Sacacorchos > SACACORCHOS / MARTÍN VIGGIANO

Tres lugares para tomar vino por copa

De la Ciudad Vieja a Carrasco, opciones para disfrutar sin tener que comprar la botella

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2017 a las 05:00

Una de las cosas más atractivas del vino es su diversidad. No nos alcanza la vida para probar todo lo que hay a nuestra disposición, y por eso la mayoría de los consumidores de esta bebida intentamos descubrir cosas nuevas. Para ello, puede alcanzar con probar una copa y no terminar la botella. Si bien faltan bares de vino en Montevideo, hay por lo menos tres donde se puede disfrutar por copa, con precios que comienzan en los $ 60. Desde la Ciudad Vieja hasta Carrasco, los tres sitios recomendados por Sacacorchos.

Montevideo Wine Experience

Es un pequeño bar ubicado en la costanera portuaria, frente a la sede de Aduanas y muy cerca del Mercado del Puerto. El sitio es pequeño pero bien ambientado con una onda bohemia y descontracturada. Si bien hay una mesa grande, el lugar invita a probar vino en la barra. La idea de los dueños es que los visitantes puedan disfrutar el vino por copa o botella, de su selección de etiquetas nacionales. Tiene como punto fuerte el precio, ya que es casi el mismo que en tiendas, y el costo por copa no es disparatado. Además, los sommelier del lugar buscan tener etiquetas que en su mayoría no se encuentran en supermercados. El vino se puede acompañar de picadas o tapas. Es un lugar para ir con amigos a probar buenos vinos y aprender un poco más de la industria local. La limitante es el horario (cierra a las 21 horas).

Dirección: Rambla 25 de Agosto 244

Horario: Abierto de martes a domingos de 11.30 a 21 horas

Boca Negra

Moderno bar de vinos ubicado en Punta Carretas, frente al shopping. Abre de 12 a 0 horas y su principal atractivo son los dispensadores automáticos. Las máquinas contienen vinos conservados al vacío, y cada cliente puede servirse tres dosis distintas en la copa, según su gusto. Lo hace con una tarjeta magnética que le entregan a la entrada, y que servirá luego para pagar la cuenta. Tiene una carta de vinos bastante amplia, que incluye etiquetas locales y extranjeras, y si se prefiere comprar una botella se cobra un descorche de $ 100. El precio de los vinos es bastante similar al de otras tiendas de vinos, lo que suma puntos al lugar. Sirven tablas de quesos y fiambres, y tapas españolas. La decoración es moderna y acogedora. Predominan las barras y rincones informales para tomar vino, como sillones o barricas de roble. La capacidad es limitada.

Dirección: Ellauri 303, esquina García Cortinas

Horario: Abierto de lunes a sábados de 12 a 0 horas

Barolo

Es el más nuevo de los tres. Se inauguró el 1° de junio en el corazón de Carrasco y funciona desde la tardecita, con vino por copa o botella, y da la opción de cenar en Fellini, el restaurante que queda en la misma propiedad. Es el más elegante de los tres. En la decoración abunda la madera y los objetos antiguos. Se destaca la presencia del sommelier Walter Fernández, presidente de la Asociación de Sommelier del Uruguay, quien seleccionó la carta con 130 etiquetas. Al igual que los otros dos, intenta tener en su selección opciones de vinos masivos y otros difíciles de conseguir.

Dirección: Arocena 2098 esquina Murillo

Horario: Abierto de martes a domingos 17.30 a 0 horas

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...