Agro > DESAYUNO FORESTAL

Sorpresa y malestar entre forestadores por propuesta del ministro Adrián Peña

El ministro de Ambiente, Adrián Peña, informó que se trabaja en actualizar ciertos criterios sobre calificación de suelos y proyectos forestales, lo que los productores observan como una actitud restrictiva 

Tiempo de lectura: -'

28 de octubre de 2020 a las 17:33

La decisión del Ministerio de Ambiente de actualizar los criterios de calificación de los suelos y así también de los proyectos forestales, expresada por el ministro Adrián Peña este miércoles en una actividad organizada por la Sociedad de Productores Forestales (SPF) del Uruguay, generó sorpresa y malestar entre los productores, quienes entienden que se está ante una política restrictiva de la forestación.

En un encuentro denominado "Desayuno forestal", con el título "Integración productiva sostenible: el próximo desafío país", realizado en el Radisson Victoria Plaza, Peña informó sobre una propuesta en la que está trabajando el ministerio, que incluye cambios a nivel de calificación de suelos y control de proyectos forestales para el caso de áreas menores de 100 hectáreas.

Esa novedad sorprendió a los productores, que en varios casos dijeron no estar enterados de la iniciativa, por lo cual se mostraron molestos e incluso hubo quienes respondieron a lo que manifestó el jerarca.

Por ejemplo, Nelson Ledesma, integrante de la SPF, desde uno de los paneles manifestó: "Creo que mis colegas deben tener la misma sensación que yo, de que vemos que sigue habiendo una política de restricción; queremos expresar que nos causa una sensación de gusto amargo”.

Adrián Peña, ministro de Ambiente.

Lo que se propone

Desde el ministerio se propone “autorizar los suelos de uso forestal y aquellos en no prioridad forestal clase 6 a 7, categorizados como de aptitud de uso forestal, generalmente menores a 114, como el resto de los suelos del grupo 502 B, y permitir plantar como máximo 10% en 50 hectáreas de otros suelos clase 3 y 4 de uso agrícola, con limitaciones”, explicó el ministro, y añadió que, según técnicos del ministerio, esos suelos podrían perder luego de 30 años su aptitud agrícola.

Para conservar la biodiversidad, se propone definir la estrategia de campo natural de acuerdo "al porcentaje remanente de campo natural de la Unidad 5 de cuenca, que se encuentre en buen estado de conservación".

Sobre el agua, Peña dijo: “Queremos minimizar el avance de la forestación en aquellas cuencas Unidad 5 que se encuentran sobre forestadas o por encima del 50% de la cuenca ya forestada”.

Para controlar, se propone que pasen por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) todos aquellos proyectos forestales que tengan una extensión menor a 100 hectáreas.

“Para eso pensamos en una herramienta simplificada, que no complique al productor, que sea sencilla y económica, para que tengamos el contralor, información y registros en la Dinama, y que eso no complique el desarrollo productivo”, argumentó Peña.

El jerarca dijo que la semana pasada desde el ministerio presentaron esta propuesta ante la Dirección General Forestal. El director de dicha repartición del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Carlos Faroppa, respondió que si bien el pasado viernes se presentó esta propuesta y acordaron estudiarla, "falta el informe de la Dirección de Medio Ambiente para que nosotros empecemos a trabajar y falta la cartografía 1 40.000 de la terrenal para poder avanzar. Hay trabajo para hacer antes de incurrir ahí".

"Nos sorprendió un poquito"

Diego Mora, presidente de la SPF, comentó a El Observador que desde la gremial de productores no tenían conocimiento de la propuesta que presentó Peña, y que el anuncio los tomó por sorpresa.

“Nos sorprendió un poquito, porque no sabíamos lo que se estaba manejando a nivel del Ministerio de Ambiente. Creemos que esto va a dar, como bien dijo el ministro, para trabajar mucho y aportar información objetiva que permita el debate y ver realmente qué es lo que queremos definir como líneas de acción para el Uruguay productivo. Sobre eso conversar y seguir trabajando, creemos que ese es el camino”, declaró.

“Confiamos en la palabra del ministro de que la idea es continuar trabajando, dando participación al Ministerio de Ganadería que es justamente el que regula temas de suelos en particular. Sabemos que la Dirección Forestal tiene mucho para aportar en ese debate también, todo lo que es tipología de suelos, que obviamente lo maneja el Ministerio de Ganadería; sabemos y confiamos en el trabajo objetivo que pueden hacer para aportar información al debate”, agregó.

Al término de la reunión, Peña dijo a El Observador que “es natural que exista tensión entre la propuesta productiva y algún costo que quiere poner el Ministerio de Ambiente”, y que en ese sentido, está abierto a hablar con los productores, “porque esto se trata de cooperar y coordinar”.

“Nosotros simplemente planteamos la posibilidad de actualizar algunos criterios a la hora de calificar los proyectos forestales. Nos parece que hay herramientas en las que podemos mejorar, sobre todo atendiendo al suelo, al agua y a la biodiversidad, sin ninguna posición fundamentalista”, añadió.

"Restringir la actividad forestal"

Tras la presentación de Peña, varios de los oradores del evento y algunos productores se mostraron molestos y sorprendidos, le respondieron y plantearon preguntas al ministro.

Nelson Ledesma, integrante de la SPF, quien se encargó de abrir la mesa de diálogo “Ambiente y agro” dijo: “Después de todo lo que hablamos de lo que el sector hace en la sostenibilidad vemos que acá hay una presentación con un concepto de restricción del sector forestal. El ingeniero García habló sobre los beneficios de la producción forestal y la contribución que hace para evitar la degradación y lo primero que veo acá es de alguna forma restringir la actividad forestal”.

La respuesta de Ledesma fue apoyada por varias actitudes de varios de los presentes.

El integrante de la gremial le preguntó al ministro acerca del concepto “cuencas sobre forestadas”. “¿Quién determina que una cuenca está sobre forestada?", dijo, y explicó que en promedio un predio donde hay 60% de forestación se traduce en un 23% de afectación a nivel de cuenca, en la cantidad de agua de ríos y arroyos que se aprovechan para el consumo humano. "Entonces, ¿por qué ese tipo de restricciones si los estudios que hay de agua no registran ninguna problemática?”, reflexionó.

Peña atendió este reclamo y admitió que en la propuesta, respecto al concepto "sobre forestada", "quizá allí se incluye un juicio o una opinión que es de los técnicos del ministerio, ellos entienden que en aquellas zonas que está forestado por encima del 50% no es que se debe prohibir, pero si minimizar”, justificó.

Acerca del cuidado de la biodiversidad, Ledesma agregó que el sector forestal es uno de los que más ha aportado información al respecto, por las exigencias de los organismos certificadores. Por eso dijo: "Sinceramente, nos vemos un poco sorprendidos con esta propuesta”.

Además, hizo hincapié en el concepto del evento que los reunió en el "Desayuno forestal": "Integración productiva", y enfatizó en la importancia de la integración y sinergia de los productores ganaderos con los forestales. En ese sentido, agregó que es necesaria la autorización para plantar en suelos que no son de prioridad forestal, teniendo en cuenta que la base de esta producción no se encuentra localizada en suelos de prioridad.

"Una sensación de gusto amargo"

"El 80% del patrimonio forestal esta en suelos de prioridad forestal, con baja productividad, que no sirven para la agricultura. Entonces ¿por qué esas restricciones? Tampoco al sector forestal le interesa ocupar los mejores suelos, porque técnicamente los mejores suelos no son buenos para la forestación. Sinceramente ministro, creo que mis colegas deben tener la misma sensación que yo, de que vemos que sigue habiendo una política de restricción. Queremos expresar que nos causa una sensación de gusto amargo”, concluyó.

A esto Peña respondió que lo que anunció es una propuesta y que está dispuesto a trabajar y conversar con los productores. Pero enfatizó en que "con los suelos 3 y 4 tenemos un problema y es de orden gestionarlos. ¿No será esta la solución? Avancemos, trabajemos, estamos abiertos a escucharlos, pero allí tenemos un tema a resolver”.

Por su parte, Fernando García Prechac, académico invitado, comentó: "El problema que tenemos es que estamos atados a una herramienta que ya está superada. El Coneat no separa suelos, separa pedazos de paisaje que tiene ciertas asociaciones de suelo. Una cosa muy importante es cuando se dice 'según estudios semi detallados'. O sea que en ese caso se va a tener que presentar un estudio de suelo semi detallado donde si se separen suelos. Hecho supongo yo por iniciativa y costo de quienes lo proponen. Ahí si se pueden separar las clases de uso".

El ingeniero agregó que poner como índice al Coneat es "una mala referencia", y opinó que "quien sabe de suelos en este país está en el Ministerio de Ganadería". A esto, Peña dijo: "Nosotros compartimos que un índice Coneat es una mala referencia. Tenemos que construir la otra desde el ministerio".

Presiones de otros sectores u otras gremiales

El gerente forestal de la empresa Montes del Plata, Diego Carrau, también se manifestó acerca de la presentación del ministro de Ambiente. 

"Gracias ministro por la honestidad intelectual que usted presentó" dijo, y agregó que hace un mes y medio técnicos de la oficina de Estado le avisaron a Montes del Plata sobre cambios en los temas de ordenamiento forestal. "Pero creo que acá falta información", agregó.

"Un proyecto de más de 10 hectáreas pasa por el Ministerio de Ganadería, y técnicos del ministerio lo evalúan, entonces cuando veo que quieren aumentar la burocracia de proyectos de 100 hectáreas para que también pasen por la Dinama me parece que a veces no se tiene en cuenta los tiempos que lleva toda la tramitación de un proyecto forestal. Y es al único sector al que se le exige esta cantidad de documentación", reclamó.

El gerente añadió que todos los proyectos que ingresan a la Dinama lo hacen con un mapa de suelo semi detallado, y es ahí donde los técnicos estudian qué suelo es. Y dirigió su preocupación no solo al ministro de Ambiente, sino también a Carlos María Uriarte, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, quien se encontraba en el lugar. "Me preocupa la integración productiva. No se olviden del productor", pidió Carrau.

"Me parece que a veces por presiones de otros sectores u otras gremiales se está cobrando delitos y no se está viendo que al único que se va a perjudicar es al productor forestal que quiere tener un diseño forestal que se integre al sistema productivo que tiene su establecimiento, que generalmente es la ganadería o la agricultura. Creo que hay que discutir para ver realmente que es lo mejor para el país", remarcó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...