Cargando...

Nacional > Polémica

Presidente del Inavi justifica aumento, pero tras reclamo del gobierno asegura que no lo cobrará

Ricardo Cabrera se disponía a cobrar un dinero que su antecesor había rechazado, pero el gobierno exhortó al directorio a mantener la reducción 

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2020 a las 13:57

El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi), Ricardo Cabrera, resolvió mantener el mismo salario que su antecesor, José María Lez, quien durante su administración decidió reducir sus ingresos. Aunque justificó el incremento votado por el directorio del organismo el 4 de junio mediante un segundo sueldo, tras un reclamo del gobierno afirmó que no cobrará el dinero extra.

Cabrera transmitió su decisión este jueves al ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte, en una carta en la que justificó la "legalidad" del incremento, pero pese a eso comunicó que no cobraría el dinero. "Finalmente, y a pesar de mis derechos expuestos en el presente informe, y sin perjuicio de actuar en completa legalidad, he decidido dada la situación actual del país, a igualar mi salario al del anterior presidente del Instituto fijado por el directorio en su oportunidad", culminó la misiva que envió al jerarca.

El directorio del organismo había aprobado el 4 de junio una retribución para el presidente del Inavi de $235.268 nominales. Sin embargo, a raíz de la nota publicada en El Observador, el Ministerio de Ganadería le transmitió a Cabrera que su salario no podía ser superior al de Lez. Este pedido respondía a la coyuntura socioeconómica y, a su vez, al decreto que fijó un tope de ejecución presupuestal de 85% (90/020), que estrictamente no obliga al Inavi a recortar el gasto.

Uriarte había dicho en rueda de prensa que era “inadmisible que alguien en este contexto se aumente el sueldo”. 

En la carta Cabrera aseguró que es "completamente errónea" la afirmación de que se subió de sueldo, como informó El Observador. "Este directorio no ha innovado nada en absoluto, solo ha renovado y dado continuación al mismo régimen de gestión que se implementó desde el año 2011", reafirmó Cabrera en la carta. El sueldo que iba a percibir estaba compuesto por una base como delegado del Ministerio de Ganadería y presidente del directorio del Inavi ($ 147.718), más un monto adicional por coordinar las áreas técnicas ($ 87.550).

El directorio acordó a inicios de mes que Cabrera perciba "una remuneración mensual equivalente al tope autorizado por el art. 747 de la ley Nº 19.355 del año 2015, importe nominal que asciende a $ 147.718,88 (pesos ciento cuarenta y siete mil setecientos dieciocho c/.88), nominales", se señaló en el inciso a) de la resolución a la que accedió El Observador. Sin embargo, en el inciso siguiente, el directorio también asignó a Cabrera "las funciones inherentes a la coordinación de todas las áreas técnicas del Instituto", lo que implica un segundo salario de $ 87.550 nominales, lo que sumado al sueldo anterior da un total de $ 235.268,88 nominales.

Formalmente, el directorio del Inavi no resolvió qué hará con este caso y está en un cuarto intermedio desde que el Ministerio de Ganadería exhortó al directorio a mantener la rebaja salarial adoptada por Lez.

El antecesor de Cabrera había decidido durante su gestión reducir sus ingresos para colaborar con una política de austeridad que tenía entonces Inavi.

La posición de Cabrera

En la carta enviada a Uriarte, Cabrera fundamentó los motivos por los que considera que cobrar el salario estaba ajustado a derecho. 

“Así como se asignó funciones, cometidos y por lógica responsabilidades al presidente entrante en el año 2011, del mismo modo y sin innovar en nada, se asignan al presidente entrante en el año 2020. El sueldo del presidente no se aumentó, sino que fue fijado con el mismo mecanismo que se estableció en el año 2011. El actual jerarca cumple esa otra función, tal como fue dispuesto en los antecedentes desde el año 2011 al anterior presidente", escribió.

En el final de su misiva, Cabrera aclaró que asumió el 25 de mayo, hace tan solo 2 meses y medio, y que el Inavi es auditado por el Tribunal de Cuentas y la Auditoria Interna de la Nación, y cuenta además con una auditoría externa obligatoria, que es realizada por "Normey, Peruzo y Asociados a efectos de brindar "toda la transparencia necesaria".

Antes de asumir en el cargo, el jerarca se desempeñó por más de 30 años como jefe de la Asesoría Técnica del Instituto, un cargo por el que recibía una remuneración mensual de $169.937, también nominales.

El diputado por el Frente Amplio, Gustavo Olmos, había pedido al gobierno que revisara el aumento porque "en un momento en que el discurso es de austeridad y reducción de gastos en montón de áreas, la decisión del Inavi de darle un segundo sueldo por tareas que el anterior presidente realizaba y por las que no cobraba no parece alineado con ese discurso".

El legislador señaló que “por un lado la ministra de Economía habla de derroche de las administraciones anteriores y en la práctica se toma esta decisión en un organismo que tiene cierto nivel de autonomía aunque está vinculado al Ejecutivo a través del MGAP, por lo que no parece razonable”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...