Cargando...

Espectáculos y Cultura > Regreso

Tras la pandemia, la historia de los refugiados sirios en Uruguay llega finalmente al cine

Después de suspender su estreno por la llegada del coronavirus, se estrenó el documental de Mariana Viñoles sobre el periplo de las familias sirias a las que el gobierno uruguayo recibió en 2014

Tiempo de lectura: -'

02 de septiembre de 2020 a las 15:04

Aclaración: esta nota fue publicada originalmente el viernes 13 de marzo, el día en que la pandemia de coronavirus llegó a Uruguay. Por obvias razones, el estreno de la película –que había sido esa misma semana– se suspendió junto al resto de los espectáculos públicos. Con la reciente rehabilitación, El gran viaje al país pequeño volvió a las salas. Se puede ver en Cinemateca y la sala B del auditorio Nelly Goitiño. Los horarios de las funciones se encuentran en las respectivas webs.

La fotógrafa y documentalista uruguaya Mariana Viñoles está marcada por las migraciones. Lo dejó claro en 2011, cuando en su película Exiliados abordó, a partir de su propia historia, lo que sucede cuando las personas cambian de tierra por necesidad y no por elección. Con imágenes caseras filmadas en el seno de su familia, la cineasta retrató las consecuencias espaciales que suscitó en su hogar la crisis del 2002, y cómo ese pozo económico que obligó a su familia a emigrar reconfiguró su vida para siempre. El desarraigo, en ese sentido, está bien presente en su vida dese hace tiempo.

Y lo está tanto que, en 2014 y al ver desde Ginebra –la ciudad en la que residía temporalmente– las noticias de que el gobierno de José Mujica había puesto en marcha un programa para recibir un grupo de familias sirias como refugiados de guerra, supo enseguida que tenía que registrar el proceso. Que debía acompañar con su cámara aquella operación que, de alguna manera, se entremezclaba con su propia experiencia. Fue allí cuando apareció el primer esbozo de la idea que luego terminó convirtiéndose en El gran viaje al país pequeño, su último documental.

“En cada uno de mis trabajos siempre hay algo que plantea la temática del exilio. Somos, además, un país que tiene a ese fenómeno como parte de su historia muy próxima. Por ende, y aunque no tenga nada que ver con lo que estoy trabajando, siempre encuentro la manera de que aparezca algún protagonista que hable del destierro en cualquiera de sus manifestaciones; es una temática que realmente me interpela. Es lo que más me atraviesa”, cuenta Viñoles.

El gran viaje al país pequeño –que se estrena este jueves en salas y que tuvo un preestreno en el festival Doc Montevideo 2019– plantea, entonces, eso: un registro del periplo de algunas de las familias sirias que llegaron al país en 2014 desde Beirut, la capital del Líbano, y todo el proceso que tuvieron que enfrentar para convertirse en ciudadanos –o al menos habitantes– de un país que a sus ojos resultaba extraño y que tenía costumbres tan diferentes a las suyas. En ese sentido, en el documental de Viñoles la cámara siempre se las arregla para estar en momentos íntimos y para situar al espectador en algunas de las etapas claves de la adaptación de los refugiados, ya sea durante las entrevistas previas en Medio Oriente, en las clases de español que tuvieron al llegar, los problemas a la hora de conseguir trabajo y hasta en las manifestaciones que hicieron en Plaza Independencia, cuando algunos de ellos reclamaron al gobierno la necesidad de volver a su tierra originaria.

Para lograr ese acercamiento que con un equipo muy grande podría haber resultado invasivo, Viñoles trabajó completamente sola junto a las familias, aunque de todas formas durante el proceso estuvo acompañada por la periodista María Urruzola –que la ayudó a contactar con las autoridades de manera de acceder a las familias en el Líbano y en Uruguay– y la productora Micaela Solé.

“Este documental fue filmado íntegramente por mí, era la única persona que estaba en el set con los protagonistas. Eso hace que el material al final del proceso esté impregnado, aunque no lo quiera, de mi presencia. Y creo que esa presencia es lo que pone de manifiesto el vínculo que yo construyo con los protagonistas y la particularidad que tiene. Quise dejar registro de ese vínculo, creo que es esencial en la película”. De esta manera, y a través de una narración que como bien explica ella la incluye, Viñoles se incorpora a la historia y permite al espectador ubicarse en un lugar de privilegio que, de otra manera, no podría acceder.

Para la directora, además, era crucial que los refugiados, que estaban en una situación de vulnerabilidad extrema, no confundieran los hechos y entendieran que el documental era un requisito para poder viajar a Uruguay, o que ella estaba ahí para “hacer tres tomas y armar un reportaje sensacionalista”. Los malentendidos, en cualquiera de las etapas, podrían haber frustrado todo el proyecto.

“Ellos eran menos desconocidos para mí que yo para ellos. Tenía que tener muchísimo cuidado y por eso la entrevista que abre la película es muy importante. A mí me gusta mucho trabajar el bruto de la materia, en el sentido de que en ese primer encuentro, por ejemplo, está el silencio incómodo que aparece cuando te enfrentás a algo absolutamente desconocido, y luego en el correr de los minutos se va diluyendo. La sensación de que el otro es otro va desapareciendo”, recuerda la cineasta.

El gran viaje al país pequeño es, entonces, el trayecto físico y espacial de estas familias que lo habían perdido todo a causa de una guerra en la que no tenían nada que ver, y que al menos por un instante encontraron un momento de paz. Pero también es un viaje interior para la directora, que vuela con sus protagonistas del Líbano a Uruguay y que confirma una obra que, aunque lo intente o no, sigue marcada por las idas y las vueltas, las partidas y los regresos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...