Reflexiones liberales > Actualidad

Sobre los límites al poder

Algunas reflexiones sobre las reflexiones que motivan a este blog. Para eso tengo que remontarme al año 1215.

Tiempo de lectura: -'

01 de mayo de 2012 a las 00:00

Reflexiones Liberales será un blog en el que volcaré comentarios en defensa de la libertad ante el constante avance del estado y también de organizaciones no gubernamentales sobre las libertades y derechos individuales inherentes a la persona humana, sobre el estado de derecho que garantiza esa libertades, y sobre limitaciones al poder estatal.

En este sentido, estas reflexiones se nutren mucho en la tradición anglosajona y abrevan en el primer documento de clara limitación al poder real que fue la Carta Magna en 1215. También en los fueros de Aragón (1247) y Navarra (siglo X), de que gozaban ambos reinos y que limitaban el poder real de forma tal que la legislación fuera consensuada o pactada entre el rey y la nobleza.

En definitiva, este blog se refiere a los límites del poder y al resguardo de la autonomía de los ciudadanos tanto del estado, como de otros factores de poder corporativo y de otras organizaciones que pretenden utilizar su poder para avasallar esos derechos.

Por otra parte, es bueno señalar que la palabra “liberal” de estas reflexiones no está dirigida en el sentido que se le otorga en los Estados Unidos. Hace referencia al binomio libertad y responsabilidad, que siempre debe andar junto so peligro de caer en el libertinaje o en la ausencia de libertad. Esta exige que se use con responsabilidad y funciona en un ambiente donde la ética juega un papel preponderante.

A ese respecto me gusta citar un comentario que realizó el famoso siquiatra Víctor Frankl, quien logró escapar con vida de los campos de concentración nazis y escribió un gran libro en 1946 titulado “El hombre en busca de sentido”. Frankl decía que así como en la costa este de los Estados Unidos se había levantado la Estatua de la Libertad, en la costa oeste debería levantarse otra Estatua dedicada a la Responsabilidad, pues sin la una y la otra una sociedad no puede funcionar razonablemente.

Comentarios