Estilo de vida > DALO TODO

Qué es el "Cardio de la felicidad" y quién es la influencer argentina detrás del éxito en redes

La periodista y runner Julieta Puente creó una intensa y divertida sesión de entrenamiento para paliar el encierro; en cada encuentro reúne a unas 15 mil personas 

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2020 a las 13:12

Cuando comenzó la cuarentena varios de los inquietos que acostumbran a ejercitarse se desesperaron. Porque no es lo mismo ir al gimnasio que entrenar en casa. Y con el transcurso de los días esa inquietud se traspasó a varias personas más que necesitaron descargar toda la energía contenida. En Argentina, que la cuarentena es obligatoria y estricta desde hace más de tres meses, el tedio del encierro es todavía más aplastante. Por eso, la solución que encontró la periodista, runner e influencer Julieta Puente para levantar los ánimos tuvo éxito inmediato.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esta cuarentena me permitió conocerlas y llevarles a sus casas un poquito de mi energía y mi manera de vivir. Los primeros días estuve muy incómoda y malhumorada con esta situación que a todos nos descolocó. Y el día que decidí cambiar mi energía pensé que así como yo puedo hacerlo, muchas de ustedes seguro necesitarían ayuda y un empujoncito. Entonces nació mi tan amado ‘Cardio de la Felicidad’ 😍 . Los primeros días sin nombre, ni días y mucho menos horario fijo. Sin sorteos y con el celular apoyado en una maceta. Pero yo no estaba confundida: cada vez somos más las que nos necesitamos juntas y fuertes, luchando por encontrar una mejor versión nuestra. 💗💪🏼⁣ Y yo no voy a parar hasta convencerlas de que lo intenten, porque entrenar juntas es mucho más que hacerlo por el cuerpo, es sanar el alma. Te hace fuerte, te empodera, te llena de energía . Y cuando nos sentimos así, podemos comernos el mundo y hacerle frente a cualquier batalla. 💪🏼💫⁣ ⁣ No soy profe, lo aclaro todo el tiempo. Mi entrenadora @sigleralex nos arma las rutinas, mira todos los vivos y me hace correcciones al final. Respeto cada renglón de su planificación, y soy responsable a la hora de aclarar que soy periodista y no entrenadora. Me puse al servicio de la gente en estos días difíciles entrenando A LA PAR de ustedes, aportando TODA mi energía y fuerza para sacarles una sonrisa. Cuando termine esto, seguramente el cardio seguirá y con mi profe al lado mio 💗.⁣ ⁣ Este look de @mumbaibikinis bikinis sorteo en el cardio de mañana. QUE SE PRENDA TODO FUEGO 🔥 ¿quien viene?

Una publicación compartida de Juli Puente (@julieta_puente) el

Puente es licenciada en comunicación y hasta hace algunas semanas trabajó en El Trece, aunque su popularidad se debe en gran parte al uso que le da a sus redes sociales. La argentina de 27 años tiene cerca de 400 mil seguidores en Instagram (@julieta_puente) y antes de que la cuarentena fuera obligatoria en su país, solía compartir historias e imágenes relacionadas con su motivación al correr, además de videos bastante divertidos haciendo payasadas.

La periodista es vista por varios de sus seguidores como una referente en materia de estilo de vida. Aunque ella siempre advierte que, como no es nutricionista, prefiere no hablar sobre su dieta ni dar consejos. Solo comparte recetas saludables ocasionalmente. Pero en lo que sí se convirtió en experta desde hace algunos meses es en levantar los ánimos.

Un día de marzo, a Puente se le ocurrió invitar a sus seguidores a ejercitar junto con ella a través de una transmisión en vivo de Instagram. Según contó a Infobae, primero fueron 500. Pero rápidamente esa cifra empezó a ascender. Apareció Ricky Sarkany que la invitó a transmitir el entrenamiento desde la cuenta de la marca, y se sumaron 10 mil personas. Al tiempo también lo hizo desde la cuenta de 47 Street. Y otras tantas veces lo hace desde su cuenta.

Entre los gritos de la comunicadora con frases como "dalo todo Mabeeel" y "qué se prenda fuego", y los bailoteos en el medio de cada descanso al ritmo de cumbia y reggaeton, el encuentro en redes pasó a llamarse el Cardio de la felicidad. La idea es moverse, divertirse y liberar endorfinas durante casi una hora. De yapa, en cada edición hay un sorteo del que pueden participar los que hayan estado en la transmisión. 

La rutina es intensa para quien no entrena seguido, pero lo importante es no parar. Si no te sale un ejercicio, dice siempre la influencer, bailá. Pero no pares. 

Ahora, los entrenamientos fijos que ya llevan más de tres meses son los martes, jueves y domingos (quedan grabados en la cuenta de Puente) y suelen contar con cerca de 15 mil participantes por encuentro. Una cifra bastante elevada considerando la cantidad de vivos de Instagram que nacieron en tiempos de pandemia.

Aunque ahora Puente estudia para ser personal trainer, aclara en sus redes que no es profesora. Cada rutina es elaborada por una profesional que le indica al detalle cada ejercicio para que luego ella los muestre.

Parte de su historia

En el medio del éxito de sus cardios, Puente decidió contar parte de su historia y el por qué detrás de tanta fuerza de voluntad. 

Cada vez que miro mis fotos de algunos años atrás siento el mismo dolor y tristeza, como si volviera a estar ahí. No estaba preparada para que mi mejor amigo, mi hermano de la vida, se enfermara de cáncer ni mucho menos para acompañarlo de cerca en el proceso de su despedida. Esa taurina que se lleva el mundo por delante lo hizo y muy bien (fueron nuestros años más divertidos juntos, incluso) pero a algún lugar iba a parar todo el dolor que estaba reprimiendo. La anorexia fue el mío. Recuerdo con exactitud el día en el que me propuse “cuidarme” con las comidas. Y digo “cuidarme” porque lejos de asesorarme con un profesional de la nutrición, inventé mis propias reglas en base a lo que escuchaba en los recreos del colegio y a lo que veía en ese entonces en Facebook. Pero un día ya era tarde, había perdido el control. No sonreía, sólo pensaba en comida, en esconderla y regalarla, nadie me sacaba a bailar en las fiestas, y podría seguir.. Pesaba 38 KG, “si bajás 100 gramos más tenemos que internarte” dijo el médico, y entonces mi cabeza se puso en blanco. Había tocado fondo, y ahora tenía que lidiar con dos batallas: por un lado, mi salud física, y por el otro, la mental. Había llegado lejos y tenía que pagar por eso.⁣ ⁣ Voy a centrarme en el HOY. Hoy soy una chica que tiene su trabajo y que además disfruta con todo su ser de empezar los días entrenando. Lo hago muy fuerte: corro, hago gym y nado. AMO ese momento, tan mío. Corro porque disfruto ponerme metas y cumplirlas, no me interesa ganarle a nadie. Me hace sentir viva, invencible. Sí, por supuesto que me cuido con la alimentación: es un estilo de vida que elijo, no me cuesta ni un poco. Elegí a @anitagonpereira para que me guíe y sostenga en eso. De lunes a viernes soy muy prolija, los fines de semana trabajamos juntas en buscar un equilibrio y poder disfrutar de otras cosas. Y digo que trabajamos porque insisto: es un trabajo constante. ⁣ ⁣ Hoy, cuando siento que se me está complicando, miro al cielo y le pido ayuda a mi amigo, el que me hizo una verdadera guerrera 🖤

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cuando entendí que las batallas nos hacen más fuertes y poderosas fue cuando dejé de sentir verguenza por lo que me había pasado.⁣ ⁣ Cada vez que miro mis fotos de algunos años atrás siento el mismo dolor y tristeza, como si volviera a estar ahí. No estaba preparada para que mi mejor amigo, mi hermano de la vida, se enfermara de cáncer ni mucho menos para acompañarlo de cerca en el proceso de su despedida. Esa taurina que se lleva el mundo por delante lo hizo y muy bien (fueron nuestros años más divertidos juntos, incluso) pero a algún lugar iba a parar todo el dolor que estaba reprimiendo. La anorexia fue el mío. Recuerdo con exactitud el día en el que me propuse “cuidarme” con las comidas. Y digo “cuidarme” porque lejos de asesorarme con un profesional de la nutrición, inventé mis propias reglas en base a lo que escuchaba en los recreos del colegio y a lo que veía en ese entonces en Facebook. Pero un día ya era tarde, había perdido el control. No sonreía, sólo pensaba en comida, en esconderla y regalarla, nadie me sacaba a bailar en las fiestas, y podría seguir.. Pesaba 38 KG, “si bajás 100 gramos más tenemos que internarte” dijo el médico, y entonces mi cabeza se puso en blanco. Había tocado fondo, y ahora tenía que lidiar con dos batallas: por un lado, mi salud física, y por el otro, la mental. Había llegado lejos y tenía que pagar por eso.⁣ ⁣ Voy a centrarme en el HOY. Hoy soy una chica que tiene su trabajo y que además disfruta con todo su ser de empezar los días entrenando. Lo hago muy fuerte: corro, hago gym y nado. AMO ese momento, tan mío. Corro porque disfruto ponerme metas y cumplirlas, no me interesa ganarle a nadie. Me hace sentir viva, invencible. Sí, por supuesto que me cuido con la alimentación: es un estilo de vida que elijo, no me cuesta ni un poco. Elegí a @anitagonpereira para que me guíe y sostenga en eso. De lunes a viernes soy muy prolija, los fines de semana trabajamos juntas en buscar un equilibrio y poder disfrutar de otras cosas. Y digo que trabajamos porque insisto: es un trabajo constante. ⁣ ⁣ Hoy, cuando siento que se me está complicando, miro al cielo y le pido ayuda a mi amigo, el que me hizo una verdadera guerrera 🖤

Una publicación compartida de Juli Puente (@julieta_puente) el

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...