The Sótano > THE SÓTANO

Otro gigante que se vino abajo

Fundada en 1841 la empresa británica de viajes Thomas Cook dejo de operar el lunes

Tiempo de lectura: -'

26 de septiembre de 2019 a las 05:04

De manera regular, prestigiosos sitios informativos de internet presentan la misma noticia con mínimos cambios de contenido, la cual refiere a históricas compañías que en corto plazo dejarán de operar por haberse acercado a la insolvencia. La noticia, por más que se repita, siempre llama la atención, pues aparecen empresas que por su larguísima tradición y venerable historia, parecían eternas.

Este tipo de noticia tiene algo de parecido a los pronósticos del tiempo o de las carreras de caballos, por más que esté basada en datos provenientes de la realidad reciente de las empresas citadas, entre otros despido de personal, caída de las ventas, programas de refinanciación y reestructura que no han funcionado, cambios de tendencia en el mercado y en los consumidores que las hacen insostenibles, como han sido los casos de las históricas aerolíneas Pan American y Eastern Airlines, Polaroid, Blockbuster, y la cadena de tiendas Merry-Go-Round (llegó a tener  536 locales). Algunas de las predicciones, sin embargo, siguen sin cumplirse, lo que indica que las empresas tienen mayor capacidad de supervivencia de lo esperado o bien algún milagro financiero ha ocurrido que les ha permitido seguir vivas en el CTI, quien sabe hasta cuándo.

En la lista de las empresas agonizantes figura, entre otras reconocidas, Sears, cadena estadounidense de tiendas con diferentes departamentos, cuya fundación se remonta a 1886. Hasta casi comienzos de la década de 1980 Sears era el minorista más grande de la Unión Americana, pero en determinado momento en la década siguiente la historia tuvo una rápida reversión, y competidores como Walmart y Kmart lo superaron en ventas. 

La disminución se agravó con el paso del tiempo, obligando a la empresa a fusionarse con Kmart en 2005. En ese año, entre ambas empresas tenían 3.500 tiendas. El año pasado Sears se declaró en bancarrota. En la actualidad, solo 425 tiendas permanecen abiertas. Otras empresas legendarias, en diferentes rubros sufren problemas similares a Sears, demostrando que los tiempos exigen un radical reacomodo, del que ni siquiera las empresas más grandes están libradas del fracaso.

Tal es el caso de la británica Thomas Cook, empresa global de viajes, fundada en 1841, que operaba en turismo y transporte aéreo. A pesar de tener una historia de 178 años, en la que logró sobrevivir dos guerras mundiales, la empresa dejó de operar el lunes pasado, dejando varados a 600 mil turistas y poniendo fin a una historia que pocos en Gran Bretaña imaginaron llegaría de manera tan sorpresiva, por más que los números indicaban que la liquidación total formaba parte de la lista de posibles opciones para terminar con la sangría de capital, mejor dicho, con la falta de este.

Con una flota de 85 aviones Airbus y 31 Boeing, la empresa, que operaba en 16 países, le había solicitado al gobierno británico un préstamo de 150 millones de libras para seguir funcionando, pero la respuesta fue negativa. Ahora el gobierno deberá gastar 100 millones de libras en la repatriación de los pasajeros varados en diferentes partes del mundo. La deuda de Thomas Cook había superado los US$ 2.2 mil millones, haciendo inviable su continuidad, pues prácticamente estaba operando para pagar los intereses de los préstamos solicitados. 

En Gran Bretaña el cierre definitivo de la empresa es cuestión de Estado, y para los casi 22 mil empleados (nueve mil de ellos en el Reino Unido) la situación es algo parecido al fin del mundo, lugar donde en los tiempos de gloria la empresa era capaz de llevar a sus clientes. Una de las azafatas de Thomas Cook, Chloe Bain, de 25 años de edad, y quien tiene 45 mil seguidores en Instagram, escribió en su cuenta al conocer la noticia: “¡Eras una aerolínea increíble para trabajar! (…) Estoy más que devastada de que haya llegado a su fin... sin embargo, ahora sin empleo y sin ingresos, es hora de avanzar y avanzar”. 

Sin embargo, no todos los empleados se tomaron la noticia de la misma manera, y la mayoría de los que trabajaban en territorio británico considera que será difícil conseguir un trabajo de las características del que tenían, considerando las adversas condiciones laborales post-Brexit que avizoran.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...