Espectáculos y Cultura > Cine

Star Wars: pase lo que pase, Han hay uno Solo

Uno de los personajes fundamentales de la cultura pop tiene un nuevo rostro en Han Solo: Una historia de Star Wars, que se estrenó este jueves en Uruguay

Tiempo de lectura: -'

25 de mayo de 2018 a las 05:00

Mayo de 1974. California. Es el fin. El primer borrador está pronto. George Lucas acaba de terminar de escribir su gran obra. O, al menos, eso piensa él. The Star Wars tiene todo lo que quiere: complicaciones políticas, trasfondo, la historia de un muchacho que crece para convertirse en héroe y varios personajes memorables, entre ellos un enorme monstruo de piel verde sin nariz y branquias que se llama Han Solo. Después de pasar horas, días, meses vomitando aquel mundo espacial, Lucas está exhausto y satisfecho. Pero la Fox no. La compañía que está financiando el proyecto quiere más. ¿Qué es esto? ¿Qué clase de héroe es este bicho verde de nombre raro?

Lucas vuelve al trabajo. Más horas de encierros febriles y caseros, ideas, retoques, historias, personajes; de su cabeza sale humo, del papel, también. Al final, entre una nueva camada de héroes que él sabe serán clásicos, aparece el nuevo Han. Así empieza la leyenda. El cazarrecompensas galáctico que oculta su buen corazón tras una capa densa de cinismo y desdén está vivo. Ahora, lo más importante de todo: el actor.

Fue difícil. Muy difícil. Así lo cuenta la biografía George Lucas. Una vida de Brian Jay Jones. "Encontrar al actor apropiado resultó ser lo más complicado de todo. Había sido el personaje que más había evolucionado sobre el papel, empezando como un alienígena de piel verduzca y branquias, y pasando por una fase corpulenta hasta convertirse finalmente en un pirata algo cínico y hastiado del mundo, un cruce de James Dean y Humphrey Bogart. Era un personaje que iba a requerir una dosis adecuada de bravuconería y honestidad".

Varios castings, actores y disputas después, aparece la solución. ¿Cuál es? Un carpintero. Pero no uno cualquiera. Un carpintero actor. Se llama Harrison Ford y ya trabajó con Lucas en American Graffiti, aunque todavía no ha vuelto a encontrar ningún papel decente. Es, todavía, un desconocido. Y por eso volvió a la carpintería, a la reparación de puertas de madera en los estudios de Hollywood más destartalados.

Después de algunas audiciones, rechazos, y peleas, Harrison Ford se convierte en Han Solo. No todos están contentos ni conformes. Pero The Star WarsStar Wars a secas, posteriormente– tiene a su héroe.

¿Héroe?

Yo disparé primero

Cuando Harrison Ford se convirtió en Han Solo, Han Solo pasó a ser Harrison Ford. No importa el tiempo que pase, los actores que se pongan al frente del Halcón Milenario y las reversiones y revisiones que vengan del universo cinematográfico ahora súper expandido de Star Wars. Han Solo es Harrison Ford.

Han Solo

Las razones por las que el personaje se volvió tan o más icónico que el propio Luke Skywalker son varias. En primer lugar, sus motivaciones son más humanas, sus reacciones también. Los héroes perfectos no existen. Han no lo es. Él miente, estafa, mata, aprovecha las oportunidades para conseguir la mejor parte del trato, piensa solo en él. Al mismo tiempo es fiel a sus amigos –en especial a Chewbacca–, es carismático, gran piloto, cuenta chistes, es pintón, el chaleco le queda bien y disparó primero. Sí, aunque Lucas quiera retocar detalles y hacerlo más parecido a un héroe clásico, Han Solo disparó primero. Y eso lo hace más cercano.

Pero la popularidad de Solo fue tanta que Ford se cansó. Después de la primera película, cada encuentro con Lucas era una oportunidad para pedirle por favor que matara al personaje. Basta de Han Solo, es suficiente. Ni Lucas ni los espectadores lo vieron así, y Ford debió conformarse –si crear un personaje icónico y ganar mucho dinero es conformarse– y ponerse en la piel de Solo dos veces más. Y volver en 2015, a El despertar de la fuerza, el séptimo episodio de la saga.

Después de algunas audiciones, rechazos, y peleas, Harrison Ford se convierte en Han Solo. No todos están contentos ni conformes. Pero The Star Wars –Star Wars a secas, posteriormente– tiene a su héroe.

Mientras Star Wars volvía con bombos y platillos, Disney anunció que se venían más películas paralelas. La primera fue Rogue One, una producción de la que nadie tenía mucha idea, pero que salió bien. Y la segunda sería la vuelta a los orígenes de Han Solo. Aplausos, gritos, festejos, pero un problema: ¿cómo hacer para revivir, en la piel de otro actor, un personaje tan asociado a Ford? Imposible. O, al menos, difícil.

Pero es cierto que el tiempo pasa, Ford está viejo, en la ficción Solo está muerto –¡spoiler!– y la idea era buena. El público pedía más Star Wars. Disney y sus cuentas bancarias también.

Así, con la dirección de Phil Lord y Chris Miller comenzó el rodaje de Han Solo: Una historia de Star Wars, un viaje a los años previos cuando el pirata intergaláctico todavía era bastante ingenuo y aún no se había cruzado con Luke y Leia. El rostro elegido fue Alden Ehrenreich, un actor no demasiado conocido que tuvo algún que otro papel interesante.

"¿Cómo se mete uno en la piel del personaje más admirado de la galaxia, de uno de los iconos de la cultura popular?", le preguntaron al joven en El País de Madrid. "Intentando no pensar en ello. Absorbí todo lo que pude del mundo en que se mueve Han Solo, de su nave, para luego interiorizarlo y no volver a pensarlo. Quise sentir que era yo. No se trata de imitar a nadie, sino de hacerlo personal", contestó.

En el camino todo se complicó. La producción se entreveró, a los directivos de Lucasfilm/Disney no les gustó mucho el rumbo que estaban tomando Lord y Miller y decidieron cortar por lo sano. Salieron ellos, entró Ron Howard, un amigo de la casa. Al final la película se concretó y este jueves llegó a los cines uruguayos. Es la décima historia de Star Wars que llega a la pantalla y el protagonismo, de nuevo, es para Han Solo.



Aventuras en el espacio

Han Solo cae en una jaula/agujero de barro, donde un enorme wookie se dispone a hacerlo puré. Ambos pelean, pero se dan cuenta de que pueden ayudarse para salir de allí. Lo hacen. Es el primer encuentro entre dos de los amigos más entrañables del cine.

Por momentos como este, Han Solo existe. El filme juega sus cartas más importantes allí, mostrando primeros encuentros de combos que serán esenciales para el futuro de la galaxia. La primera aparición de Lando Calrissian –Donald Glover transpirando talento como en todo lo que hace–, la de Chewbacca y la del propio Han, un personaje más ingenuo que el de Ford. Este Han, todavía un poco inocente, aún no está tan contaminado.

Han Solo
Donald Glover como Lando Calrissian
Donald Glover como Lando Calrissian

A pesar de todos los problemas que tuvo en su producción, Han Solo es una aventura espacial que, si bien se hace un poco larga, le imprime un aire fresco y ligero a una saga generalmente cargada de tramas pesadas. El Solo de Ehrenreich jamás podría estar a la altura del Solo de Ford, pero con las armas disponibles el joven actor enfrenta con dignidad –y mayor carisma de lo esperado– el reto.

Los problemas aparecen cuando la película se autoexplica demasiado –la historia no es tan difícil, en realidad– y cuando amontona nombres, pero lo soluciona proporcionando una trama ligera, ágil y con humor.

¿Recordaremos a Han Solo como un mojón en la historia de Star Wars? No. Tampoco pretende serlo.

Al final, su intención es mostrar que los héroes tienen orígenes, que la diversión también existe en la galaxia y que Han Solo disparó primero porque él es así. Pero no se engañen, porque todos lo sabemos, incluso Disney, Lucasfilms, George Lucas , Ron Howard y todos los ejecutivos que cuentan dinero por atrás de la producción: Han hay uno Solo y su apellido es Ford.

Han shot first

En una escena del episodio que inauguró la saga en 1977, Han se encuentra con un viejo enemigo. Antes de que el alienígena pueda hablar, Han le pega un tiro. O al menos, se lo pegaba, porque Lucas no quiso que su héroe fuera un asesino y retocó la película, años después, para que el tiro fuera una respuesta a otro. Para los fanáticos, Han disparó primero se convirtió en una frase de cabecera, porque deja claro el espíritu original del personaje.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...