Economía y Empresas > NUEVAS MEDIDAS

Reino Unido se enfoca en crear una start up cada media hora

Todo el esfuerzo estará centrado en incentivar nuevos emprendimientos en menos tiempo

Tiempo de lectura: -'

28 de marzo de 2018 a las 05:00

El ministro de Economía británico, Philip Hammond, anunció la puesta en marcha de varias medidas para lograr que Reino Unido siga siendo uno de los centros mundiales de empresas fintech tras la salida de la Unión Europea, el conocido proceso como Brexit.

Hammond explicó en la Conferencia Internacional Fintech, celebrada en Londres por segundo año consecutivo, que el gobierno va crear un grupo de expertos en criptomonedas y que se agilizarán los temas regulatorios para que las pequeñas empresas tecnológicas puedan adaptarse más rápidamente.

El grupo especializado en monedas digitales, como es el caso del bitcoin, estará formado por representantes del Banco de Inglaterra, el ministerio de Economía y la Autoridad de Conducta Financiera, en un intento por permitir el avance de esta tecnología, pero controlando los riesgos que puede tener para los clientes.

Desde hace unos años, las empresas fintech, se han convertido en uno de los grandes motores de crecimiento de Londres, aunque su influencia empieza a verse también en otras capitales del país. "Cada hora se crea una nueva start up. Mi objetivo es que se cree una cada media hora", sostuvo Hammond.

En 2017, dos empresas británicas, TransferWise y OakNorth, levantaron más de 200 millones y están entre las 20 mayores del mundo del sector fintech. Además, este rubro en Reino Unido atrajo inversiones de empresas de capital riesgo por valor de 1.800 millones de libras a través de 224 operaciones. En total, 60.000 personas tiene empleo gracias a las compañías que se encuentran en el sector fintech en Gran Bretaña.

Los grandes bancos presentes

El ministro contó con el respaldo de algunos de los principales banqueros del país, entre ellos los primeros ejecutivos de Santander UK, Lloyds y HSBC.

Todos resaltaron la fortaleza de Reino Unido en este campo y la necesidad de aumentar la colaboración entre las grandes entidades financieras y las empresas de nueva creación, a las que a menudo se ve como potenciales competidores.

"Los bancos necesitan cambiar y están cambiando", sostuvo el consejero delegado de Lloyds, António Horta-Osório. Recordó cómo en 2011 la aplicación del banco para el móvil no tenía ni un solo cliente y hoy cuenta con 9 millones de usuarios activos.

El banco contabiliza 30 millones de clientes digitales, que utilizan Internet para hacer sus operaciones. "Nuestros clientes tienen el banco en el bolsillo", explicó el directivo portugués con entusiasmo.

El consejero delegado de Santander UK, Nathan Bostock, dijo que en el sector bancario "todo pasa por la colaboración y no por la competencia". como se piensa normalmente en el mercado.

El presidente de HSBC, Mark Tucker, explicó que las empresas fintech, son un desafío para los reguladores, que deben permitir que más productos tengan un espacio.


Comentarios