Nacional > INTERNA DE CANCILLERÍA

Embajador en Austria acusó a exdiplomáticos de actuar con "mala fe" y con interés electoral

Bruno Faraone, el jefe de misión de Uruguay en Viena, salió en defensa del gobierno a raíz de una carta de diplomáticos retirados que criticaron "neutralidad" del Ejecutivo en Venezuela

Tiempo de lectura: -'

20 de febrero de 2019 a las 05:03

En año electoral, la politización partidaria no escapa a nadie en Uruguay, ni siquiera a algunos funcionarios de la cancillería.

En una carta dirigida a la Asociación de Funcionarios del Servicio Exterior (Afuseu), el embajador uruguayo en Austria, Bruno Faraone, defendió al gobierno de la crítica que un grupo de 21 diplomáticos retirados le hiciera a la administración a raíz de su posición sobre Venezuela y le pidió a la asociación que aclare públicamente que los firmantes “no representan a los funcionarios del Servicio Exterior”.

“Quien calla otorga. Afuseu no debe quedar omisa ante el establecimiento de este nefasto precedente”, escribió Faraone para quien los exdiplomáticos actúan de “mala fe”, guiados por un interés político-partidario y con cálculo electoral.

El funcionario de carrera –quien fue designado como director general de Asuntos Políticos de la cancillería siendo un secretario de primera durante la administración de Reinaldo Gargano y así obtuvo el rango protocolar de “embajador”– entiende que la nota de los exdiplomáticos tenía el afán “casi explícito” de “desacreditar al gobierno de cara a la próximas elecciones nacionales”.

“Esta carta es mucho más que una opinión. El hecho es que 21 ex diplomáticos, haciendo uso de esa condición, procuraron generar un impacto político tendiente a influir en la opinión pública. En efecto, no lo hacen a título personal, sino como un grupo “autoconvocado” –la palabra está de moda– que se supone no existe más que a los efectos de esta carta. Este hecho demuestra, por sí mismo, la mala fe que ha animado a los suscriptores de la misiva”, escribió el embajador en Viena.

Faraone interpretó que la carta fue reproducida por “la mayoría de los medios masivos de comunicación de la oposición”, señaló que los 21 suscriptores de la carta pertenecen “a los dos partidos tradicionales” y subrayó que “20 de ellos ingresaron al Servicio Exterior durante el período dictatorial”.

La carta de Faraone también hace mención a la reacción del ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, quien tras la misiva llamó, el 5 de febrero, a una de las firmantes y la trató de “hipócrita”.

Marta Echarte dijo a El Observador en su momento que le sorprendió recibir la llamada del ministro que describió como “tensa” y “subida de tono”. Luego de la información que divulgó El Observador, El País publicó una nota en la que una fuente que era denominada como “vocero” del grupo calificó la reacción del canciller como “inadecuada”.

Faraone entiende que esos “voceros” no necesariamente representan a todo el grupo sino que se “autoproclamaron” y calificó su acción como una “calumnia, injuria o difamación”.

“En definitiva, la intención y la práctica de estos ex integrantes de AFUSEU ha sido –y probablemente continúe siéndolo en el futuro– presentarse como voceros de los funcionarios del Servicio Exterior para hacer política electoral”, los acusó.

Faraone también acusó a sus excolegas de actuar de “mala fe” al omitir los “principios” de la política exterior y de "inventar nuevos principios” –como la “defensa de la libertad y de la convivencia” o “defensa de la democracia”– que “no definen ni han definido nunca la política exterior del Uruguay ni la de ningún otro país del mundo, como lo saben todos los funcionarios del Servicio Exterior de la República, aunque no hayan prestado funciones durante décadas en Cancillería como los firmantes de la carta”.

El diplomático señaló que el hecho de que este grupo haya escrito que se veían en la “obligación moral” de firmar la carta en conjunto es “casi” una burla, una “justificación fácil” y “una tomadura de pelo a la propia profesión”.

Faraone se queja de que la carta –que califica como “libelo" (escrito en el que de denigra o infama a alguien o algo)– dice que el punto de vista de los exdiplomáticos era compartido por un “importante número” de funcionarios en actividad que están inhabilitados de opinar, pero que no aclaran que un “importante grupo” de excolegas que también están en actividad “no comparten en absoluto” su punto de vista.

“Es la primera vez en la historia de nuestro país en que un grupo de jubilados se arroga el derecho de dictar la política exterior de la República”, culmina el embajador antes de hacer su pedido a Afuseu para que la asociación se manifieste al respecto.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...