Cargando...
Según el director general de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Martín Laventure, no se ve la disminución en la oferta de gastronomía y alojamientos en las principales localidades turísticas del departamento.

Economía y Empresas > Verano

Turismo en Maldonado: radiografía de las empresas de alojamiento y gastronomía de cara a la temporada

Cerraron 195 empresas en lo que va del año y abrieron 94, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE)

Tiempo de lectura: -'

05 de noviembre de 2022 a las 05:04

El Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzó a publicar un indicador sobre la demografía de empresas en Uruguay, en el que reveló que este año cerraron casi el doble de las empresas que abrieron en el rubro de alojamiento y gastronomía de Maldonado. Según el estudio cesaron –es decir, transcurrieron los últimos dos años sin actividad– 195 empresas, mientras que abrieron 94.

De cara a la temporada –y sabiendo que este departamento es fundamental para la captación de turistas en los próximos meses–, Café & Negocios consultó a los operadores turísticos acerca de cómo pueden impactar estas cifras en los servicios y el desarrollo de la temporada.

A priori, según el director general de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Martín Laventure, no se ve la disminución en la oferta de gastronomía y alojamientos en las principales localidades turísticas del departamento. 

Tanto es así que en entrevista con Café & Negocios, Laventure sostuvo: “En lo que hace a los destinos turísticos no solo no se ven cierres, sino que se ven aperturas de distintos establecimientos”. Por lo tanto, el indicador propuesto por el Instituto Nacional de Estadísticas no debería representar un problema para la temporada.

Pero sumándose a las empresas que se entienden como cerradas y con el foco en este sector, están aquellas que no estuvieron activas en el período analizado, pero sí en el trimestre anterior –son 194 que iniciaron cese, según el INE– y las que están en cese (son 554). 

Inactivos, pero no cerrados

Piriápolis es una ciudad en la que los actores del rubro hotelería deciden culminar sus operaciones, mayoritariamente, en el último día de la semana de turismo para iniciarlas nuevamente en noviembre. 

Según el indicador del Instituto Nacional de Estadísticas, estas empresas están iniciando su cese o están en cese. Pero la realidad es que no pone en peligro el buen desarrollo de la actividad durante el verano porque según dijo el presidente del Centro de Hoteles y Restaurantes de Piriápolis, Nelson Vicente: “Los establecimientos están inactivos en este período porque es menos oneroso cerrar”. Explicó que únicamente los hoteles con piscina climatizada pueden trabajar con buen caudal de público durante todo el año.

Consultado sobre la posibilidad de que los hoteles que están inactivos retomen su actividad en los próximos meses, Vicente señaló que va a ser el caso de la mayoría para que el destino tenga una buena oferta turística para varios tipos de visitantes.

Por su parte, la presidenta del Centro de Hoteles de Punta del Este, Analía Suárez, dijo que en esta ciudad hay establecimientos –específicamente, los de tres estrellas para abajo–, que están sufriendo: “La clase media no está pudiendo venir –sobre todo de argentinos–, y los precios de las tarifas hoteleras están muy castigados: el dólar está estable y los precios en pesos suben. Si a eso se le suma que son pequeñas empresas que no tienen la espalda que puede tener un hotel grande... tienen que cerrar”,  explicó Suárez,  en diálogo con Café & Negocios. 

Además, hay otro gran problema que afecta de forma directa a la actividad hotelera: la informalidad en el sector. Es que hay muchos establecimientos que no están registrados como empresas en el Ministerio de Turismo –por lo que no tienen que cumplir con las obligaciones que esto implica–, pero que se pueden alquilar en plataformas de internet. Muchos hoteles están sufriendo ese impacto y es una de las causas por las que tienen dificultades económicas.
“Debería ser un sistema auditado, pero está fuera del circuito. La informalidad en el sector es de las mayores complicaciones, y desde la comisión abogamos por un mayor control”, afirmó Suárez.

Entonces, como no está siendo interesante el negocio de la hotelería, en los últimos años muchos dueños decidieron transformar sus propiedades o directamente venderlas. En este sentido, Vicente sostuvo que muchas veces los propietarios de un establecimiento no están del todo conformes con su rentabilidad por lo que buscan otras opciones –como las mencionadas más arriba–, y si ninguna funciona reabren para trabajar durante la temporada.

¿Y las aperturas?

Si bien el número es mucho menor en comparación a la cantidad de cierres o ceses de empresas, también hubo aperturas de empresas de alojamiento y gastronomía durante este año en Maldonado. 

Por ejemplo, se abrieron nuevos hoteles en Punta del Este, que según la presidenta del centro de hoteles son construcciones estimuladas por el gobierno a través de instrumentos de promoción de inversiones.

Esto sumado a las tarifas (en su visión, bajas) que establecieron los hoteles ya presentes en el destino con el afán de captar más público, decanta en una buena oferta para los turistas. Incluso, sabiendo que en el último tiempo hubo una baja en la cantidad de establecimientos a disposición: “Se está cerrando por la poca demanda en algunos establecimientos, pero el consumidor no va a tener problema para conseguir alojamiento a buen precio. Hoy en día te sale más barato el alojamiento que el alimento”, afirmó Suárez.

Según Vicente, el rubro gastronómico trabajó muy bien durante la temporada pasada. Y así también ocurrió durante el resto del año porque son empresas que se nutren del  público de paso.

En la misma línea declaró el presidente de la Corporación Gastronómica de Punta del Este, Sebastián Freire. Dijo que su gremial tiene aproximadamente 100 socios, y todos los días se están sumando nuevos.

Sin embargo, explicó que el trabajo en el rubro no es fácil porque desde hace tiempo hay una baja en la rentabilidad –sumado a la pandemia, que fue un golpe muy fuerte para el sector gastronómico dado que muchas empresas tuvieron que cerrar.  

“Todo ha subido más del doble, y los precios de venta no han subido el doble. Han subido como mucho a nivel de la inflación”, afirmó Freire. “Trabajar requiere muchísimo más esfuerzo de lo que requería hace unos años”, añadió.

Entonces, las empresas que por esta realidad no tenían capacidad de crédito cuando llegó la pandemia, probablemente decidieron cerrar. 

Lo positivo es que sigue habiendo oferta. Tanto es así que desde la institución entienden que la propuesta gastronómica de Maldonado es muy buena en lo que refiere a la calidad. “Se viene generando un clúster gastronómico” con una propuesta enfocada al turista. “Apostamos a una oferta de calidad, contribuyendo con la economía local”, concluyó Freire.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...