Cargando...
Ninguno de los implicados en ambos casos fue encontrado culpable en primera o segunda instancia

Nacional > Delitos sexuales

Santa Teresa y Valizas: las denuncias por abusos grupales que no se llegaron a probar

El caso de Santa Teresa fue archivado en 2014, y los tres implicados en Valizas fueron absuelto en 2020

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2022 a las 17:30

El caso de la violación de una mujer por tres hombres ocurrido el pasado domingo trajo el recuerdo de dos casos que en su momento generaron mucha repercusión mediática por involucrar a varias personas, pero que, tras pasar por la Justicia, culminaron sin culpables: los casos de Santa Teresa en 2014 y Valizas en 2019.

El de Santa Teresa fue uno de los primeros casos que tuvo a WhatsApp como protagonista, debido a que la denuncia explotó cuando por esa red social, que recién comenzaba a hacerse masiva, se hizo viral un video en el que una mujer de 27 años practicaba sexo oral a varios hombres en el cámping.

Además de a las personas filmadas, la mujer denunció a un policía y a un militar que, según declaró, la habían obligado a también realizarle sexo oral. Dentro de la investigación se buscó a la persona que había realizado la grabación. No hubo imputados.

En el caso de Valizas, denunciado el 1° de enero de 2019, tres hombres fueron imputados por presunto abuso contra una mujer en una carpa pero luego la jueza Andrea Cayeux absolvió a los tres implicados y un tribunal de apelaciones ratificó el fallo.

Y mientras avanza la investigación por el caso conocido este lunes, la fiscal del caso advirtió por las dificultades que existen para investigar los delitos sexuales.

Lovesio explicó en una entrevista en el programa Doble Click (Del Sol) que en el 98% de los casos de delitos sexuales los abusadores no aceptan la culpabilidad, lo que alarga el proceso que culmina en un juicio que "revictimiza" a la persona que sufrió el delito. Además, dijo que en estos casos reunir las evidencias conlleva un proceso de investigación "excesivamente largo", lo que empeora el problema mencionado y, según la fiscal, en los casos de delitos sexuales se marca un "estándar muy alto" de pruebas.

Para la fiscal, los "delitos sexuales en Uruguay no son una prioridad en materia de políticas publicas". Hay tres fiscalías especializadas en estos delitos en el país, y cada una se ocupa de entre 800 y 1.000 casos al mismo tiempo, por lo que estas instituciones no dan abasto, según Lovesio. 

Los "delitos sexuales en Uruguay no son una prioridad en materia de políticas publicas", dijo Lovesio

"El aumento de delitos sexuales en los últimos dos años ha sido abismal", expresó la fiscal, y criticó que "lo que se ha avanzado es muy poco en relación a lo que se reclama".

Santa Teresa

El caso de violación de Santa Teresa fue archivado por la entonces jueza letrada de 1º Instancia de 1º Turno del Chuy, María Noel Tonarelli, debido a que existió una "ausencia del elemento subjetivo constitutivo del delito", por lo que "no hay delito", indicó la jueza, según consigna un comunicado del Poder Judicial publicado en marzo de 2014. 

Esto se debió, según el Poder Judicial, a que la joven reconoció que había consumido "alcohol, ácido lisérgico y marihuana" cuando asistió al baile El Chorro el día 8 de enero de 2014, por lo que estuvo "fuera de sí" hasta el 10 de enero, noche en la que sucedieron los hechos. La fiscal del caso, Silvia Pedulla, pidió el archivo del caso porque "la denunciante actuó bajo los efectos de la ingesta de drogas y alcohol" y por lo tanto no se puede comprobar una "maquinación previa, y tampoco un resultado ajustado a la intención", afirmó.

La fiscal del caso, Silvia Pedulla, pidió el archivo del caso porque "la denunciante actuó bajo los efectos de la ingesta de drogas y alcohol"

Además, Pedulla sostuvo que los implicados "actuaron sin conciencia de las derivaciones, ante lo inesperado", y mostraron estar arrepentidos. Según detalló uno de los denunciados a El Observador, el 10 de enero a las 00:30 él y varios hombres se estaban duchando en el baño del cámping cuando la mujer llegó y comenzó a bañarse con ellos. Allí se dio la escena que se filmó y se viralizó. Después otro grupo de jóvenes llevó a la implicada a la carpa, y ese grupo volvió al rato para encontrar de nuevo a la mujer en las duchas. Muchos de los presentes mantuvieron relaciones sexuales con la joven.

Con respecto a la denuncia contra el policía y el militar, la justicia no encontró pruebas del hecho, e incluso la defensa de los acusados planteó la posibilidad de acusar por daños y perjuicios a la implicada, informó Montevideo Portal en ese momento.

Tampoco se pudo encontrar al responsable de compartir el video que se volvió viral. El comunicado del Poder Judicial sostiene que fue imposible "rastrear el origen de un video o imagen específica (...) porque los videos o imágenes no son almacenados con un nombre único, sino que en cada celular que es descargado se guarda con un nombre diferente...".

Valizas

La Justicia absolvió en julio de 2020 a los tres hombres que habían sido imputados por abuso sexual. En ese caso, se denunció que en la madrugada del 1 de enero de 2019, que tres hombres habían violado a una mujer en el cámping de Valizas. Según explicó la jueza letrada de Rocha de 1º Turno, Andrea Cayeux, en la sentencia "en oposición a lo manifestado por la Fiscalía y la Defensa de la víctima", no se pudo comprobar que "no medió el consentimiento de (la mujer) en el encuentro sexual que mantuvo con los imputados".

Según relató Cayeux en 2020 a El Observador, la implicada, de 24 años, había manifestado su deseo de mantener relaciones sexuales grupales en un asado que se estaba realizando el 31 de diciembre en el cámping, hecho que constataron al menos cuatro testigos. En un momento de la noche la mujer se retiró con tres hombres a una carpa, y antes de ello "hubo actos consistentes en besos y tocamientos por parte de V. con los imputados, que dan cuenta que se propiciaba algún acto de connotación o naturaleza sexual entre ellos", detalló la jueza.

La jueza descartó que "la víctima haya adoptado una actitud pasiva y que esto fuera porque sintió miedo por su vida". En las pruebas no se constató violencia física y sicológica, ni señales de rechazo en el cuerpo de la víctima, según el comunicado Poder Judicial.

"Lo que si surge probado es que el encuentro finalizó cuando V. manifestó sentirse incómoda y referir dolor, y en esas circunstancias, sin mediar violencia o amenazas, se retiró por sus propios medios de la carpa", se lee en los considerandos del caso.

El fallo de la jueza fue apelado, pero el Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 3º Turno ratificó en 2021 la absolución de los implicados. La sentencia afirmó que "la condición de mujer de la víctima –en materia procesal penal– no ha de significar que el razonamiento probatorio se base en prejuicios, suposiciones, creencias generales sin anclaje empírico, que justifiquen una condena penal".

"El Tribunal concluye, teniendo presente la totalidad de la prueba producida concretamente en este proceso, que la Fiscalía no ha logrado probar, más allá de toda duda razonable, que se esté ante un caso de violencia sexual", estableció el tribunal. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...