Economía y Empresas > La visión de los sindicatos

Las tres preguntas que surgen sobre el acuerdo del gobierno con Katoen Natie y el riesgo de Montecon, según gremios

El Sindicato Único Portuario y Ramas Afines cuestiona la "transparencia" del arreglo con la empresa belga, que consideran que fue a espaldas de los trabajadores

La terminal especializada de contenedores de la empresa belga Katoen Natie en el puerto de Montevideo

Tiempo de lectura: -'

16 de marzo de 2021 a las 05:03

Los trabajadores del puerto se enteraron del acuerdo del gobierno con Katoen Natie cuando el presidente Luis Lacalle Pou lo anunció a la Asamblea General. Y esa forma de comunicación provocó que el Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (Supra) cuestionara la "transparencia" con la que se llegó a este arreglo entre el Poder Ejecutivo y la empresa belga, según expresaron los representantes de los trabajadores en un comunicado. 

El gobierno que "reitera una y otra vez su supuesta transparencia", dice el texto, "acuerda a espalda de los trabajadores las condiciones para extender los beneficios a una empresa multinacional. Y lo que es peor aún, desconociendo el accionar y el trato de esta empresa para con sus trabajadores".

Para los trabajadores, el procedimiento del acuerdo entre el gobierno y la empresa belga "debió ser otro". "¿Transparencia? sin un llamado, en total secretismo", cuestionaron. 

El acuerdo que negoció el gobierno con Katoen Natie consiste en que la empresa belga deje sin efecto el juicio millonario contra Uruguay por US$ 1.500 millones e invierta US$ 455 millones en la expansión de la terminal especializada a cambio de la extensión de la concesión –que caduca en 2031– por 50 años más. 

Supra planteó una serie de preguntas sobre el acuerdo: "¿Cómo incide esto en la operativa, en el negocio portuario? ¿Se analizó la incidencia de las fuentes de trabajo existentes? ¿Se amplía el potencial de captación de cargas, o se fortalece un monopolio?", cuestionan. 

Sobre la inversión, Supra dijo que el gobierno desconoce las "promesas incumplidas" y "las sanciones impuestas" por la Administración Nacional de Puertos (ANP) por "no cumplir con los movimientos mínimos de contenedores". 

Supra asegura en el comunicado que el gobierno desconoce "el accionar y el trato" de la empresa belga con sus trabajadores y lo definen como un "maltrato"

"Su principal característica es precarizar las relaciones laborales, contratar en forma eventual, rebajar las condiciones de trabajo para los nuevos ingresos, e incumplir con la escala de jornales asegurados", aseguran en el texto. 

El sindicato recordó que en 2017 Katoen Natie anunció la venta de sus acciones "sin encontrar eco alguno", lo que consideran que se trataba de "una especulación comercial" o "una forma burda de generar incertidumbre y presionar a las diferentes autoridades".

Supra sostiene que, con la intención de establecer una cláusula para las relaciones laborales en el acuerdo, intentó obtener información sobre las negociaciones que se estaban realizando en el gobierno y así romper "su largo collar de maltrato", pero no lo logró. Según comunicó, tanto la ANP como el Ministerio de Transporte se "comprometieron" a brindarles información, pero "faltaron a su palabra". 

"No solo basta con decir ser transparentes, hay que serlo", concluye la carta. 

¿Y Montecon?

Otro peso pesado del puerto de Montevideo, que opera en los mulles públicos, es la firma Montecon, de la chilena Ultramar –que tiene el 60% de las acciones– y de la canadiense Atco –que tiene el restante 40%–. La empresa sigue de cerca el asunto y espera por información oficial del acuerdo ara evaluar y definir qué pasos dar. 

Pero, mientras tanto, los trabajadores de Montecon aguardan con incertidumbre. El presidente del sindicato de la firma, Martín García, dijo a El Observador que el acuerdo que anunció el gobierno los "toca muy fuerte" porque "están precarizando el trabajo". 

"Montecon hoy en día está con el avance tecnológico, con los trabajadores con los jornales asegurados, tanto en salarios como en beneficios. El día de mañana, por este acuerdo, se pierde todo", alertó García. 

Si se cierra el acuerdo, Montecon "debería cerrar" porque queda sin "margen" para los negocios en el puerto, estimó el sindicalista. Katoen Natie quedaría como "única terminal especializada" y tendrá prioridad en la terminal especializada de contenedores. "Lo único que le quedaría a Montecon sería algo que TCP no quiera hacer". 

Esta situación tiene un impacto directo en los 400 puestos de trabajos que la empresa de capitales chilenos y canadienses emplea en el puerto de Montevideo. Y, a la vez, abarca a otros 400 trabajadores de forma indirecta, que también verían afectada su fuente laboral, aseguró el sindicalista. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...