29 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
22 de marzo 2023 - 16:12hs

Arabia Saudita fue el proveedor número uno de petróleo a China hasta fines de 2022. Sin embargo, fue desplazada por Rusia quien, desde enero, se convirtió en el mayor proveedor de crudo, de acuerdo a los propios datos de las aduanas chinas según publica el portal especializado Comercio Mundial de Energía (WET, por sus siglas en inglés).

A medida que China aceleró la compra de crudo ruso barato con descuentos respecto a las referencias internacionales, las importaciones chinas de crudo procedente de Rusia “se dispararon un 23,8% interanual, hasta 1,94 millones de barriles diarios (bpd) en enero y febrero de 2023”, según los datos comunicados por la Administración General de Aduanas de China.

Durante todo 2022, Arabia Saudita fue el principal proveedor de crudo de China, con envíos promedio de 1,75 millones de bpd. Sin embargo, en los dos primeros meses de este año, “las importaciones de crudo saudí cayeron un 4,7%, un equivalente de 1,72 millones de bpd”, frente a los 1,81 millones de bpd del mismo período de 2022, según publica oficialmente el gobierno chino en momentos en que su presidente Xi Jinping está de visita en Moscú y tiene reuniones bilaterales con su homólogo Vladimir Putin.

Más noticias

Dada la situación geopolítica, China sigue consolidando sus vínculos en Asia y con sus socios del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), tal como lo demuestra la próxima visita a Beijing del presidente brasileño Luis Inácio Lula Da Silva.

Las expectativas respecto de la provisión de energía es que Rusia consolidará su posición como principal proveedor de crudo. Pese a eso, el vínculo entre Riad y Beijing se consolida. Prueba de ello es el pacto que Irán firmó con Arabia Saudita con la mediación del gobierno chino.

La importancia del acuerdo Irán-Arabia Saudí es el primero en mucho tiempo de dos Estados de Medio Oriente sin la participación de los Estados Unidos. En ese entendimiento de dos países petroleros, pero con posiciones muy distantes en el escenario mundial, también participaron veedores de Omán y de Irak, dos naciones vecinas de Irán y Arabia Saudita.

La mediación de Beijing en el acuerdo es el corolario de un crecimiento del comercio chino a través de La Franja y la Ruta, una interconexión de varios continentes con financiamiento del gigante asiático.

Wang Yi, jefe del Comité de Asuntos Exteriores del Partido Comunista Chino, enfatizó que "China seguirá desempeñando un papel constructivo en la resolución de problemas internacionales agudos, demostrando la responsabilidad de una gran potencia. China siempre creyó que el futuro de Medio Oriente está en manos de los Estados del Medio Oriente".

China terminó con las restricciones de la pandemia del Covid 19 al tiempo que fortaleció su papel como potencia mundial y con expectativas de aumentar su PIB en 2023 para lo cual precisa más energía. En ese contexto, en los primeros meses del año está comprando mayores volúmenes de petróleo ruso.

La reapertura de China dará un nuevo impulso al crecimiento económico mundial, según afirma la OPEP en su Informe Mensual sobre el Mercado del Petróleo (MOMR) de esta semana, en el que revisa al alza su previsión de crecimiento de la demanda china de crudo.

La Agencia Internacional de la Energía afirmó en su informe de la semana pasada que "la acumulación de reservas hoy aliviará las tensiones, ya que el mercado entrará en déficit durante el segundo semestre del año, cuando se espera que China impulse la demanda mundial de petróleo hasta niveles récord".

(Con información de agencias)

 

 

Seguí leyendo

Te Puede Interesar