Nacional > Justicia

SCJ: Bonomi "carece de fundamento" al vincular aumento de rapiñas con liberación de presos

La Suprema Corte de Justicia dijo que el ministro del Interior "parte de una premisa equivocada"

Tiempo de lectura: -'

08 de febrero de 2018 a las 17:02

Que el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, haya relacionado un leve aumento de las rapiñas en octubre de 2017 con la visita de cárceles que realizó la Suprema Corte de Justicia (SCJ) ese mes –como hace cada año- no cayó para nada bien en el máximo órgano de la Justicia. Entrevistado por el semanario Búsqueda, el ministro dijo que luego de esa visita de cárceles "que libera a una cantidad de personas privadas de libertad y empieza a revertir levemente la baja", en las rapiñas y los hurtos registrada en todo 2017.

La SCJ consideró que el ministro Bonomi "parte de una premisa infundada" al relacionar la visita de cárceles y el aumento de los delitos y que "carece de todo fundamento". "No se ha siquiera invocado una relación entre los sujetos liberados y los actuales protagonistas de los hechos delictivos, datos que surgen de la información estadística disponible para cualquier interesado, entre los cuales obviamente se encuentra el señor ministro del Interior", manifestaron los cinco miembros de la SCJ en un comunicado publicado en la web del Poder Judicial.

La Corte explica en el comunicado que "de acuerdo con la información estadística disponible, sobre una población reclusa de aproximadamente 11.000 personas, se otorgaron en el acto de Visita de Cárceles realizado en Montevideo e Interior, 224 libertades, lo que representa aproximadamente un 2%". "Se destaca que respecto del año 2016, sobre una población carcelaria de aproximadamente 10.700 personas, se otorgaron en el acto de Visita de Cárceles 196 libertades, lo que también representa un porcentaje de aproximadamente 2%. En consecuencia, cabe resaltar que la relación causal entre el aumento de la delincuencia y la liberación en acto de Visita de Cárceles a la que alude el Sr. Ministro del Interior carece de todo fundamento", remataron.

Lea también: Relojes, armas y ropa: lo que dejaron los mexicanos que asaltaron el Enjoy Punta del Este

Bonomi aludió a un nuevo problema que se produce a medida que la Policía va desarticulando las bandas criminales, como ha sucedido con Los Chingas, que hasta hace unos meses operaba a sus anchas en Casavalle, desalojando a familias de sus residencias para usar sus casas como base de operaciones. Dijo que una vez que quedan descabezadas, porque sus líderes son capturados o porque son asesinados por bandas rivales, "los que quedan a cargo son chiquilines, que incluso quedan a cargo de los homicidios". Al respecto, dijo que "hay cosas que no se van a arreglar si no se hace un trabajo de otro tipo, más allá de la Policía, en determinadas zonas".

Por todo ello, dijo Bonomi, no solamente aumentaron los homicidios un 5,6% respecto al año pasado, sino que también descendió la disminución de las rapiñas, proyectada originalmente por su cartera a un 13,5% en comparación a 2015, y un 15% que se lograría entre marzo y setiembre de este año, un objetivo ahora comprometido.

Comentarios