Cargando...
El partido laborista brasileño se divide por el apoyo a Lula en las elecciones

Mundo > BRASIL

Se fractura la candidatura de Ciro Gomes por un ala que pide el “voto útil” por Lula

Un sector del laborismo le pidió que baje su candidatura para que sus votantes garanticen el triunfo del PT en primera vuelta

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2022 a las 09:26

A dos semanas de las elecciones generales en Brasil, un sector del Partido Democrático Trabalhista (Laborista) le reclamó a su candidato, Ciro Gomes, que baje su postulación de modo de facilitar el triunfo de Lula da Silva en la primera vuelta.

La fractura interna busca que el decisivo 8 por ciento de intención de voto de Gomes se convierta en un “voto útil” que garantice la derrota de Jair Bolsonaro el 2 de octubre, sin necesidad de balotaje.

Dirigentes y referentes históricos del PDT, el partido cuyo mayor líder de la historia moderna fue el fallecido exgobernador de Río Grande do Sul y de Río de Janeiro, Lionel Brizola, promovieron un manifiesto para romper con la candidatura de Gomes y apoyar a Lula.

El documento "Laboristas por la democracia: el voto necesario" fue firmado por 17 dirigentes y exdirigentes del PDT vinculados a Brizola, que le piden a Gomes que desista de su candidatura para permitir la victoria del líder del Partido de los Trabajadores (PT) en primera vuelta.

Entre estos dirigentes está parte del directorio del partido en el estado más grande y rico del país, San Pablo, que consideran que Ciro Gomes dejó de pertenecer al campo progresista por sus ataques contra Lula, según el manifiesto de los llamados brizolistas.

La última encuesta de Datafolha difundida el viernes asigna al expresidente Lula da Silva el 48% de los votos válidos contra 36% del presidente Jair Bolsonaro,

Con un margen de error del 2%, que podría llevar al candidato del PT al 50% o al 46% de los votos, la consultora estimó en su informe que el líder del PT mantiene la chance de ganar en la primera vuelta, el 2 de octubre, aunque por una ventaja muy apretada.

El enojo con Gomes dentro de su propio partido se centra en que, en vez de focalizar sus críticas en Bolsonaro lo hizo contra el líder del PT, en especial en 2018, cuando estaba preso, especulando en ocupar su lugar.

Varios directorios regionales del PDT se pronunciaron además contra la declaración de neutralidad de Gomes para una eventual segunda vuelta.

La división del PDT se hizo crítica luego de que el candidato fuera a la radio de ultraderecha y bolsonarista Jovem Pan y asegurara que, en caso de un balotaje, no iba a elegir quién era mejor para Brasil, si Lula o Bolsonaro.

Otro gesto que precipitó la fractura fueron recientes elogios a los empresarios de la Federación Industrial de Río de Janeiro, a los que consideró un público calificado para expresar sus ideas. "Imaginen hablar de estas cosas en las favelas", fue su comentario despectivo, que se viralizó.

Ex gobernador del Ceará, un estado pobre del noreste brasileño, Gomes mudó sucesivamente de color político y en 2015 ingreso al PDT, del que es vicepresidente.

Esta es su cuarta candidatura presidencial y ha dicho que será la última.

En 2018 salió tercero con un 12% cuando Bolsonaro venció a Fernando Haddad, designado candidato del PT por Lula desde prisión.

En la campaña para la segunda vuelta de 2018, el trabalhismo apoyó a Haddad, pero Gomes se fue un mes a París de vacaciones y no participó del apoyo al PT contra Bolsonaro.

El PDT formó parte de los gobiernos de Lula y de Dilma Rousseff, aunque sectores vinculados a la derecha del partido apoyaron el impeachment contra la expresidenta en 2016.

El partido es el continuador de la fuerza política Trabalhista fundada por el expresidente Getulio Vargas a mitad del siglo pasado. Pero perdió vigencia a partir en los años 70 con la irrupción del nuevo sindicalismo expresado por Lula en la metalurgia paulista y la posterior creación del Partido de los Trabajadores.

El Laborismo también es el partido con el que se identifica Joao Goulart, presidente derrocado en 1964.

Uno de los nietos del líder laborista Brizola, Leonel Brizola Neto, afirmó en las redes sociales que los laboristas "tienen obligación de respetar el legado" de su abuelo, cuando en 2002 dejó de apoyar a Ciro Gomes y decidió apoyar a Lula en la primera vuelta de aquel año.

"Somos los herederos políticos de Brizola y el momento en el cual estamos viviendo nos convoca a la tarea histórica de elegir a Lula presidente", señaló.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...