Agro > CAMPO & NEGOCIOS

Sobre fin de mes arribará a China el buque con 9.265 vientres Angus en pie

La empresa Portimor SA concretó un negocio inédito para el país y planea explorar nuevas oportunidades

Tiempo de lectura: -'

06 de julio de 2018 a las 05:00

A fines del mes en curso, se estima, estará arribando a destino el buque que traslada a un elevado volumen de ganado bovino hacia China, en un nuevo negocio en la firme corriente exportadora de vacunos en pie que se desarrolla desde Uruguay.

El miércoles 27 de junio, desde el puerto de Montevideo, partió rumbo a China un barco con 9.265 terneras y vaquillonas Angus (80% negro y 20% colorado), certificadas por la Sociedad de Criadores de Angus del Uruguay.

Es el primer embarque de estas características que va recibir el gigante asiático, dado que nunca antes llegó uno que tuviera un volumen tan grande, con animales de una sola raza y que además se trate de ganado 100% orientado a la reproducción.

El gerente general de Portimor SA –la empresa responsable del negocio–, Juan Pablo Acosta, comentó a El Observador que hay mucha expectativa en China con la llegada de este barco.

"Los chinos quedaron muy conformes con la selección y destacaron la calidad y la genética que tiene el ganado Angus en Uruguay", apuntó.

El destino final de terneras y vaquillonas, que se utilizarán para la reproducción, es la provincia de Mongolia.

En cuanto a este lote de gran porte, son vaquillonas diente de leche que pesaron en el eje de los 290 kilos de promedio, con un mínimo de 240 y un máximo de 350.

Se trata de vaquillonas vacías, por diagnóstico, con destino a la reproducción (serán inseminadas en el destino final).

Las terneras y vaquillonas livianas (en el eje de los 200 kilos) se pagaron entre US$ 1,85 y US$ 1,90 por kilo. Las más pesadas (de 250 a 270 kilos) se pagaron entre US$ 1,75 y US$ 1,80.

Tras un viaje de 29 días, el primer destino que tendrán los animales será el puerto de Lianyungang, en la provincia de Jiangsu, donde el ganado deberá cumplir con la cuarentena y con las mismas pruebas que le hicieron en Montevideo durante el protocolo uruguayo (30 días). Pasado este tiempo, el destino final es la provincia de Mongolia, en China.

Interés por Hereford

Acosta destacó que este viaje "es una excelente oportunidad para Uruguay y su genética", porque "en China, de alguna manera, reconocen la calidad de los ganados que produce el país", tanto en Angus como en Hereford. "Sinceramente, lo veo como una nueva oportunidad de negocio para Uruguay", agregó.

Para los próximos meses la empresa está trabajando en la posibilidad de concretar algún otro negocio con la raza Hereford.

"Les mostramos a los compradores chinos ganado Hereford y también les gustó. Ahora estamos en conversaciones", adelantó Acosta.

El barco es propiedad de Portimor SA, la filial de Wellard en Uruguay, una empresa australiana que se dedica a la comercialización de ganado vivo.

La empresa Portimor SA está hace cinco años radicada en Uruguay y tiene experiencia en envíos de terneros enteros para Turquía y para el Líbano, pero éste es su primer embarque hacia China desde Uruguay.

Acosta, por último, agradeció a los servicios veterinarios del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), destacó la colaboración de la División de Laboratorios Veterinarios (Dilave), de la gremial de criadores de Angus del Uruguay y de los productores que aportaron su genética para este envío.

Comentarios