Economía y Empresas > INFORME PNUD 2019

Sin grandes cambios, Uruguay fue el tercer país de la región con mayor desarrollo humano

El informe del PNUD abarcó a 186 países, el país se ubicó en el puesto 57, por debajo de Chile y Argentina

Tiempo de lectura: -'

09 de diciembre de 2019 a las 11:23

Uruguay fue el tercer país de la región con mayor Índice de Desarrollo Humano (IDH), según el último informe del Programa de Naciones Unidas (PNUD). En 2018, el país prácticamente se mantuvo estancado en las principales variables que componen ese índice global. La expectativa de vida al nacimiento subió dos décimas respecto a 2017 y quedó en 77,8 años, la expectativa de escolaridad se mantuvo estancada por tercer año al hilo en 16,3 años, al igual que la media de esa variable en 8,7 años. En tanto, el ingreso per cápita pasó de US$ 19.400 a US$ 19.435. 

El IDH que se centra en “la capacidad de llevar una vida larga y saludable”, “la capacidad de adquirir conocimientos” y “la capacidad de lograr un nivel de vida digno”, arroja que Uruguay se encuentra en el lugar 57 de 189 países, en la “categoría muy alta de desarrollo”. Entre 1990 y 2018, el valor del IDH de Uruguay aumentó de 0,692 a 0,808 (16,7%). La esperanza de vida al nacer, el promedio de años de escolaridad y los años esperados de escolaridad fueron factores que aumentaron en 5,2, 1,6 y 3,5 años, respectivamente.

Uruguay, Chile en el puesto 42 y Argentina en el puesto 48, son los únicos países de la región que se encuentran en la categoría más alta del informe. Panamá y Costa Rica que tienen un poco más de 1 millón de habitantes más que Uruguay se ubicaron en los puestos 67 y 68, respectivamente.

En cuanto al Índice de Desarrollo Humano ajustado por la Desigualdad (IDH-D), Uruguay perdió un 13% en comparación con 2017. El coeficiente de desigualdad humana para Uruguay es igual a 12,7%.

El informe presenta que a nivel mundial hubo avances en salud, educación y condiciones de vida, pero que a su vez se generaron nuevas desigualdades que se irán profundizando con los cambios climáticos y el desarrollo tecnológico que “conducen a un futuro incierto”. Estas nuevas desigualdades no serán percibidas “si el foco se concentra únicamente en las desigualdades en ingreso y riqueza”.

Según el informe, las mujeres constituyen el grupo vulnerable más numeroso y la “desigualdad de género es uno de los mayores obstáculos a los que se enfrenta el desarrollo humano”. Las desigualdades pueden visualizarse según el poder que ejercen hombres y mujeres en el hogar, el trabajo o el ámbito político.

Brecha de género

Uruguay se ubica en el grupo de desarrollo de género alto, pero solo el 22,3% de los cargos parlamentarios están ocupados por mujeres (2018). Si bien un 57,8% de las mujeres adultas alcanzaron al menos un nivel secundario de educación, y solo el 54% de los hombres lo logró; la participación de las mujeres en el mercado laboral es del 55,8% y un 73,8% la de los hombres.

Además, cada 100 mil nacidos vivos, 15 mujeres mueren por causas vinculadas al embarazo, y sobre la tasa de natalidad hay 58,7 nacimientos por cada 1.000 mujeres entre 15 y 19 años.

A nivel mundial, uno de cada diez hombres y una de cada siete mujeres no estarían en contra de la igualdad de género pero la proporción de personas que presentaron estar contra la igualdad de género creció en los últimos años.

Sobre este tema el informe concluye que la actuación de los gobiernos no puede basarse en “políticas aisladas” y que de mantenerse las tendencias actuales, se tardarán 202 años en cerrar la brecha de género solamente en el terreno de las oportunidades económicas.

Mercado laboral 

En cuanto al ámbito laboral, el informe indica que se deben adoptar políticas de pre-mercado, en el mercado y post-mercado. Las primeras son las que ayudan a todas las personas a acceder con mejor preparación, las segundas influyen en la distribución de los ingresos y las oportunidades cuando las personas ya están inmersas en el mercado laboral; y las últimas atienden las desigualdades generadas a partir de esa distribución de ingresos y oportunidades realizada.

Los países con mano de obra más productiva cuentan con políticas que fortalecen a los sindicatos, que fijan un salario mínimo adecuado, que invierten en protección social y que atraen a las mujeres al mercado laboral. El informe explica que las políticas antimonopolio deben acompañar a las anteriores para mejorar la productividad en cualquier país.

En resumen, el IDH registró un avance desde 1990. El nivel de desarrollo humano mejoró en todas las regiones y los países menos adelantados presentaron avances. Las mayores pérdidas por desigualdad se registraron en el África Susahariana y los países peor posicionados son: Burundi, Sudán del Sur, Chad, República Centroafricana y Níger. Mientras que Noruega, Suiza, Irlanda, Alemania y Hong Kong se ubican en los primeros cinco puestos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...