The Sótano > VENEZUELA

Primera Navidad uruguaya

Para tres venezolanos que llegaron el domingo pasado, nuestro país es la esperanza vigente 

Tiempo de lectura: -'

26 de diciembre de 2018 a las 05:00

La vida está cada vez más complicada. En el mundo, según algunos organismos internacionales, la pobreza viene a la baja, sin embargo, la vida percibe que hay más pobres, gente que no tiene nada, ni siquiera país, como los venezolanos que se vieron forzados a dejar su país, tres millones camino a ser seis antes de que termine la segunda década del siglo actual. El mea culpa de quienes creían en el socialismo del siglo XXI no se oye por ningún lado, aunque el fracaso del chavismo ha sido absoluto. ¿Qué otro adjetivo aplicar a un régimen que ha expulsado a millones y otros tantos están en puerta para salir? Habrá que pensar que la historia cambió tan rápido que ha encontrado a los utopistas mal parados, sin palabras ni siquiera para argumentar una posible explicación a lo sucedido.

La exhibición sin pudor del odio al llamado “imperialismo estadounidense” (excusa carente de vigencia), perdió sentido a la hora de explicar la impotencia de los condenados a vivir en estilos de gobierno cavernarios, pertenecientes a un momento demasiado largo de la historia que, afortunadamente, no puede rebobinarse y va camino al fin definitivo. Las lacras políticas siguen teniendo aterradora vigencia en América Latina, y difícilmente vayan a desaparecer con el auspicio de los buenos deseos asociados a la llegada del nuevo año. Aunque, verdad obliga, hay venezolanos y nicaragüenses, demócratas de la última trinchera en resistir, algunos de ellos en el exilio, que aseguran que en 2019 seremos testigos de la caída de Maduro y Ortega. Pero, cabe recordar, siempre los días finales de diciembre vienen cargados de sobredosis de esperanza que no siempre se cumple en la realidad.

Precisamente, para hacer cumplir en la imaginación todas las ilusiones, está la programación del canal Hallmark (propiedad de la empresa dedicada a la fabricación de tarjetas de Navidad, de cumpleaños, de boda y de cualquier otro tipo de ocasión especial), que desde antes de ayer y hasta el 2 de enero emite películas navideñas y programas con mensaje optimista, pues esta es la época del año –eso dice la tradición- para ponerle pilas nuevas a la esperanza.

Llenos de esperanza, pues es lo último que a esta altura les va quedando, Miriam, Ángelo y Micaela, venezolanos, llegaron el domingo 23 de diciembre a Uruguay, tras sobrevivir los desafíos de un largo éxodo por tierras sudamericanas, que puso a prueba sus existencias. El país que tenían y del que debieron salir corridos por la miseria, la peor de todas, pasó a existir en el espejo retrovisor. Miriam y Ángelo son un matrimonio joven y Micaela, su hija, tiene año y medio de edad. Llegaron a nuestro país y van a quedarse, para intentar sobrevivir sin morir en el intento. Llegaron sin nada, por lo que el único canal que pueden sintonizar es el de la vida, cuyas películas son más realistas que las de Hallmark. Para ellos, la película uruguaya acaba de comenzar. Ojalá tenga final feliz.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...