Zikitipiú > Ramos Generales

Pluna, los negocios y un almuerzo familiar

El número 3 del MEF se molestó por la famosa foto del restaurante Lindolfo

Tiempo de lectura: -'

08 de octubre de 2012 a las 00:00

El director de Secretaría del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Pedro Apezteguía, dijo que es “normal” que se den reuniones como la que mantuvo el ministro Fernando Lorenzo con el empresario Juan Carlos López Mena y con el representante de Cosmo Hernán Antonio Calvo Sánchez.

“Lo que me parece increíble es que andan fotógrafos sacando fotos por ahí, eso es un cambio en las reglas de juego muy importante”, dijo Apezteguía en radio Carve en alusión a la toma que un fotógrafo de El Observador le sacó a esas personas almorzando en el restaurante Lindolfo.

La foto se convirtió en uno de los hechos políticos de la semana ya que a poco de haberse realizado la subasta en la que Cosmo compró los 7 aviones por US$ 137 millones, el gobierno y López Mena negociaban un posible alquiler de los aviones por parte del empresario.

“Yo no quisiera que comiendo con mi familia o con mis amigos, cualquier fotógrafo me saque fotos”, añadió Apezteguía.

¿Será que efectivamente el funcionario no logra diferenciar un almuerzo familiar con las circunstancias y los comensales que participaban del almuerzo fotografiado por El Observador? Si así piensan otros funcionarios y no diferencian el interés público y el privado entonces estamos en problemas.

¿Apezteguía realmente teme que le saquen una foto a él comiendo con su familia? Alguien tiene que avisarle que eso solo le pasa a gente como Messi, Brad Pitt o Madonna. ¿Por qué alguien querría fotografiar a Apezteguía comiendo con su familia?

Ahora, si después de una subasta millonaria en la que estaban en juego intereses estatales el que compró los aviones se reúne con un ministro y con otro empresario para negociar el futuro de los aviones subastados, esa foto sí tiene interés. ¿No?

Hay una cosa que Apezteguía dice en la que le asiste la razón: las reglas de juego están cambiando. El gobierno, por ejemplo, ya lleva dos conferencias de prensa en las que no acepta preguntas. En vez de enviar comunicados a las redacciones llama a las cámaras para aparecer en los noticieros de la noche, pero no responde. ¿Tiene derecho a hacerlo?, tiene, pero es verdad, las reglas están cambiando.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...