Nacional > Discusión parlamentaria

Combustibles: colorados y cabildantes marcan diferencias con cambios impulsados por el gobierno

Colorados y cabildantes ya tienen identificados algunos puntos con los que no están de acuerdo o precisan mayor información

Conferencia de los diputados de la coalición durante la discusión de Presupuesto en el plenario

Tiempo de lectura: -'

11 de febrero de 2021 a las 05:04

La discusión sobre los cambios al mercado de los combustibles no va a ser fácil y los legisladores de la coalición lo saben. En el primer intento de hincarle el diente a este tema en la Ley de Urgente Consideración (LUC) el gobierno tuvo que poner un freno y, a sugerencia de sus socios en la coalición, crear un comité de expertos para estudiar el tema más en profundidad. 

En filas del Partido Colorado, uno de los principales opositores a avanzar como estaba previsto en la LUC, hay cierta conformidad con la conclusión del comité de expertos que estudió el tema y plantea un proceso gradual en cuatro etapas con el objetivo de bajar el precio de los combustibles dentro de un mercado menos regulado y no una desmonopolización como se pretendía hacer a través de la ley aprobada en julio

El Partido Nacional tiene la intención de avanzar rápido en este tema pero la discusión será intensa. Luego del primer análisis del documento presentado por el Ministerio de Industria al Parlamento, tanto colorados como cabildantes mantienen algunas diferencias con el proyecto presentado. 

El compromiso por el país, firmado por todos los socios de la coalición, hace referencia al tema pero de forma genérica por lo que ningún partido se siente atado a aceptar la propuesta del gobierno. "Avanzar hacia precios de combustibles que sean competitivos con la región y el mundo, introduciendo gradualmente acciones que transparenten y racionalicen el mercado, buscando trasladar a los consumidores las eficiencias obtenidas", dice el documento firmado por los partidos de gobierno. 

Una de las principales diferencias está vinculada a lo que el documento presentado por el gobierno define como “grandes consumidores”. El texto habilita a estos a abastecerse directamente de los distribuidores sin tener que recurrir a las estaciones de servicio. Esto se pondría en marcha, en caso de aprobarse la propuesta del Ejecutivo, en la etapa dos del proceso que comenzaría a regir en enero de 2023. 

“Si se juntan dos o tres cooperativas y se agrupan como un gran consumidor, las estaciones se van a ver afectadas”, explicó a El Observador el diputado colorado e integrante de la comisión de Industria, Martín Melazzi (Ciudadanos). 

Conferencia de diputados de la coalición durante la discusión en comisión del Presupuesto

Las estaciones pequeñas son las que, en la visión de Melazzi, se verían más afectadas. En el mismo sentido analizan el tema en Cabildo Abierto. El diputado Álvaro Perrone aseguró a El Observador que su partido está en conversaciones con la Unión Nacional de Vendedores de Nafta (Unvenu) para analizar este tema. 

“Se podría generar una red de estaciones de nafta paralelas que sería imposible de controlar. ¿Cómo haces para controlar en qué se utiliza ese combustible que compran?”, cuestionó. 

En esta etapa del proceso, también se plantea la posibilidad de revisar el límite a la cantidad de “COCO” (Company Owned / Company Operated, por su sigla en inglés). Es decir, de las estaciones de servicio que son propiedad y son operadas por los propios sellos (Ancap, Petrobras, Axion). 
Y esa revisión del límite también genera ruido en Cabildo Abierto porque entienden que también podría perjudicar a las estaciones más chicas

“Se revisará la restricción a la cantidad de COCOs, mediante una eventual modificación del límite establecido por el regulador, aun llegando a un porcentaje bajo del total de toda la red”, dice el documento y agrega que con este cambio se busca “asegurar un adecuado equilibro entre las mejores de eficiencia que se pueden conseguir mediante la integración vertical” pero al mismo tiempo se busca “evitar la consolidación de una posición de mercado por parte de los distribuidores que afecte la libre competencia”. 

Melazzi, en tanto, sostuvo que no es un punto que le preocupe particularmente y que el aumento que se quiere realizar, de 4 a 7 según dijo, no le parece un gran cambio. 

Pero otro de los puntos que sí cuestionan los colorados es el costo de los fletes. Una vez que se libere el mercado, que pasaría en la etapa 3 que todavía no tiene fecha, se eliminaría el precio máximo de venta al público establecido en el artículo 235 de la LUC y el Poder Ejecutivo pasaría a aprobar solo el precio en la planta de distribución de Ancap. Se pasaría a un régimen libre donde la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) tendría la potestad legal de determinar precios máximos si se constataran abusos o prácticas anticompetitivas. 

De esta forma, el precio de los fletes quedaría liberado a lo que cada empresa quiera cobrar. “Si cargás en el norte del país puede ser más caro. Porque cuanto más lejos de la planta de distribución, el flete va a ser más caro”, cuestionó el diputado y aseguró que es necesaria más información para discutir sobre este punto. 

Fronteras

En paralelo a la discusión sobre los cambios al mercado de los combustibles, los diputados colorados, Martín Melazzi y Juan Carlos Moreno, enviaron una exposición escrita al Ministerio de Economía en la que solicitan ampliar la franja de kilómetros en la que las estaciones tienen exoneraciones tributarias para poder competir con las de los países vecinos. 

Actualmente las puntos de venta que se encuentran a menos de 20 kilómetros de un paso de frontera tienen una reducción del 24% del Impuesto Específico Interno (Imesi). Los diputados colorados de Ciudadanos pretenden crear una nueva franja de otros 20 kilómetros en donde los estacioneros tengan un 12% de reducción del Imesi. 

Es decir, aquellas estaciones que se encuentren entre 20 y 40 kilómetros de los pasos de frontera tendrían este beneficio. 

“De acuerdo a datos proporcionados por los comerciantes, estaciones de servicio que quedan a 30 kilómetros de los pasos de frontera registran una caída de entre 18.000 y 30.000 litros menos por mes por estación”, dice la exposición escrita enviada al Ministerio de Economía. 

Melazzi explicó que no se trata solo de los estacioneros sino que también del comercio en general. “Cuando los puentes estaban abiertos la gente decía voy a cargar nafta al otro lado de la frontera y de paso hacían compras”, explicó el diputado. 

Según sus cálculos, solo en el litoral oeste del país, él es de Soriano, hay siete estaciones que se encuentran en esa franja y se verían beneficiadas con esta modificación. 
 

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...