Cargando...

Mundo > UNA INTERNACIONAL NEGRA

Ultraderechistas llaman a “detener el socialismo” y a la “derecha cobarde”

Con el aliento de Donald Trump, jefes conservadores radicalizados de todo el mundo sesionaron en México buscando articularse

Tiempo de lectura: -'

22 de noviembre de 2022 a las 11:37

"Es muy importante para los conservadores del hemisferio defender la idea de Dios, de la familia y de país", dijo el mensaje de Donald Trump proyectado al inicio de las deliberaciones. También llamó a “detener el socialismo”, en una acabada síntesis de las prioridades de la primera Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) en español que se celebró en la Ciudad de México el pasado fin de semana.

Del encuentro participaron figuras de la ultraderecha y el conservadurismo radicalizado mundial que buscan articularse a nivel global a medida que sus ideas conspirativas y de intolerancia se expanden en el mundo civilizado.

La reciente pandemia de Covid-19 les brindó un excelente campo para desafiar las medidas sanitarias aduciendo que se intentaba coartar la libertad individual.

Eduardo Bolsonaro, hijo del derrotado presidente de Brasil; Steve Bannon, exasesor de Trump; Santiago Abascal, líder del partido ultraconservador español VOX, y Lech Walesa, expresidente de Polonia, fueron algunas de las figuras descollantes del encuentro.

También brillaron el pinochetista chileno Antonio Kast, el economista “libertario” argentino Javier Milei y el empresario peruano Rafael López Aliaga, recién electo alcalde de Lima.

"Debemos detener la expansión del socialismo y, simplemente, no permitirle que continúe arrasando con la región o nuestra tierra. Y debemos reconstruir nuestras economías, para apoyar a nuestros trabajadores y nuestras familias", añadió Trump.

Desde 1974 la CPAC se realiza en Estados Unidos de manera anual, pero en los últimos años estos grupos han logrado extender su influencia en otros países del mundo como Japón, Australia, Corea del Sur, Italia, Brasil, Israel y ahora busca hacerlo en México.

“Los líderes y activistas de extrema derecha reunidos en México han dado conferencias durante dos días metidos en el mismo bucle: la libertad religiosa, el anticomunismo y antisocialismo, tomados por igual, las críticas y exabruptos contra el feminismo, la comunidad LGTB y los medios de comunicación globales”, sintetizó el diario madrileño El País.

Como era de prever, quien más palos recibió fue el presidente  mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien descalificó a la reunión tildando a sus participantes de machistas, antiguos y neoliberales, y auguró que no podrán hacer pie en su país.

En un mensaje grabado, el senador republicano por el estado norteamericano de Texas, Ted Cruz, le endilgó responsabilidad primaria en el ingreso de fentanilo desde México para los consumidores de Estados Unidos por estar desbordado por los carteles de la droga.

Advirtió que con AMLO y la llegada de Gustavo Petro al gobierno de Colombia y de Luiz Inácio Lula da Silva a la presidencia de Brasil, se reduce la lista de aliados de EEUU en América Latina.

“Hay un poder antiamericano, chavista, que llega a gran parte de Latinoamérica”, expresó Ted Cruz, que además acusa a AMLO de coquetear con Rusia y China. En febrero pasado ya había dicho que el mandatario mexicano “es un riesgo, una amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos”.

También le dedicó su diatriba Steve Bannon, el asesor estrella de de Trump en su campaña de 2017. Dijo que con AMLO “la soberanía de México está en riesgo” por el dominio del “populismo y nacionalismo”.

Pero dedicó su mayor esfuerzo a denostar al voto electrónico que ahora discute el Congreso mexicano y que según los republicanos es la vía para el fraude.

“La tendencia, al igual que en Brasil, es empezar a hacer el voto electrónico, que es la manera en que quieren empezar a robar votos”.

Por eso, según el líder ultraderechista español Santiago Abascal, lo fundamental es que todos los miembros de este campo político- ideológico estén juntos “frente a la agresión del socialismo y del comunismo, que están terminando con la democracia a ambos lados del Atlántico”.

Varios expositores hablaron de conquistar otros campos que no sea solo el político y económico, sino el cultural.

Uno de los que más se burló del cambio climático fue el argentino Milei, aclamado cuando aseguró que “seré el próximo presidente” de Argentina.  Según El País, “fue altisonante como acostumbra, con tendencia a la comicidad” pero el único que intentó encontrar coincidencias económicas contra “esa basura llamada socialismo”.

“Dicen que el capitalismo genera desigualdad y entienden que deben manosear el sistema aunque caiga la productividad, porque así se gana en igualdad. Como no soportan la desigualdad hacen política para evitarla”, comentó.

Rafael López Aliaga, alcalde recién electo de Lima, fue más expeditivo y denunció “la infección comunista” que recorre el continente. “Hay que sacar a cada maldito rojo de Latinoamérica, extirpar la mafia del Foro de Sao Paulo”, dijo el empresario y político en un mensaje grabado recibido con entusiasmo.

Los golpes no fueron solo contra la izquierda ya que la derecha clásica, democrática, fue repudiada y calificada reiteradamente de “derecha cobarde”. Tildados de “políticos sin valor”, se los acusó de robar votos conservadores para luego traicionar sus ideas.

La idea de cortar con esa derecha tradicional y constituir partidos propios figuró en las exposiciones de muchos de los participantes de la primera Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) en español para así  proclamar, sin pudores, su credo de extrema derecha.

 “Sean evangelizadores, guerreros felices de la libertad”, les había recomendado a todos el senador estadounidense Ted Cruz.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...