Economía y Empresas > Recorte

Renuncia a aguinaldos y baja salarial del 16%, la fórmula de Isusa para subsistir

La empresa química recortó su plantilla en 170 trabajadores y criticó al gobierno por la falta de respuesta ante la evolución del tipo de cambio y la asimetría competitiva con empresas importadoras

Tiempo de lectura: -'

04 de junio de 2019 a las 13:01

A fines de abril, la empresa de la industria química Isusa anunció el comienzo de un proceso de reestructura de sus operaciones debido, según acusaron desde la empresa, a una pérdida de competitividad progresiva que terminó 2018 con un resultado negativo.

Finalmente y después de más de un mes de negociación con el sindicato, parte de los anuncios hechos por la empresa se concretaron, a través de un acuerdo firmado el viernes 31 de mayo entre los trabajadores y la firma, con una reducción salarial del 16% hasta al menos abril de 2020, 110 trabajadores que pasaron a seguro de paro con un sistema rotativo y 60 a retiro voluntario, la mayoría de estos últimos mandos medios.

A raíz de un 2018 que culminó con “un aumento de los costos de operación frente a la evolución del tipo de cambio real y las caídas de precios internacionales”, con el objetivo de subsistir la empresa que contaba con 550 trabajadores decidió hacer este fuerte recorte en su plantilla.

En un documento enviado por la empresa el 3 de junio a la Bolsa de Valores de Montevideo, se explicitó que “el aumento de costos de operación frente a la evolución del tipo de cambio que no ha tenido la misma evolución, la caída de precios internacionales, la asimetría de costos y condiciones laborales –que el gobierno no ha podido resolver entre la empresa y los importadores- ha llevado a un proceso de reestructura interna".

Después de un 2018 que culminó con un resultado negativo, Fitch Ratings bajó el pasado 30 de abril la calificación de la empresa de BBB + a BBB -, según consta en la web del Banco Central del Uruguay (BCU). 

La calificadora sostuvo que ante la reducida generación de flujo explicada por los menores niveles de precios en los últimos años y la magnitud de su estructura de costos “resulta ineficiente para el tamaño del mercado”.

Ante la situación, Isusa sostuvo que la búsqueda de soluciones en temas laborales “mediante autocomposiciones y recíprocas concesiones”, permitió firmar un convenio el 31 de mayo con la “totalidad de los trabajadores de la empresa, que no afectarán el nivel de productos y servicios”.

De todas formas, desde el Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ) se entiende que este relego por parte de sus representados es “en pos de ayudar el difícil momento que vive la empresa”.

La firma uruguaya cuenta con seis plantas industriales en el país y tiene su sede central en Ciudad del Plata (San José). Mantendrá algo más de 300 funcionarios en actividad.

A su vez, el dirigente de la STIQ, Sebastían Aspiroz, destacó a El Observador que los trabajadores pudieron mantener varios de los beneficios propios de la empresa, como por ejemplo el importe que se cobra en tickets, aunque se resignó durante el próximo año el cobro de un aguinaldo entero en diciembre y de uno extraordinario en febrero (un premio equivalente a la mitad de un salario).

En principio, como parte del plan de reestructura desde Isusa se había llegado a plantear una rebaja de hasta un 70%, con la fundamentación de que existe una “competencia desleal que sufre desde hace varios años ante la llegada de productos químicos importados”.

Sin embargo, después de algo poco más de un mes de negociaciones se pudo llegar a un acuerdo. En este sentido el gerente general de Isusa, Hugo Rámirez, reconoció una actitud "muy madura de los trabajadores y del sindicato de la industria química". 

"Es una medida que obviamente no es simpática para nadie, pero aunque es una reestructura importante, es tempranera. Hay que destacar la actitud de los trabajadores de mantener en funcionamiento la empresa sin medidas distorsivas y sin que ninguna de las partes actuara de forma intempestiva", recalcó Rámirez. 

 Además, el ejecutivo destacó que incluso fue de la mano del sindicato que se "abrieron algunas puertas" con el Estado que la empresa no había logrado abrir.    

Pérdida de licitación

Un agravante a la situación económica de la empresa fue la pérdida de una licitación para suministrar sulfato de aluminio a OSE. Aunque la licitación había sido otorgada a Isusa en setiembre del año pasado, el ente estatal bajó los estándares técnicos exigidos, lo que permitió el ingreso de una empresa extranjera.

Isusa  presentó un recurso de revocación para que se anule dicha decisión. El importe estimado entre las dos licitaciones que reclama la empresa industrial uruguaya supera los US$ 2 millones. 

 
La empresa
Isusa fue fundada en 1947 y empezó a funcionar formalmente en 1951. Principalmente produce diferentes fórmulas de fertilizantes, compuestos sólidos y líquidos y productos químicos como sulfato de alúmina y ácido sulfúrico. Exporta a Argentina, Paraguay y en menor medida a Brasil, aunque principalmente trabaja para el mercado doméstico. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...