Es la constante que se viene repitiendo desde hace demasiado tiempo ya.

La Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual emitió inmediatamente un nuevo comunicado en el que reitera las dificultades que enfrentan las mujeres que denuncian violencia basada en género, y las “falencias de todo tipo detectadas en el sistema de protección y las ‘propuestas de mejora’”.

La red insiste en que estas muertes son “prevenibles” a través de la implementación de la Ley de Violencia hacia las Mujeres basada en Género. El documento señala que “la falta de presupuesto no es excusa para no aplicarla”. A su vez exige “terminar de una vez por todas con los discursos políticamente correctos e implementar los compromisos” que “el Estado ha firmado a nivel internacional”.

También implora que “los ofensores incumplen las medidas cautelares, con o sin tobilleras y no se los procesa por desacato como indica la ley”. La red agrega que la violencia contra las mujeres “no es un problema de las mujeres, es un problema de toda la sociedad”.

Es así, el problema es de toda la sociedad y por eso el gobierno debería declarar emergencia nacional con el apoyo unánime de los partidos políticos. La envergadura gigante del grave problema merece adoptar políticas de Estado con el apoyo de todos los sectores. No puede haber dos opiniones al respecto. Hay que hacer algo diferente y tiene que ser ya. l

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...