Economía y Empresas > Juegos de Azar

Nuevo casino de Punta del Este pagará un piso de US$ 8,4 millones al año al Estado

El Poder Ejecutivo abrió la licitación internacional; inversión exigida en hotel de lujo tiene piso de US$ 160 millones 

Tiempo de lectura: -'

29 de noviembre de 2019 a las 05:04

Los ministerios de Turismo y de Economía abrieron esta semana un llamado a licitación pública internacional para otorgar la concesión de la explotación privada de juegos de azar en un casino, condicionado a la construcción, culminación y puesta en funcionamiento de un nuevo hotel de lujo en Maldonado.

La convocatoria se realiza a partir de la iniciativa privada presentada a comienzo de año por la firma Fosara SA (grupo Cipriani), para operar un nuevo casino privado en el complejo Cipriani Ocean Resort an Club Residences Punta del Este, que se proyecta construir en el predio que hasta hace pocos meses ocupaba el viejo hotel San Rafael.

En junio de este año el Poder Ejecutivo aceptó la iniciativa del grupo Cipriani, y en octubre pasado se aprobaron los estudios de factibilidad. Ahora se inició el proceso de licitación que es abierto a otros potenciales interesados y cuyas ofertas se podrán presentar hasta el 20 de enero próximo.

¿Por qué una licitación?

La normativa vigente establece que las licencias para este tipo de establecimientos deben otorgarse por llamado público que puede impulsar el Poder Ejecutivo, o a partir de iniciativas privadas que reciba el Estado, según lo establece la ley de reactivación económica (17.555) de setiembre 2002.

También se toma en cuenta la cláusula que existe a favor de Baluma S.A (propietaria del casino privado en hotel Enjoy -ex Conrad-) en el contrato vigente con el Estado. Allí se le otorga la exclusividad para salas de juego, salvo que la inversión y el canon de un nuevo emprendimiento sean como mínimo iguales a las del referido hotel, según informó Maldonado Noticias meses atrás.

Inversión  y canon

En las bases del llamado se establece que el monto a invertir en la construcción y alhajamiento del nuevo hotel de lujo deberá ser igual o superior a US$ 160 millones, ello sin considerar el valor de la tierra donde se asiente la infraestructura.

Además, como contraprestación, el oferente se deberá comprometer a abonar al Estado en caso de que resulte adjudicatario un canon anual, que consistirá en un porcentaje de los ingresos brutos del casino y con un monto mínimo anual.

Desde el primer año de la concesión hasta 2026 el canon será equivalente a 7,2% de los ingresos brutos, y de 7,95% a partir de 2027 y hasta el final de la concesión.

El monto mínimo anual a pagar será de US$ 7,8 millones el primer año, con un incremento anual de US$ 100 mil hasta 2026 inclusive. Luego de esa fecha el piso anual será un valor fijo que deberá proponer el oferente en su propuesta económica y que deberá ser equivalente o superior a US$ 8,4 millones.

La concesión para explotar la licencia de casino se otorgará por un plazo de 20 años contados a partir de finalizadas las obras y puesta en marcha del hotel y del casino.

La propuesta económica también deberá incluir en detalle la inversión que se volcará a la construcción del hotel de lujo, alhajamiento del establecimiento, centro de reuniones y exposiciones, servicios conexos si existieren y casino; junto con las fuentes previstas de financiamiento.

Corre con  ventaja

La empresa Fosara como promotor de la iniciativa privada tendrá derecho a beneficiarse con un porcentaje del 5% sobre el valor ofertado. En caso que su oferta, considerando el beneficio anterior no resultara ganadora frente a la de otro posible inversor, podrá mejorarla.

El proyecto anunciada fines de 2018 por el empresario italiano Giuseppe Cipriani para el predio del viejo hotel San Rafael prevé una inversión de alrededor de US$ 400 millones.

La obra incluye un hotel, un casino –piedra angular del negocio–, un área residencial con servicio de hospedaje y condominios. El inmueble tendrá 160 suites, tiendas de lujo en un área de 6.000 metros cuadrados y el estacionamiento en 2,5 hectáreas en el subsuelo.

No es la primera inversión del grupo Cipriani en Punta del Este, ya que en 2003 inauguró en La Barra el denominado Cipriani Punta del Este, que luego vendió pasando a ser Mantra para posteriormente convertirse en Punta del Este Resort & Spa.

La nueva licencia que otorgue el Estado se sumará a las otras dos de gestión privada ya operativas en el país: una el hotel Carrasco en Montevideo y la otra en el hotel Enjoy de Punta del Este.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...