18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
21 de julio 2019 - 5:00hs

Mientras a nivel político siguen las conversaciones y negociaciones para el armado de las listas de cara a la elección nacional del 27 de octubre, a nivel técnico el Partido Nacional está a días de culminar su programa común de gobierno. Esta semana fue clave para los nueve grupos que trabajaron en diferentes áreas temáticas y que durante tres días tuvieron más coincidencias que discrepancias, según manifestaron a El Observador participantes de los encuentros de los cinco sectores blancos. 

El equipo del candidato Luis Lacalle Pou, liderado por Pablo Da Silveira, había manifestado la semana pasada, cuando comenzaron los encuentros entre técnicos, que la viabilidad de las propuestas y el cuidado del gasto iban a ser dos reglas que marcarían los pasos a seguir en las negociaciones para el programa único, y así lo hicieron. Da Silveira indicó a El Observador que hubo temas que no estuvieron dispuestos a incorporar, como la propuesta del exprecandidato Carlos Iafigliola de derogar la despenalización del aborto. Tampoco quedó incluida la propuesta del empresario Juan Sartori de dar medicamentos gratis a jubilados a través de un programa al que con su equipo llamaron Medicfarma. Lo mismo ocurrió con la iniciativa de crear “100 mil nuevos puestos de trabajo”. Si bien la productividad y el empleo son dos capítulos fundamentales del programa, el trabajo final no incluirá los términos “creación de 100 mil nuevos puestos de trabajo” redactado de forma tan explícita. 

Este lunes, la mesa chica de los equipos técnicos se reunirá nuevamente para evaluar los avances y empezar a encarar la redacción del texto, que se espera esté pronto a fines de la semana. El siguiente paso una vez redactado y revisado será enviarlo al Directorio del Partido Nacional para que luego se le remita a los convencionales que el sábado 10 de agosto tendrán que votarlo en la Convención del partido. 
Con 54% de los votos obtenidos en la interna que lo consagró como candidato de todo el partido, Lacalle Pou logró no solo armar la fórmula con mayor cintura sino que su programa de gobierno sufriera pocas modificaciones. Si bien todos los sectores reconocieron que sus propuestas fueron tenidas en cuenta, el programa final será el ya presentado por el equipo del sector Todos el 8 de abril –y con el que Lacalle Pou salió a recorrer el país- con ciertas modificaciones. “Van a haber cosas que van a desaparecer, cosas nuevas, cambios en el uso de palabras, porque la idea es que todos se sientan cómodos con el lenguaje que se usa para decir las cosas, pero la estructura es básicamente la del programa del sector”, indicó Da Silveira.

Diego Battiste

El coordinador de los equipos técnicos -y futuro ministro de Educación si Lacalle Pou gana las elecciones- agregó que si bien podrían haber impuesto su programa acordaron con los demás sectores para que “todos se sintieran identificados”. 
“El error político más infantil es ir a la convención con nuestro programa tal cual. Hay una voluntad (de todos los sectores) que se percibe, se aprecia”, sostuvo.

En Alianza Nacional, liderado por Jorge Larrañaga, aseguraron que hubo “complementación” entre las distintas propuestas, según dijo a El Observador uno de los participantes. Larrañaga había presentado en febrero del año pasado lineamientos para un programa común que fueron aprobados por el Centro de Estudios del Partido Nacional y tenidos en cuenta como un insumo más en la elaboración del programa que se presentará el 10 de agosto. En su caso, los temas con los se siente más identificado con el resultado final de los encuentros entre técnicos son descentralización, empleo y educación. 

“El error político más infantil hubiera sido ir a la convención con nuestro programa tal cual”, Pablo Da Silveira, coordinador de los equipos técnicos para el programa común 

Los grupos se dividieron temáticamente: política económica, reforma estatal, descentralización, relaciones laborales, salud y seguridad social, educación, seguridad, relaciones internacionales, así como políticas ambientales y sociales.  

Por su parte, la coordinadora de los técnicos de Sartori, Casilda Echevarría, también se mostró satisfecha con los encuentros y dijo que en su caso lo más difícil de negociar fue la propuesta de Medicfarma. “Eso nosotros lo vamos a explicar fuera del ámbito del programa único porque no tenía apoyo generalizado”, indicó a El Observador. 

En el caso de los 100 mil nuevos puestos de trabajo, Echevarría explicó que no fue redactado de esa manera porque “en un programa de gobierno nunca se pone un número”. “El tema del trabajo tiene su base fundamental en el desarrollo económico y en la apertura del país a mercados internacionales. Lo fundamental para la generación de empleo es la inversión. Con respecto al número en sí mismo es un cálculo que hicimos nosotros en nuestro grupo y lo consideramos muy viable. No solo en la medida en que consideramos que con una legislación apropiada podríamos atraer inversión suficiente sino que lo importante es que esos puestos sean legítimos como consecuencia de la inversión. En términos históricos ese número en un quinquenio es absolutamente razonable”, opinó la integrante del equipo de Sartori. 

En tanto, el exprecandidato Iafigliola también consideró que los encuentros fueron satisfactorios aunque en su caso hubo varios temas que decidieron dejar fuera.  “Tenemos algunas posiciones más principistas, eso quedó claro en lo que fue nuestra campaña. Quizá no todo lo que nosotros pensamos está contemplado en este programa único”, sostuvo y puso como ejemplo no solo la propuesta de su sector de derogar la ley que despenalizó el aborto sino también temas vinculados a la ideología de género, la educación sexual y el concepto de “familia”.Lacalle Pou ha dicho más de una vez que en caso de llegar al gobierno no habrá cambio alguno en lo que se conoce como  “agenda de derechos”. 

Con el encuentro pautado para este lunes, el programa comenzará a tomar más forma aún y, si todo sigue tal lo planeado y de la misma forma que viene funcionando, el Partido Nacional tendrá su programa prácticamente listo en menos de una semana. 

El ahorro de US$ 900 millones como pilar 
Una de las grandes banderas de Luis Lacalle Pou durante su campaña para las elecciones internas del 30 de junio fue la propuesta de ahorro de US$ 900 millones anuales durante el quinquenio que viene, así como la división de su programa en cinco shocks: el de austeridad, de competitividad, de seguridad, social y de conocimiento y cultura. El objetivo de ahorrar US$ 900 millones anuales  implica ahorrar en rubros como publicidad estatal, contratación de funcionarios y gerenciamiento de obras públicas, entre otras.  Para llegar a ese plan el equipo liderado por la economista Azucena Arbeleche analizó documentos de la Auditoría Interna de la Nación, la Rendición de Cuentas 2017 y un informe del Banco Interamericano de Desarrollo del año pasado que indica que el malgasto en compras públicas y en la remuneración a los empleados representa un 3,7% del PIB local.
Con respecto a la rebaja de tarifas, para la asesora en temas económicos de Lacalle Pou y ministra de Economía si llega al gobierno, Azucena Arbeleche, hoy por hoy es imposible compartir un cronograma de reducción de tarifas y cuáles serán los montos  pero aseguró a El Observador en abril de este años que si llegan al gobierno la rebaja será “generalizada”, es decir tanto para empresas como para hogares. 
Temas:

Decisión 2019 Partido Nacional Luis Lacalle Pou Programa de gobierno Pablo Da Silveira Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar