25 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
23 de marzo 2023 - 10:38hs

Emmanuel Macron concedió a una entrevista a los periodistas Julian Bugier y Marie-Sophie Lacarrau de la televisión estatal de Francia este miércoles. Desde el Palacio del Eliseo, en París, el mandatario dijo que la reforma de las pensiones se aplicará “hacia fin de año”, tras poner en práctica un artículo constitucional –el 49.3– que le permitió aprobar su proyecto tras la media sanción del Senado pero sin permitir que la Asamblea Nacional, la Cámara baja, completara el trámite ordinario de las leyes.

En la entrevista, Macron dijo que el texto que eleva la edad de jubilación de los 62 a los 64 años y que hace que los aportes pasen de 42 a 43 años “continuará su senda democrática” con la revisión del Consejo Constitucional en las próximas semanas.

“Hay un cierto cinismo cuando las grandes empresas tienen beneficios tan excepcionales que pueden incluso comprar sus propias acciones”, dijo el presidente, quien consideró que esos beneficios explican buena parte del enojo de la población. De esa manera, Macron intentó explicar los motivos por los cuales la norma impuesta por decreto exigirá a los ciudadanos franceses trabajar dos años más y aportar un año más a las arcas del Estado.

Más noticias

El presidente puso como ejemplo que las grandes compañías eléctricas ya pagan los impuestos establecidos por las normativas europeas, pero señaló que les “exigirá a otros aportes”, aunque no detalló los sectores ni los nombres de esas compañías.

Para intentar descongestionar las protestas, Macron dijo que promoverá una reforma al sistema de subsidios de los más sectores más desfavorecidos. El presidente aseguró que “son necesarios derechos y deberes más reforzados” para quienes cobran subsidios y aseguró que buscarán fórmulas para devolverles lo antes posible al mercado laboral a través de la creación de puestos de trabajo.

Se trata de las primeras declaraciones públicas del mandatario desde que su gobierno impuso la aprobación de la ley de las reformas la semana pasada, lo que provocó protestas tanto en París como en la mayoría de las ciudades de Francia.

Macron, a lo largo de la entrevista, enfatizó que está convencido que el sistema de pensiones debe reformarse para mantenerlo financiado. Esta aparición pública se dio dos días después de que su gobierno lograra sortear dos mociones de censura en la Asamblea Nacional.

Las protestas continúan mientras tanto. En París, la huelga de recolectores de basura lleva ya 17 días. En Marsella, el mismo miércoles en que el presidente dio la entrevista, los trabajadores portuarios bloquearon el acceso al puerto más grande de Francia, en el mar Mediterráneo, impidiendo el acceso terrestre de camiones y autos.

La Policía intentaba desbloquear la medida de los portuarios sin que se registraran choques como los que se dieron desde que Macron hiciera pública su propuesta de ley, rechazada por las dos terceras partes de los franceses según la mayoría de las encuestas de opinión.

Entre otros conflictos, hay huelgas en varias refinerías en el oeste y sur del país y muchas estaciones de servicio están faltas de combustible especialmente en el sureste francés.

Las centrales sindicales convocaron a huelgas y protestas en todo el país el jueves para exigir que el gobierno anule el decreto impuesto y retire el proyecto de ley.

Las autoridades estiman que estas huelgas afectarán tanto a los trenes, como a los servicios de subte, así como el transporte por autobuses.

Esta decisión de Macron de aplicar la reforma por decreto aún tiene una instancia de revisión que es el Consejo Constitucional de Francia. Dado el clima social y el desgaste sufrido por el gobierno es incierto el resultado.

Temas:

Francia Reforma pensiones

Seguí leyendo

Te Puede Interesar