Fútbol > PEÑAROL

Facu Torres, el zurdo al que felicitó el Pato Aguilera a los 10 años, lo quiso la Juve y al que Ghiggia le dio el trofeo de goleador

Cuando fue por primera vez al baby, se quedó sentado en el medio de la cancha jugando con tierra y no se interesaba por el fútbol; hoy, a los 20 años, está a punto de debutar en el plantel principal aurinegro

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2020 a las 05:02

Muchos creen que nació en Las Piedras, pero no es así. Facundo Torres –el juvenil de 20 años que sorprendió en las prácticas de Peñarol– nació en el sanatorio Cudam del barrio Colón y vivió toda su infancia, hasta los 16 años, en La Paz.

El joven, que por estos días se destaca por sus goles en el plantel principal en tiempos en que Diego Forlán busca solucionar esa deficiencia de su equipo, tiene una historia ligada al mundo del fútbol juvenil que lo recuerda con Carlos Aguilera, Edgardo Alcides Ghiggia, y ya estuvo en el radar de Juventus de Italia.

Daniel Fonseca, quien fuera su representante durante una etapa en la formación, le alquiló una casa en Lagomar, a 10 cuadras del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Peñarol. Hoy la alquilan sus padres Jorge y Gladys.

Hizo la escuela en la N° 163 de La Paz y el liceo lo empezó en esa ciudad, pero como no había tercero, se fue al N° 1 de Las Piedras (Mones Roses). Le faltan quinto y sexto y le gusta seguir orientación Humanística porque no es muy amigo de los números.

Facundo Torres en baby fútbol con la camiseta de La Paz Wanderers

A los cuatro años comenzó a jugar al baby. Su primo Joaquín jugaba en Juventud River y lo llevó a jugar allí.

“No le gustaba, jugaba con tierrita. Hacía montañitas en la mitad de la cancha o iba con su mamá a buscar agua. Yo pensaba: ‘A este no le va a gustar el fútbol’. Lo llevé a La Paz Wanderers, se me había perdido y al final, estaba dentro de la cancha jugando con sus amigos”, comentó su padre Jorge a Referí.

Facundo fue un año a las inferiores de Defensor Sporting. “Torres, en Defensor va a ser la frutilita de la torta y va a debutar antes que en Peñarol”, le dijo César Santos, el histórico encargado de las inferiores violetas, quien falleció en 2017.

Sin embargo, al poco tiempo, fue a jugar con 10 años la final del Campeonato Nacional a Melo con la selección de la Liga Regional del Sur, le ganaron a Florida por penales y fueron campeones. Juan Carlos Braida y Néstor Goncálvez, los captadores de Peñarol, sin saber que practicaba en los violetas, le preguntaron si quería ir a los aurinegros.

“Cuando a un niño de esa edad le comentas que lo fuiste a ver y que te gustaría llevarlo a Peñarol, ahí ves las reacciones. Están los que se ponen contentos y otros que esperan a hablar con su padre o se toman un tiempo. A Facundo se le dibujó una sonrisa gigante en la cara cuando se lo dije y a su padre también”, recordó Goncálvez a Referí.

Facundo recibe el premio de goleador de las manos de Alcides Ghiggia

En la Liga Regional del Sur fue goleador con 10 años, enfrentó en la semifinal a Interbalnearia y le hizo cuatro goles. El hijo del Pato Aguilera jugaba de rival. Y el Pato fue a saludar a los padres, a Facundo, y los felicitó. El trofeo de goleador se lo dio nada menos que Alcides Ghiggia. En esa época, Facundo no sabía quién era y ahora no lo puede creer. Guarda la foto como un tesoro.

Con 10 años, Goncálvez y Robert Lima, el técnico de la Séptima, lo llevaron con Peñarol al torneo de Alegrete en Brasil, con dos años menos que sus compañeros, entre quienes estaban Federico Valverde, Diego Rossi y Santiago Bueno.

“A Facundo lo eligieron el mejor jugador del torneo”, dijo Goncálvez.

El técnico que lo hizo debutar oficialmente fue Robert Lima en la Séptima. “Jugó suelto de enganche, tiene buen pie. Rindió en todos lados, pero rindió más como media punta. Es polifuncional, y eso a un entrenador le da varias opciones. Eso es importante. Que se adapte a jugar en varios puestos”, explicó Lima a Referí.

Facundo Torres en sus primeros pasos con la camiseta de Peñarol

Quien lo recibió como coordinador de juveniles de entonces en el club fue Juan Ahuntchain. Así lo recuerda: “Era muy tranquilo, ordenadito. Ha jugado como volante por izquierda y es un zurdo que le gusta jugar como segunda punta. Yo le decía que en donde más rendía y que iba a explotar era jugando de doble 5, como lo hizo el Cebolla Rodríguez en un momento. Hizo muchos goles, tiene una buena pegada, talento y dribbling”.

Llegó una oferta de Juventus hace cuatro años, cuando Facundo tenía 16, pero su padre se opuso.

“Fonseca se lo quiso llevar por la puerta de atrás y nosotros somos rabiosos de Peñarol y preferimos que se quedara y buscara su posibilidad. Por eso lo dejamos como representante y cambiamos”, explicó su papá.

Goncálvez dijo que siente “una gran alegría de verlo ahora anotando goles, porque para mí es una responsabilidad contratarlo a él y a otros jugadores, sobre todo, cuando vienen del interior. En el momento que llegan a Primera, que ves que empiezan a triunfar, siento la mayor satisfacción”.

Y añadió: “Facu es muy tranquilo, no tenés que llamarle la atención para nada, es muy disciplinado, seguro. Es de esos que lo ves y decís: ‘Este va a llegar’. Creo que el debut se le va a dar cuanto antes”.

Fue compañero de la Cuarta división de Valverde, Rossi y Santiago Bueno con dos años de menos y el Chueco Perdomo lo puso en la final del Uruguayo contra River en el Capurro y ganaron 3-1. Hizo un gol a pase de Valverde.

En Quinta, ganó el Uruguayo con Martín García como entrenador. También obtuvo con Lima el Apertura y el Clausura en sub 16. Fue goleador del Uruguayo en sub 16.

“Lo tuve en Séptima, Sexta y sub 16 y mostró un crecimiento bastante relevante. Tiene un apoyo familiar muy importante está bien centrado de la cabeza, es fundamental. Le exigíamos al máximo y tenía muy buena predisposición. Los compañeros lo querían mucho. Tenía edad de Séptima y lo subimos a Sexta con Ahuntchain, porque estaba despegado”, recordó Lima.

Y añadió: “Jugaba como media punta. Fue el año que hizo más goles. Uno se pone feliz cuando lo ve que está por debutar en Primera división. Me siento satisfecho cuando hablan bien de uno luego de que los tuve porque es un trabajo de hormiga. Una vez que debute, va a ser difícil que lo saquen”.

Facundo Torres y uno de sus titulos logrados en juveniles de Peñarol

El futbolista aún no debutó en Primera. Leonardo Ramos fue quien lo ascendió y el 7 de junio de 2018 le dio cabida en el banco de suplentes en el Franzini ante Defensor. Diego López lo bajó a Tercera, y en ese momento aprendió a luchar contra las frustraciones.

En eso lo ayuda mucho Giselle, la psicóloga que es la madre de Diego Rossi, quien “le aportó mucho para no bajar nunca los brazos o las frustraciones. Estuvo en pretemporadas anteriores con Primera, lo han bajado a Tercera y sigue con la misma cabeza. Sigue con la misma motivación”, explica Lima.

El Cuervo, como le puso el Cuchillo Quevedo en la intimidad de Los Aromos, hace tres años que está de novio con Abril, es hijo único y por ahora, vive con sus padres. Cumplió 20 en abril.

La visión de Garay en la selección

Alejandro Garay fue su director técnico en la sub 15 y en la sub 17 de Uruguay. En la primera de ellas, le dio incluso el brazalete de capitán que alternaba con Juan Manuel Sanabria.

“Como persona está despegado. Es del nivel de Diego Rossi, buen estudiante, buen hijo. Como futbolista, mostró una trayectoria muy buena en juveniles, se estancó un poco por alguna lesión chica. Algunos demoran más que otros en cuajar, pero tiene todo para estabilizarse en Primera”, explicó Garay a Referí.

Alejandro Garay dirigiendo a la sub 17 de Uruguay

Sostiene que Facundo cuenta con “una zurda interesantísima. Tiene todo el otro componente, el entorno lo ayuda, lo obligaron a estudiar en el liceo, tiene todo para debutar ya. Pecó un poquito de generoso en cuanto a que jugó en varios puestos y eso le jugó en contra. Se alejó del gol, jugó de volante, de lateral volante, él es delantero-delantero para mí”.

“Era muy aplicado al estudio. El Maestro (Tabárez) habló con él más de una vez porque se puede hablar no solo de fútbol”, indicó.

Su padre Jorge recuerda cómo se dio una de las charlas con Tabárez. “Una vez fuimos al complejo con la abuela de Facu, de 70 años, que se llama Gladys, igual que mi esposa y le dicen Muñeca. Se sacó fotos con el Maestro y charlamos con él un rato muy lindo”.

“Garay lo ayudó mucho y hasta ahora se hablan por teléfono”, agrega.

Y recuerda otra negativa en la carrera de su hijo, como aquella de bajar de la Primera aurinegra: “La frustración de la sub 20 cuando el técnico Gustavo Ferreyra lo dejó afuera en la última eliminación, luego de haber estado en sub 15 y sub 17, fue fuerte para él. Giselle fue muy importante”.

Diego Forlán habla muy seguido con el juvenil futbolista. También Lolo Estoyanoff lo alienta, y los referentes en general como Marcel Novick o Walter Gargano.

“Su mejor puesto es de enganche. Del medio hacia arriba jugó de todo. Lo admiro por lo que está luchando para tratar de debutar”, dice su padre Jorge.

Facundo está en gran nivel en esta pretemporada atípica en plena pandemia mundial por el coronavirus. Y, con sus goles, pide a gritos un lugar en el equipo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...