Fútbol > SEGUNDA DIVISIÓN

Torque, un club de primera

Después de 10 años de fundado y con el apoyo de Manchester City, Torque logró el ascenso

Torque

Tiempo de lectura: -'

16 de noviembre de 2017 a las 14:57

El ascenso del Club Atlético Torque a Primera División causa admiración por la rapidez con la que creció la institución. Hace apenas 10 años, cuando obtuvo la personería jurídica, sus jugadores entrenaban en la rambla y para comprarse ropa tuvieron que organizar una rifa. Hoy, el sueño del empresario uruguayo Raúl Aquino, presidente de los celestes, se hizo realidad. Con el apoyo económico del gigante inglés Manchester City desde abril de este año, llegó a la máxima categoría del fútbol uruguayo tras una campaña espectacular en Segunda de la mano del técnico Paulo Pezzolano, que se coronó con el ascenso anticipado logrado ayer tras igualar 2-2 con Oriental de La Paz en Canelones.

Otro ejemplo de que con respaldo y organización se puede llegar lejos. El año pasado lo consiguió Boston River, que después de 77 años de historia llegó a Primera división con el gerenciamiento del empresario libanés nacionalizado venezolano Edmundo Kabchi, propietario del Deportivo Táchira de Venezuela y ligado al Málaga de España.

Boston River no solo se mantuvo en su debut en Primera, sino que se clasificó a la Copa Sudamericana de este año y actualmente está ubicado en la cuarta posición de la Tabla Anual, detrás de Defensor Sporting, Peñarol y Nacional.

El 5 de abril de este año, el City Football Group (CFG) –la empresa que gestiona la red de clubes asociados al City– confirmó la adquisición de Torque. El consorcio de Manchester City, propiedad de Mansur bin Zayed Al Nahyan, jeque de Abu Dabi, tiene equipos filiales en Estados Unidos, Australia y Japón, y la adquisición del pequeño club uruguayo supuso su primera implantación en Latinoamérica. Fue un antes y un después para los celestes. Hasta ese momento el mayor logro del equipo fue acabar en dos ocasiones entre los seis primeros de la Segunda División.

En 2013, cuando estuvo a un penal de ascender, el primer técnico, secretario y delegado del club, Marcelo Yaurreche, contó a El Observador la génesis de todo: "El nombre lo elegí yo. Soy técnico electromecánico y Torque significa un momento de fuerza. Estábamos con Aquino (el dueño del club) en el baño del Mercado del Puerto, me preguntó cómo le podíamos poner al equipo que se estaba formando y le dije, 'pongámosle Torque'".

Y así se formó el primer plantel: "Busqué jugadores que no quería el sistema. Había uno, Nicolás Cánepa, que iba a mi gimnasio y lo habían echado de Cerrito. Él llevó a un amigo que era reponedor en un supermercado. Había otro que era fletero, otro vendía frutas, otro estaba tirado en la reserva de Fénix, algunos jugaban en la Liga Punta Carretas. Así se fue armando, de la nada", contó Yaurreche, entonces dueño del gimnasio Harlem.

El 27 de diciembre de 2007 obtuvieron la personería jurídica. Primero participaron en la Liga Punta Carretas y a partir de la temporada 2008-2009 en el torneo de la Segunda División Amateur. Luego compraron un predio en el camino Curuzú Cuatiá y allí se instalaron.

Alex Silva, delantero de Rampla, pasó por Torque y en marzo contó a Referí que el club es "una mina de oro. Hay capitales extranjeros gerenciando y a los jugadores les dan todo. Son muy profesionales. El día a día es divino, buena ropa, desayuno, almuerzo y sueldos al día".

Diego Rosano, el utilero que conoció las dos realidades de Torque, dijo que desde que llegaron los actuales gerenciadores "cambió todo. Antes tenías que llenar los bidones con agua de la canilla, ahora compran los bidones; cada jugador tiene su caramañola, su ropa para concentrar y entrenar, su número". Y los viernes concentran en un hotel.

El resultado se vio en la cancha. El equipo tuvo la inyección de futbolistas con experiencia en Primera y la conducción de Pezzolano, un técnico que revolucionó la divisional, al punto que uno de los goles que convirtió (el 17 de junio contra Huracán), después de 14 pases seguidos, recorrió el mundo.

La campaña de 2013 con Jonathan Álvez

En 2013 Torque estuvo a punto de hacer historia siendo el primer club en llegar a Primera con una sola temporada en Segunda. En los play-offs por el tercer ascenso, eliminó a Atenas de San Carlos y a Tacuarembó. En la final enfrentó a Miramar Misiones. Empataron 0-0 el primer partido y ganaba 1-0 la revancha, pero Miramar le igualó en el minuto 88. En la última jugada del alargue, una clara falta sobre Jonathan Álvez en el área no fue sancionada y finalmente, en definición por penales, ganó Miramar. Álvez (hoy en Barcelona de Guayaquil), el mejor jugador que ha surgido de Torque, falló el remate decisivo.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...