Opinión > OPINIÓN

Para la renovación, nada como los clásicos

Es clave que los partidos se vigoricen con la apertura a nuevas figuras

Luis Lacalle Pou durante un Consejo de Ministros

Tiempo de lectura: -'

08 de mayo de 2021 a las 05:01

Aristóteles afirmaba que el fin fundamental de la política era promover la virtud en los ciudadanos. En una actividad donde se ha generado una obsesión materialista de redistribución del ingreso, él y otros clásicos solían poner en el centro la redistribución de honores y recompensas. La aplicación más evidente de este principio es honrar a individuos que lo merecen (ya sea por sabiduría técnica, como enfatizaba Platón, o por virtudes de carácter, como enfatizaba el propio Aristóteles) con puestos dirigentes. Además de mejorar la calidad de las políticas, ello motivaría a otros ciudadanos a capacitarse y cultivar virtudes. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...