Cargando...

Economía y Empresas > Tarifas públicas

Qué pasa si tengo la tarifa subsidiada de UTE y tengo que mudarme

Esta modalidad tiene actualmente unos 360 mil clientes que en 2021 pagaron la energía un 35% más barata que la tarifa residencial simple

Tiempo de lectura: -'

06 de junio de 2022 a las 14:01

La tarifa de consumo básica residencial es una modalidad que tienen contratada unos 360 mil clientes del ente con un tope mensual de 230 KWh.

Bajo esta modalidad se factura un único cargo de $ 387,5, que no está gravado con IVA y que incluye un consumo de hasta 100 kWh, el cargo fijo y el cargo por potencia contratada. Si se pasa ese nivel de consumo se cobra un cargo por energía de acuerdo a una escala de precios, que varía en función de lo que se consuma por arriba de esa cantidad.

Esa tarifa fue eliminada a comienzo de 2022  y ya no está habilitado el ingreso de nuevos usuarios. Solo se mantiene para los que ya la tienen contratada con anterioridad.

Pero qué pasa si un cliente que hoy tiene esa tarifa decide mudarse a otro domicilio. La respuesta es que no podrá volver a contratar esa tarifa subsidiada aunque tenga un consumo inferior a 230 KWh, y deberá optar por pasarse a otras opciones.

La primera alternativa que se tiene es contratar la tarifa residencial simple que es la más cara actualmente. Otra opción es la tarifa inteligente Doble Horario Residencial (plan inteligente) en la medida que sea conveniente.

Una tercera alternativa es el bono social de energía eléctrica si reúnen con los requisitos exigidos.

Los números de 2021

En 2021 los clientes que tenían la tarifa básica pagaron la energía un 35% más barata en promedio comparado con los clientes que tienen contratada la tarifa Residencial Simple (887 mil) y que son la mayoría de los hogares.

El año pasado los usuarios de la tarifa básica compraron el 15% de la energía consumida en el sector residencial, que UTE vendió por un total de US$ 79,3 millones. El precio medio de venta fue de 13,76 centavos de dólar por kWh ($ 6,15). Este valor incluye energía, cargo fijo y potencia, sin impuestos.

Por su parte, el 64% de la energía comercializada a los hogares correspondió a clientes de la tarifa Residencial Simple, y se vendió por un total de US$ 521 millones. El precio medio de venta en el mercado interno fue de 21,20 centavos de dólar por kWh ($ 9,47).

 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...