The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Ray Thomas, 1941-2018

En abril próximo iba a recibir un gran reconocimiento, pero el destino quiso otra cosa

Tiempo de lectura: -'

09 de enero de 2018 a las 05:00

El gran Ray Thomas se pasó tres décadas esperando a que el grupo del cual fue uno de los fundadores resultara elegido al Salón de la Fama del Rock and Roll, establecido en 1988. Que los Moody Blues, que desde 1964 vienen tocando juntos, hayan debido esperar tanto tiempo para recibir un reconocimiento que tenían más que merecido era algo imperdonable para cualquier conocedor serio de la historia de la música, sabida la trascendental importancia que la banda originada en Birmingham, Inglaterra, tuvo en los comienzos del rock and roll en la década de 1960, cuando junto con los Beatles y los Rolling Stones lideraron la primera movida con canciones creativas y originales que ayudaron a afianzar la música sin la cual la época moderna hubiera sido otra cosa.

Que el Salón de la Fama haya elegido antes a Madonna, en 1998, y a ABBA, en 2010, es algo totalmente incomprensible. Pero, por fin, la justicia llegó y los Moody Blues serán incluidos en el Salón el próximo sábado 14 de abril. Para los otros tres fundadores del grupo, Graeme Edge, Justin Hayward, y John Lodge, lo mismo que para los amantes de la buena música, será una ceremonia incompleta, con mucha tristeza de por medio, pues antes de ayer falleció Thomas, en lo que parece un mal chiste por parte del destino.

Thomas, de 76 años, había sido diagnosticado con cáncer de próstata en 2014, razón por la cual había dejado de tocar con el grupo. Sin embargo, había mejorado con el tratamiento y planeaba estar presente para tocar en la ceremonia de abril. Thomas fue uno de los mejores flautistas que tuvo el rock y su característico estilo otorgó un peculiar sonido a algunas canciones memorables, como Nights in White Satin (1967), la cual sirvió de inspiración y molde para grupos posteriores como Yes, Genesis y Supertramp.

Además de notable intérprete, Thomas fue un compositor de primera, siendo de su autoría algunos clásicos como Legend of a Mind (1968) y Veteran Cosmic Rocker (1981). Entre el domingo y hoy las redes sociales estuvieron cargadas de mensajes alusivos a su muerte. Uno de ellos decía: "Imagina estar en Vietnam y escuchar Nights In White Satin. Te van a extrañar Ray. Hiciste que una gran banda fuera aún más grandiosa. Paz".

Comentarios