18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
8 de noviembre 2023 - 14:48hs

Este sábado alrededor de 100 pasajeros del crucero Spirit of Discovery resultaron heridas durante una maniobra brusca que debió hacer el capitán ante una tormenta en el Golfo de Vizcaya. 

"La gente le escribía mensajes a sus seres queridos en caso de que volcáramos" dijo un pasajero a BBC News.

El barco transportaba a unos mil turistas en un viaje de dos semanas por las islas Canarias y el Atlántico Norte. 

El empeoramiento del tiempo hizo que se decidiera regresar a Reino Unido, pero se encontró con una tormenta en una zona donde los mares suelen ser muy agitados. 

Se activó el sistema de seguridad del barco, de manera que la embarcación viró repentinamente hacia la izquierda. Luego se detuvo hasta que mejoraran las condiciones meteorológicas. 

Desde la compañía del crucero, Saga, dijeron que la mayoría de las lesiones ocurrieron durante el movimiento repentino.

Además informaron que las lesiones eran menores, aunque cinco personas fueron trasladadas a un hospital cuando el barco atracó en Portsmouth, Inglaterra.

"Decir 'heridas menores' es un insulto a las horribles fracturas de huesos, pelvis, laceraciones, puntos, etc. que fueron causados a una clientela de pasajeros ancianos", dijo la pasajera.

"El tono de voz de nuestro capitán... estaba físicamente asustado. Teníamos a la tripulación llorando. Teníamos muchos pasajeros en terribles estados de miedo", afirmó.

Un pasajero filmó las olas gigantes a las que se enfrentaba el Spirit of Discovery. El video se encuentra disponible en YouTube.

Otra persona dijo a BBC que "las mesas volaban" y que el movimiento del barco "arrojaba a la gente por todo el lugar".

Una mujer que viajó en el crucero, Jan Bendall de 75 años, contó que parte del comedor se volvió "un área médica improvisada" y se les solicitó a los pasajeros que permanecieran en sus cabinas lo que restaba del sábado y todo el domingo.

Sostuvo que el barco estuvo quieto y "atrapado en medio de la tormenta" durante 15 horas.

"Fue bastante aterrador", dijo Bendall. "No soy alguien que se asuste fácilmente... fue bastante dramático", afirmó.

De todas formas, aseguró que la tripulación fue "absolutamente fantástica", que daban actualizaciones periódicas y recordaban todo el tiempo que el barco estaba "a salvo".

La pasajera y su esposo atracaron este martes a las 9:00 y dijeron que vieron trabajadores reemplazando puertas, ventanas y mamparas de vidrio que habían sido destrozadas.

Un portavoz de la empresa Saga indicó que hubo daños "muy limitados" en algunos elementos del interior del barco, aunque "permaneció seguro en todo momento".

"Aunque el tiempo está claramente fuera de nuestro control, queremos ofrecer nuestras más sinceras disculpas a todos los afectados que ahora se encuentran sanos y salvos de regreso a casa en mares más tranquilos", añadió.

Temas:

crucero

Te Puede Interesar