Cargando...
Series, descubrimientos y paseos, en el Picnic de hoy

Estilo de vida > PICNIC!

¿Puede la tristeza también ser amor?

Nuevos espacios culturales, descubrimientos y piques para comprar vinos en el Picnic! de esta semana

Tiempo de lectura: -'

01 de junio de 2022 a las 11:45

Qué alegría que te sumes al Picnic! de esta semana, tan distraído y enfocado como siempre, con saltos que van de la sonrisa al llanto y de la alegría a la tristeza. Hace una semana que no paro de pensar en los padres, hermanos y familias de las 21 personas, 19 de ellos niños de menos de 10 años, que fueron asesinados a sangre fría en una escuela de Texas. El horror de los asesinatos en masa se ha vuelto moneda corriente en Estados Unidos pero, a diferencia de tantos otros horrores que suceden todos los días, todavía nos conmueve, sobre todo en los casos en que mueren niños y adolescentes en el lugar en el que deberían estar más seguros: sus escuelas.
 
Por esta vía tan triste llegué a reflexionar sobre la naturaleza de la tristeza y cómo se relaciona con la vida y el amor. En 2018, el músico Nick Cave recibió una carta de una mujer que había perdido en poco tiempo a su padre, su hermana y su primer amor, y que le preguntaba si él y su esposa se comunicaban de alguna manera con su hijo, Arthur, que murió a los 15 años. Cave le respondió con una carta hermosa, que acá podés escuchar en la voz de Benedict Cumberbatch.
 
“Todo indica que si amamos, lloramos. El dolor y el amor están entrelazados para siempre. El dolor es el terrible recordatorio de las profundidades de nuestro amor y, como el amor, el dolor no es negociable. Hay una inmensidad en el dolor que abruma nuestro minúsculo yo", escribió el músico. La tristeza y el dolor son tan inevitables como aborrecibles y necesarios para vivir. Frecuentemente preferimos pensar que no existe, que está lejos, que no nos tocará, pero indefectiblemente llega y arde en esos lugares del alma que ni sabías que existían.
 
Es imposible apagar la tristeza cuando toca; hacerlo es solo un engaño. Al final se trata de transitar el camino hasta que vuelva a transformarse en amor y, tal vez, en alegría. Hace poco leía la columna El Mal de Leila Guerriero, y tiene razón: ​​“¿Cuántas toneladas de autoayuda y ‘mindfulness’ hemos tragado para engendrar esa necesidad maníaca de encontrarle a todo una enseñanza? El dolor, a veces, es simplemente dolor. Sólo daña”.
 
Ya sabés que siempre busco la parte buena de todo, algo que solo logro si no pierdo contacto con la realidad. A veces el dolor tiene que ser dolor y nada más. Solo así se podrá convertir en otra cosa. El escritor Mark Manson habló de esto en su libro El sutil arte de que (casi todo) te importe un carajo"Cualquier intento de escapar de lo negativo -evitarlo, sofocarlo o silenciarlo- fracasa. Evitar el sufrimiento es una forma de sufrimiento. La negación del fracaso es un fracaso". Soy Carina Novarese y me gustaría saber cómo manejás vos tus dolores y tristezas y cómo lográs que se conviertan en otras cosas o, tal vez, guardarlos en tu corazón sin que te impidan seguir disfrutando de la vida. Si me contestás este mail, te leo. Te deseo una linda semana y vamos con Pícnic!

CONTENIDO EXCLUSIVO Member

Esta nota es exclusiva para suscriptores.

Accedé ahora y sin límites a toda la información.

¿Ya sos suscriptor?
iniciá sesión aquí

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...