20 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,40 Venta 41,60
25 de mayo 2023 - 10:09hs

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció este miércoles por la noche en la plataforma de audio de Twitter que competirá en las primarias presidenciales del Partido Republicano donde seguramente deberá enfrentar al expresidente Donald Trump. El comienzo del evento estuvo marcado por fallas técnicas de la plataforma que retrasaron media hora su inicio e imposibilitaron una audición correcta de los primeros tramos del discurso del candidato.

“Me postulo para presidente de los Estados Unidos para liderar nuestro gran regreso estadounidense”, dijo durante un evento con la presencia del propietario de Twitter, Elon Musk, y el inversionista tecnológico David Sacks. “Pero sabemos que nuestro país va en la dirección equivocada. Lo vemos con nuestros propios ojos. Y lo sentimos en nuestros huesos”.

Con esos comentarios, DeSantis, quien ganó la reelección a gobernador de manera contundente el otoño pasado y captó la atención de un partido que anhelaba pasar la página de las derrotas recientes, abrió un nuevo capítulo en la campaña para enfrentarse al presidente Joe Biden en 2024. DeSantis comienza su candidatura con más dinero para la campaña y apoyo en las encuestas que otros pretendientes republicanos, excepto Trump.

Más noticias

En su discurso de apertura, DeSantis pintó una imagen oscura de un país que, según dijo, va en la dirección equivocada con Biden e instó a los republicanos a respaldarlo.

“Mi compromiso con ustedes es este: si me nominan, pueden programar su reloj para el 20 de enero de 2025, al mediodía, porque en el lado oeste del Capitolio tomaré juramento como el 47° presidente de los Estados Unidos”, dijo DeSantis. “No hay excusas, haré el trabajo”.

El gobernador de Florida, que recibió un impulso decisivo de Trump durante las primarias de 2018, no criticó directamente al expresidente, excepto por un golpe implícito que se convirtió en un elemento básico de su retórica previa a la campaña: “Debemos acabar con la cultura de perder que infectó al Partido Republicano en los últimos años”.

Musk anunció el evento como una discusión sin guión con DeSantis. Sin embargo, las preguntas provinieron de un elenco rotativo de aliados, incluido Jay Bhattacharya, un profesor de Stanford que asesoró a DeSantis sobre Covid; el representante Thomas Massie, un republicano de Kentucky que respaldó al gobernador; Chris Rufo, el comentarista conservador que primero lideró la acusación contra la teoría crítica de la raza, y Dana Loesch, ex vocera de la Asociación Nacional del Rifle.

Muchos de los invitados a hablar pasaron una parte de su tiempo elogiando a Musk, pareciendo ignorar a DeSantis durante lo que se suponía que sería su momento en el centro de atención.

“Soy uno de tus mayores admiradores”, le dijo Massie a Musk. “Soy el primer congresista en tener un Tesla. Estoy en Starlink”.

“Estamos absolutamente comprometidos con la libertad de expresión y la igualdad de condiciones y un debate vigoroso”, dijo Musk. “La Primera Enmienda es irrelevante si todos los medios y todos los gobiernos operan al unísono”.

Durante el segmento de preguntas y respuestas, DeSantis nuevamente dejó pasar la oportunidad de atacar directamente a Trump. El comentarista conservador Steve Deace comenzó una pregunta enumerando muchas de las deficiencias percibidas del expresidente y luego preguntó cómo DeSantis se aseguraría de que su agenda se hiciera realidad.

“Incluso mis peores críticos en Florida reconocerán cuando le diga a la gente que voy a hacer algo”, dijo DeSantis. “No hago promesas ni digo que voy a hacer algo a la ligera”.

La decisión de DeSantis de compartir un escenario con Musk, quien compró Twitter el año pasado fue una elección inusual para un aspirante presidencial. Hablaba de su deseo de ganarse a los activistas de derecha que son cada vez más frecuentes en el sitio.

Con ese fin, DeSantis criticó a la NAACP, la principal organización de derechos civiles del país, como un equipo de izquierda; explicó las acusaciones de prohibición de libros como "que no son consistentes con los estándares estatales", y no le dio mayor importancia a los problemas técnicos de Twitter que impidieron que se escuchara correctamente la primera parte del evento virtual.

DeSantis se pronunció también en contra de la acción del Congreso para limitar las criptomonedas, un tema favorito de Musk (que desarrolló el Dogecoin, la criptomoneda alternativa que busca popularizar).

DeSantis también dijo que controlar las burocracias federales sería un tema clave de su plataforma en el futuro.

“Ahondaremos en esto un poco más a medida que avanza la campaña, pero abróchense el cinturón cuando llegue porque el statu quo no es aceptable”, dijo.

Luego, en la entrevista posterior con Fox News, dijo que despediría al director del FBI, Christopher Wray, el primer día de su administración.

“No mantendría a Chris Wray como director. Habrá uno nuevo el primer día”, dijo DeSantis. “Creo que el Departamento de Justicia y el FBI se perdieron. Fueron armados contra los estadounidenses que piensan como tú y yo, y creo que se vuelven muy partidistas”.

Como gobernador, DeSantis tomó agencias estatales que a menudo operaban de forma independiente y las convirtió en extensiones de su oficina.

Los rivales de DeSantis no tardaron en burlarse de las fallas al comienzo de la transmisión que hicieron imposible escuchar lo que decía el flamante candidato a la presidencia, por más que Musk insistió en que la falla técnica en la parte superior de la "conversación" planeada fue, de hecho, una muestra del alcance de Twitter que estaba saturado por las audiencias.

“El anuncio de campaña fallido de Ron DeSantis es otro ejemplo de por qué simplemente no está listo para el trabajo. Hay mucho en juego y la lucha para salvar a los Estados Unidos es demasiado crítica como para apostar por un novato que claramente no está listo para el horario de máxima audiencia”, dijo Karoline Leavitt, vocera de Make America Great Again Inc., la agrupación de Trump.

El propio Trump, en su sitio Truth Social, se limitó a un comentario mordaz sobre la aparición de DeSantis en un video de lanzamiento de campaña, “su cuello es demasiado grande”.

Después Trump hizo otro comentario poco amable sobre DeSantis: "¡Guau! ¡El lanzamiento de DeSanctus en TWITTER es un DESASTRE! Toda su campaña será un desastre. ¡MIRAR!".

El equipo de campaña de Biden también se burló del comienzo desordenado por las fallas técnicas publicando un enlace de recaudación de fondos, en Twitter, con una nota que decía: “Este enlace funciona”.

(Con información de agencias)

Temas:

Twitter Elon Musk Twitter Estados Unidos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos