Nacional > Urgencia

Se demora llegada de vacunas y crece riesgo de epidemia de gripe

Los medicamentos deben llegar antes del 15 de mayo para prevenir la enfermedad

Tiempo de lectura: -'

27 de abril de 2018 a las 05:00

Las vacunas contra la gripe deberían haber llegado a fines de marzo y todavía no hay una fecha clara de cuándo arribarán a Uruguay. El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, se mostró preocupado a principios de abril por el retraso de las dosis y un mes después todavía no se sabe cuándo podrá empezar la campaña. La única certeza es que si la vacunación no comienza antes del 15 de mayo, los grupos de riesgo no estarán protegidos durante el primer pico de gripe -que está previsto para junio-, lo que podría causar una epidemia.

El subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, dijo a El Observador que "el único inocente" en este asunto es el Ministerio. Según explicó, Uruguay compra las vacunas a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el retraso responde a "problemas administrativos" del organismo. Afirmó que el gobierno uruguayo empezó a reclamar las dosis después de Semana Santa, pero hasta el momento no obtuvo respuestas.

Otro obstáculo que demoró las vacunas fue la fuerte gripe que tuvo lugar en el hemisferio norte durante el invierno boreal. Las dosis que se iban a utilizar tuvieron que cambiarse a último momento para que se ajustaran a las cepas que circularán durante los meses de frío, por lo que la producción demoró más de lo que estaba previsto.

Quian afirmó que las altas temperaturas de los últimos días ayudaron a mitigar el impacto que tendrá el retraso en la vacunación. El calor hizo que el virus demorara en circular tanto en Uruguay como en el resto de los países de la región. De todos modos, remarcó que las poblaciones de riesgo –niños menores de cinco años, embarazadas y adultos mayores- deberán vacunarse enseguida que lleguen las dosis para lograr la inmunidad necesaria.

Lea también: Vacunas: una guía rápida para saber cuáles son las obligatorias en Uruguay

El primer brote de gripe está previsto para junio y las vacunas demoran 15 días en hacer efecto. El subsecretario señaló que las dosis podrían llegar sobre el 10 de mayo, por lo que el margen de tiempo para empezar la campaña es muy escaso. El siguiente pico de la enfermedad ocurre en agosto, cuando las bajas temperaturas acumuladas favorecen la circulación del virus.

Golpe de suerte

Las altas temperaturas de los últimos días fueron un "golpe de suerte" para el Estado uruguayo, dijo a El Observador el coordinador del Comité de Vacunas de la Asociación Panamericana de Infectología, Eduardo Savio. El experto señaló que a diferencia de lo que ocurrió otros años, el retraso en la vacunación no será tan grave este invierno porque el clima no permitió que el virus circulara de forma temprana.

No obstante, afirmó que la campaña tendría que haber empezado durante los primeros días de otoño incluso aunque el frío no hubiera llegado. El médico señaló que esa es "la única manera" de que la gente esté correctamente inmunizada cuando empiece el contagio.

"Lo lógico es que cuando llegue la vacuna, la gente vaya a vacunarse inmediatamente. La campaña debería necesariamente empezar antes del 15 de mayo para amortiguar los picos de gripe que históricamente se suelen dar. No podemos depender de las condiciones del tiempo eternamente", agregó.

Lea también: Campaña de vacunación no llega al 95% y preocupa a las autoridades

El médico sostuvo que no es seguro que los grupos de riesgo logren vacunarse este año antes de que llegue el frío: "Una cosa es que empiece la campaña de vacunación y otra muy distinta es que la gente vaya a vacunarse enseguida", remarcó.

También recordó lo que ocurrió en 2016, cuando en febrero ya había casos de gripe en Argentina y Brasil. Ese año el frío en Uruguay empezó en abril y la campaña de vacunación llegó a tiempo. Sin embargo, el infectólogo criticó que "casi todos los años" haya retrasos en las dosis contra la gripe.

Las claves

El Ministerio de Salud Pública (MSP) compró 600 mil dosis este año. La vacuna está compuesta, entre otros elementos, por un virus de la gripe muerto y no puede causar la enfermedad. Lo que sí puede suceder es que una persona que se vacunó tenga gripe porque se contagió antes de que los anticuerpos que proporciona la dosis se hayan formado.

Estar resfriado no es un impedimento para vacunarse. Tampoco las infecciones respiratorias, sufrir asma o estar tomando antibióticos. La vacuna solo debe posponerse si la persona tiene fiebre.

Lea también: Los "ignorantes" antivacunas y una escuela con pocos niños inoculados

La campaña se repite todos los años porque el virus muta y deben elaborarse vacunas nuevas todas las temporadas. En Uruguay no hay ningún laboratorio que produzca las inoculaciones y el MSP las compra a través de un fondo de la OPS, que permite reducir los precios.

Los efectos adversos que puede producir la vacuna son reacciones locales, irritabilidad y somnolencia en lactantes, y dolores de cabeza.

No deben vacunarse menores de 6 meses ni alérgicos al huevo o derivados, debido a los componentes de la vacuna. Tampoco deben recibir la dosis aquellas personas que sean alérgicas a algunos de sus componentes ni quienes tengan síndrome de Guillan Barre. En estos casos el MSP recomienda consultar a un médico.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...