22 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
26 de septiembre 2022 - 15:29hs

Alejandro Astesiano es el jefe del Servicio de Seguridad Presidencial de Luis Lacalle Pou. El miércoles 13 de julio de este año tuvo a dos de los tres delincuentes que rapiñaron a su hijo en frente, pero prefirió no disparar para resguardar la seguridad de algunos de los vecinos que lo vieron todo. Lo recibieron a balazo limpio cuando escucharon el motor de una camioneta que llegaba. 

Por ruta 1 y camino Cibils, el hombre casi llegaba al empalme con la ruta 5, para dirigirse a Florida, cuando recibió la llamada de un número desconocido. Atendió. Del otro lado, su hijo de 21 años decía, con la voz un tanto alterada y con un celular prestado, que había sido rapiñado a la salida de su casa.

Más noticias

Fue a las 15:30 cuando tras pegar un culatazo en la cabeza a una de las víctimas, los delincuentes (conocidos en el barrio Conciliación como "Los Cabecitas") lograron robarles la moto, un celular y documentos. Los tres se metieron en una vivienda, ubicada sobre un pasaje del barrio.

Astesiano, que es efectivo policial, estaba solo a algunas cuadras del lugar del robo, por lo que redireccionó su ruta en su camioneta hacia avenida Millán y Alberto Gómez Ruano, donde su hijo y otro amigo (también víctima) habían visto llegar a quienes les habían robado. Mientras Astesiano (50 años) aceleraba rumbo a esa dirección, llamó al Centro de Comando Unificado de la policía.

Al llegar, su hijo y el amigo estaban a media cuadra de donde se habían escondido los tres hombres. Era muy cerca de donde había ocurrido el hecho, por lo que no fue difícil seguirlos con la mirada.

Su camioneta fue recibida a tiros de escopeta y revólver por dos de los delincuentes. Uno de ellos incluso utilizaba guantes para no dejar huellas en el arma y corrió a enfrentarlo.

Fuentes policiales dijeron a El Observador que tienen 20 y 21 años, mientras que un tercero está prófugo, ya identificado. La policía prevé ubicarlo en las próximas horas, dado que además se le ordenó prisión domiciliaria. Son los tres autores del hecho.

El hijo del jefe de Seguridad Presidencial tenía claro dónde estaban. Incluso se los veía en un patio de la vivienda. Cuando el hombre fue atacado a tiros, optó por no disparar, y retrocedió en su camioneta. Fue la policía la que luego ingresó a la vivienda, en busca de los hombres, pero uno de ellos ya se había escapado por una salida trasera de la vivienda.

En el domicilio la policía incautó drogas, armas y las pertenencias robadas, con excepción del celular. Los investigadores creen que se lo llevó el que se encuentra prófugo.

Vecinos del lugar conocen a los jóvenes, que están vinculados con la comercialización de drogas y han cometido otros delitos, sumaron fuentes del caso.

Temas:

hijo jefe seguridad Luis Lacalle Pou Alejandro Astesiano policía

Seguí leyendo

Te Puede Interesar