Economía y Empresas > REGULACIÓN FINANCIERA

Qué son los contratos inteligentes, para qué sirven y cómo están regulados

La industria tecnológica creció de forma exponencial durante el año pasado y comienza a generar desafíos por su regulación 

El contrato inteligente puede ser definido como un vínculo autoejecutable en el que los términos del acuerdo entre las partes se escriben directamente en líneas de código.

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2021 a las 19:02

Por Juan Frers*

La industria tecnológica creció de forma exponencial durante el año pasado como resultado del outline financiero del covid-19. Dicha expansión provocó un aceleramiento en la utilización de nuevas herramientas tecnológicas.

Entre ellas podremos ver la figura del llamado smart contract o contrato inteligente, como parte de las nuevas herramientas tecnológicas, tanto para los consumidores, como para los abogados, escribanos, entre otros profesionales. 

En este artículo explicaremos qué son los contratos inteligentes, para qué sirven y cuáles son las regulaciones actuales en algunos países de Europa y EEUU. 

El contrato inteligente puede ser definido como un vínculo autoejecutable en el que los términos del acuerdo entre las partes se escriben directamente en líneas de código. El código y los acuerdos contenidos en él existen a través de una red blockchain.

A partir de este breve definición podremos entender que los contratos inteligentes, son digitales, y el objeto de los mismos siempre es cancelado con la transferencia de cryptoactivos, (la unidad de valor de cancelación de las obligaciones establecidas en los mismos por las partes), que pueden ser desde compradores-vendedores o empleador-trabajador, por ejemplo. 

Algunas de las características de los mismos son que :

  • Generalmente operan dentro de un sistema de software conocido como Tecnología de libro mayor distribuido (DLT).
  •  Los DLT mantienen registros digitales sincronizados entre varias computadoras (o "nodos") en una red de computadoras. 

La introducción de este tipo de contratos nos hace replantearnos la idea de una relación contractual en la cual exista la posibilidad de utilizar la tecnología blockchain como medio de cancelación de obligaciones.

Los que han avanzado 

Generalmente, los contratos no tienen la necesidad de ser regulados para que sean validos legalmente. Aun así, frente a la necesidad de regular los derechos y obligaciones de las partes en materia contractual, realizaremos un análisis de algunos países que han comenzado a regular los smart contracts.

En principio podremos mencionar el caso de EEUU, donde actualmente mas de 40 estados se encuentran trabajando en regulaciones blockchain o de smart contracts. Por ejemplo, el estado de Illinois cuenta con la llamada Blockchain Technology Act, la cual proporciona los usos permitidos de la tecnología blockchain en transacciones y procedimientos. También estable limitaciones al uso de la tecnología blockchain. Prohíbe que las unidades del gobierno local implementen restricciones específicas sobre el uso de la tecnología blockchain. La misma define a los contratos inteligentes como "contratos almacenados como un registro que se verifica mediante el uso de una cadena de bloques".

Por otro lado, si bien la Unión Europea aún no ha regulado el fenómeno de los contratos inteligentes, algunos países han avanzado en la regulación de los mismos con leyes locales como es el caso de Italia, el cual define en su legislación interna a los contratos inteligentes como "programas informáticos que operan en DLT, cuya ejecución es automáticamente vinculante para dos o más partes en función de los efectos predefinidos por el mismo".

Por ultimo podremos analizar el caso de Malta siendo uno de los pocos países del mundo que cuentan con una autoridad especifica encargada de la auditoria, certificación de los contratos inteligentes, la llamada Malta Digital Innovation Authority (MDIA).

Desafíos a futuro 

Luego de haber realizado un análisis de la actual regulación existente de los contratos inteligentes, son pocos los países a nivel mundial que han regulado el fenómeno de los contratos inteligentes, dejando de lado el caso de EEUU, país que se encuentran a la vanguardia en materia regulatoria de crypto y smart contracts.

Nos encontramos frente a un gran desafío, ya que varios de los interrogantes que se plantearan, por ejemplo, serán cuál es la validez de este tipo de contratos, cuál es la ley aplicable a los mismos. Existen algunas posturas criticas en cuanto a la utilización de los mismos, partiendo de la premisa de que los cryptoactivos no pueden ser utilizados como unidad de pago ya que no cuentan con el respaldo legal suficiente.

*Profesor en la Universidad de Chile y director WorldWide TaxNet Ltd.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...