Nacional > transparencia y ética pública

Tras renuncia del presidente de la Jutep, el organismo anticorrupción quedó sin directores

El presidente del organismo, Ricardo Gil, dimitió el 30 de marzo, pero le dio un mes al gobierno para que designara su sustituto; los otros dos directores ya habían renunciado

Tiempo de lectura: -'

07 de mayo de 2020 a las 09:30

Sin directores designados, la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) quedó acéfala el 30 de abril al vencer el plazo que el presidente del organismo, Ricardo Gil Iribarne, le había dado al gobierno para nombrar a su sustituto.

El jerarca dimitió el 30 de marzo, pero siguió en el cargo un mes más. En la carta de renuncia remitida al ministro de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira, planteó que la Jutep estaba paralizada desde el 9 de marzo, cuando se hizo efectiva la renuncia de la directora Matilde Rodríguez y solo quedó él en el directorio, ya que el vicepresidente Daniel Borrelli había renunciado en enero. 

Para poder funcionar, la Jutep necesita que haya al menos dos directores. "Desde hace casi dos meses la junta no puede hacer nada salvo mantenimiento. Eso provocaba dos situaciones: una, que no estoy cumpliendo la función que vine a cumplir, y yo siempre dije que vine a hacer un trabajo importante y si no lo puedo hacer me voy", contó Gil Iribarne en entrevista con Búsqueda

Sin embargo, la principal razón fue otra: que los cargos del directorio de la Jutep fueran incluidos en la distribución de cargos entre los partidos políticos. Para Gil Iribarne, esta es una "práctica inadecuada".

"Hacer coincidir los cambios en la Jutep con el cambio en el gobierno nacional y en el marco de una distribución de cargos cuotificada entre los partidos me parecía y me parece que es una marcha atrás brutal en esa línea de mostrar y fortalecer la independencia de la junta", explicó al semanario. 

Si bien reconoció que los "vínculos eventuales" de los tres exdirectores con los distintos partidos políticos eran "claros", destacó que la propuesta de asumir se la hizo el gobierno y desde 2017 nadie le pidió "cuentas". "Creo que es bastante claro que la junta se manejó con independencia de los partidos. Todos los partidos se enojaron con nosotros en algún momento y todos aplaudieron cuando hicimos algo que afectaba a sus rivales políticos", argumentó. 

Además, Gil Iribarne cuestionó la falta de voluntad política para combatir la corrupción. Señaló que "el sistema político no quiere, no está dispuesto a establecer y a hacer efectivos sistemas de control que realmente condicionen la acción de los corruptos y promuevan la transparencia y la ética en serio". 

Como ejemplo de esto puso dos casos concretos: el del subsecretario de Desarrollo Social, Armando Castaingdebat, y el de Remo Monzeglio, el subsecretario de Turismo. Ambos jerarcas fueron investigados por la Jutep.

"Lo de Castaingdebat es brutal. Nuestro informe es brutal. Leé el informe de la fiscal, que no lo procesó, en el que dice que el “completo informe” de la Jutep muestra “múltiples y graves irregularidades”, y ahora es subsecretario", apuntó en la entrevista. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...