The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Tantos años sin Chaplin

Las más de 80 películas que protagonizó destacan imaginación poderosa

Tiempo de lectura: -'

21 de diciembre de 2017 a las 05:00

"Nada es permanente en esta vida, ni siquiera los problemas"; "¿Para qué quieres que las cosas tengan significado? La vida es deseo, no significado"; "Vista de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia"; "Yo creo que la fe es una extensión de la mente. Es la llave que niega lo imposible. Negar la fe es refutarse a uno mismo y al espíritu que genera todas nuestras fuerzas creativas. Mi fe está en lo desconocido, en todo lo que no entiende la razón"; "Estoy en paz con Dios, mi conflicto es con el hombre".

Estos aforismos de meditada profundidad no pertenecen a un poeta chino o japonés, ni tampoco a Mark Twain, primer genio moderno del aforismo, sino a alguien que alcanzó su grandeza sin tener que decir una palabra, filmando películas mudas en las cuales la estrella principal fue la imaginación cuando la dejan en libertad; para crear cosas nuevas, hacer reflexionar, y conmover.

La inteligencia iluminada de Charles Chaplin funcionó en diferentes niveles, teniendo siempre como centro de sus reflexiones al ser humano, a cuya alma interrogó con humor y profundidad, como pocos en una pantalla lo han hecho, sobre todo, con tanta poesía de por medio. Y lo que la poesía toca, perdura. ¿Fue Chaplin la mente de mayor originalidad en la historia del cine? Posiblemente, y si no, figura al menos entre las cinco más innovadoras en todos los aspectos.

Las más de 80 películas que protagonizó destacan no solo un talento prolífico, sino principalmente una imaginación poderosa para crear historias donde la vida no está en juego, pero tampoco es juego. Dentro y fuera de la pantalla tuvo una existencia intensa, también extensa. En su notable libro autobiográfico, Mi último suspiro, uno de sus amigos y compinches, Luis Buñuel, lo describe en la intimidad, en un pasaje de lectura obligatoria. Tal vez para demostrarle al mundo que era un ser de condición sagrada, Chaplin murió un 25 de diciembre, hará de esto el domingo próximo 40 años.

En 1977 estaba en mi casa escuchando el noticiero de radio El Espectador, cuando interrumpieron la transmisión para decir que a los 88 años de edad había fallecido Chaplin. Me vino una gran tristeza. Sentí como si se hubiera muerto un amigo.

Comentarios