Cargando...
Banderas sobre detenidos desaparecidos durante la dictadura militar.

Nacional > Paysandú y Tacuarembó

Procesaron con prisión a dos militares retirados por torturas a detenidos durante la dictadura

Los militares retirados Ramón Larrosa y Carlos Raúl Chaine fueron procesados por reiterados delitos de abuso de autoridad contra los detenidos, y reiterados delitos de lesiones graves con privación de libertad.

Tiempo de lectura: -'

07 de octubre de 2021 a las 17:41

Los militares retirados Ramón Larrosa y Carlos Raúl Chaine Díaz, fueron procesados con prisión por la Justica de Paysandú y Tacuarembó y respectivamente por abuso de autoridad sobre detenidos durante la dictadura a los que sometieron a apremios físicos.

En ambos casos las juezas la imputaron a los procesados reiterados delitos de abuso de autoridad contra los detenidos, y reiterados delitos de lesiones graves con cuatro delitos de privación de libertad. En ambos casos se trata de causas llevadas adelante con el viejo código penal anterior al aprobado en 2017.

El caso de Chaine del que informó 25siete Noticias y confirmó El Observador con el fallo de la jueza Carla Gómez, "en su condición de Oficial del Ejercito Nacional, en reiteradas ocasiones sometió a los detenidos a diversos apremios, físicos y tratos crueles inhumanos o degradantes no permitidos por las leyes, la Constitución ni lo reglamentos".

"Los actos por los que se lo responsabiliza tienen que ver a reiteración de hechos tales como golpizas, plantones, caballete, picana eléctrica y colgamientos, se excedió ostensiblemente el abuso de autoridad contra los detenidos, para lesionar y/o poner en riesgo la propia vida de las victimas (...) Fueron objetos de otros vejámenes como el encapuchamiento, y la mala o nula alimentación y bebida, así como la limitación de acceso al baño para realizar sus necesidades fisiológicas o higienizarse. Conductas que per se entroizan en actos arbitrarios y/o rigores excesivos vedados por la norma constitucional", escribió la jueza.

La denuncia había sido presentada el 29 marzo del 2012 por un número importante de victimas, dejando en conocimiento de la Justicia los apremios físicos y la privación ilegitima de la libertad de la que fueron objeto en la dictadura cívico-militar.

Por su parte, la jueza de Paysandú Rossana Martínez afirmó que Larrosa "en su condición de oficial del Ejército y responsable S2 en reiteradas ocasiones sometió u ordenó someter a los detenidos a diversos apremios físicos y tratos crueles, inhumanos o degradantes no permitidos por la Constitución, las leyes o los reglamentos. Los tormentos que constituían golpizas, plantones, caballete, picana eléctrica, colgamientos, submarinos), ingresan en la calificación de torturas".

"En tales prácticas se excedió ostensiblemente el abuso de autoridad contra los detenidos, derivándose lesiones que con riesgo la vida de las víctimas, por lo que revisten la calidad de graves, siguiendo los parámetros del informe legal referenciado. Las gravedad de éstas practicas pusieron en peligro de vida a quienes las padecieron, según informe médico legal citado donde además se consigna que constituyen medios de torturas", afirmó Martínez en la sentencia.

Según relató en Paysandú la represión estuvo a cargo del Batallón de Infantería N.º 8 y los hechos ocurrieron en mayo del año 1974. "Los interrogatorios que se intercalaron con los tormentos y torturas, duraron unos 12 días, período en el cual no se le proporcionaron alimentos, siendo limitado el agua y el acceso al baño. Sumado a ello, fue atormentado psicológicamente, relata la víctima que, al escuchar gritos y llantos de mujer, se le decía que correspondían a su esposa a quien también estaban torturando en la misma habitación, mientras él permanecía con los ojos vendados. Los interrogatorios apuntaban a su actividad sindical y a la vinculación con el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (M.L.N.T.). con la finalidad que admitiera su participación y brinde datos de la organización", afirmó.

Según consignó La Diaria, uno de los denunciados, Hermes Pastorini, declaró al conocer la sentencia: "Hoy podemos decir que se reconoció una vez más que hubo torturas, un hecho de los tantos de violación de los derechos humanos”.

“No es una satisfacción que uno pueda tener, es estar conforme con uno mismo, el compromiso de seguir luchando por los derechos humanos y para que haya verdad y justicia en este país”, reafirmó Pastorini, sindicalista textil de Paylana y del Congreso Obrero textil, torturado por 12 días. Después lo trasladaron a Salto y al tiempo al penal de Libertad, donde estuvo bajo custodia hasta 1980.

“Yo lo puedo contar, pero hay una cantidad que no lo pueden contar”, manifestó Pastorini. La víctima explicó que mientras "haya verdad y justicia", más fácil se recuperará la "confianza en la democracia", a la que llamó "débil" cuando "se ocultan cosas".

Su abogado, a su vez, pidió condenar los delitos de lesa humanidad y reconoció que el procesado colaboró en el juicio, a diferencia de su defensa, que planteó como argumento la falta de certificaciones médicas. “Una ridiculez ¿Alguien puede decirme cómo en aquel momento podíamos llevar un certificado médico?“, se preguntó.

El abogado defensor de Chaine Díaz apelará para desestimar la condena preventiva y en su lugar apelará a obtener prisión domiciliaria mientras avanza la sentencia.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...